Internacional

Mujeres de Kenia buscan gubernaturas, senadurías y diputaciones este año

Importante cambiar los corazones y mentes del Consejo de Ancianos


* Nueve mujeres compiten para ganar gubernaturas, 25 para senadoras, 115 van por la Asamblea Nacional, y 261 por las asambleas locales

GLORIA ANALCO

SemMéxico, Cd. de México, 26 julio 2017.- La competencia con los hombres en Kenia para que las mujeres logren un cargo político “es inaudita”, y para facilitar ese gran paso que debe darse “es importante empezar por cambiar los corazones y las mentes del Consejo de Ancianos”.

Eso ayudará a romper las barreras que las mujeres de Kenia en sus comunidades han experimentado a través de los años, relegándolas a ser ciudadanas de segunda clase en su propio país, dijo Adan Wako, Jefa de Facilitación y Asistencia para la Iniciativa Comunitaria (CIFA Kenya), vinculada a ONU Mujeres, que trabaja para expandir el liderazgo de las mujeres.

Entre tanto, Abdia Gole, de 33 años, recién egresada de la licenciatura en Administración de Empresas, va tocando de puerta en puerta para instar a las mujeres y a las jóvenes a votar por ella para diputada en el parlamento, en las elecciones generales que tendrán lugar en Kenia el próximo 8 de agosto.

“Nuestro tiempo es ahora o nunca”, ha afirmado Gole frente a un panorama político que ha empezado abrirse a las mujeres. Las esperanzas de lograr cargos de elección popular son altas entre las mujeres candidatas. Un total de nueve mujeres compiten por igual número de gubernaturas, 115 como miembros de la Asamblea Nacional, 25 como senadoras y 261 como miembros de las asambleas locales.

Kenia ha experimentado un aumento de la representación de las mujeres en el Parlamento del 9.8 por ciento en 2007, al 19 por ciento en 2013, y a medida que se acercan las elecciones generales, el Departamento Estatal de Asuntos de Género, con el apoyo de ONU Mujeres, está promocionando la educación cívica y fortaleciendo la capacidad de las mujeres para participar en el proceso electoral.

La Asamblea Nacional (Parlamento) consta de 337 miembros mientras conforman el Senado 67; en ambos casos se reservan cuotas mínimas para las mujeres, que hasta ahora no han gozado de mucha representatividad.

Wako consideró, en una entrevista con ONU Mujeres, que ha llegado la hora de celebrar que las mujeres líderes están allanando el camino para conseguir una sociedad inclusiva, donde las generaciones futuras puedan abrazar el liderazgo de las mujeres.

Algunas mujeres ya están jugando un papel importante en la política de Kenia, mostrando incluso alguna influencia, como es el caso de la parlamentaria Mishi Mboko, quien promocionó una ‘huelga de sexo’ en Kenia si los hombres no participaban en las elecciones.
‘Sin tarjeta de votante, no hay sexo”, se convirtió en su slogan de campaña para alentar a los hombres que todavía no se habían inscrito para obtener su tarjeta de votante, ya que el tiempo de inscripción se agotaría el pasado 17 de febrero.

Mboko, quien actualmente es diputada por la ciudad costera de Mombasa, dijo en un mitin: “Mujeres, esta es la mejor estrategia que deben adoptar: negar a los hombres el sexo hasta que muestren sus tarjetas de votante”, plenamente consciente de que el sexo es un arma muy poderosa.

Otra mujer de Mombasa, Maimunu Mudao, se muestra optimista de ganar en las elecciones la representación en la Asamblea Nacional de ese condado, que admite 47 mujeres de los 337 miembros, cada una elegida por los votantes registrados en los condados.

Mudao ha disputado ese cargo en dos ocasiones anteriores, en las elecciones de 2004 y 2007, ya en ambas ha perdido, pero ahora confía en que las cosas sean diferentes.

“Desde entonces, ha habido mucho cambio en los procesos electorales, en la promulgación de la nueva Constitución y en la actitud de los votantes. Ahora hay más conciencia sobre las cuestiones de género”, dice.

Abdia Gole, quien se graduó en Administración de Empresas en una de las principales universidades de Kenia, dijo que cuando anunció por primera vez su decisión de postularse para un cargo político, la gente de su comunidad la ridiculizaba.

El Consejo de Ancianos, formado por los líderes tradicionales de las comunidades y quienes han tenido la última palabra sobre los asuntos políticos, desaprobó sus intenciones de postularse.

Pero los cambios han comenzado a producirse y la postura de ese Consejo no tuvo mucho peso para evitar que Gole se convirtiera en candidata al Parlamento.

“En mi comunidad se espera que las mujeres se queden en casa y cuiden a sus familias. La competencia con los hombres para el cargo político se convierte entonces en una fuerte batalla”, señaló.

La Constitución de Kenya, de 2010, garantiza la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres en las esferas política, social y económica por medio de la acción afirmativa.

Sin embargo, una auditoría de género apoyada por ONU Mujeres, el año pasado, encontró que en la práctica las mujeres todavía enfrentaban obstáculos institucionales persistentes a su participación política, y no muchas mujeres eran nominadas o elegidas dentro de los partidos políticos.

Sobre la base de las conclusiones de la auditoría, se aprobó el proyecto de ley de partidos políticos, en el que se estipula que no más de dos tercios de los candidatos elegidos o designados en una lista de partidos serían del mismo sexo.

Ahora, bajo ese proyecto y en colaboración con varios socios locales, ONU Mujeres está trabajando con ancianos de las comunidades para romper las barreras culturales a la participación política de las mujeres.



Comment Box is loading comments...