Por qué debemos hablar de la violencia contra las mujeres

Opinión


* * No se puede hablar de democracia cuando la mitad de la población no está participando en la toma de decisiones de la sociedad

LA OPINIÓN

Rita Imelda Fernández
SeMMéxico, 24 julio 2017.- Este fin de semana tuve la oportunidad de participar como ponente en un Encuentro de Mujeres líderes en Acapulco, Guerrero, y hubo muchas cosas que rescato de ese gran encuentro. Lo primero es que aunque la violencia contra las mujeres es una constante en incremento, su habitualidad nos ha dejado con una sensación de miedo, coraje y tristeza que cada una de nosotras se bebe diariamente en el silencio de la soledad que da el desmembramiento de las mujeres como colectiva organizada confinada a espacios privados: el hogar, los cuidados, la lejanía de la toma de decisiones, de los espacios de poder, de la política.

Por otro lado, esta desesperanza en la que el pueblo mexicano se ha sumido dando por sentado que no es posible un país sin corrupción, sin impunidad, sin que la ley del más poderoso gane sobre la elemental justicia, solo suma a esta depresión nacional donde las mujeres en el silencio viven realidades sórdidas, desde embarazos adolescentes, violencia obstétrica, violencia de pareja, en la familia, acosos en las calles, en el trabajo, en la política, hasta feminicidios, por negarse a ser objetos de alguien más, por luchar por otras, por luchar por los derechos humanos.

En México, 58.4% de las mujeres mayores de 15 años han sufrido algún incidente de violencia: más de la mitad de las mujeres, eso sin tomar en cuenta que la edad promedio en que las mujeres viven su primer acoso es a los 9 años, no hasta los 15.

Más de 500 mil mujeres (1.3%) han sido forzadas a tener relaciones sexuales, y de estas, alrededor de 75 mil sufrieron una violación en el último año; sin embargo, por ese delito cada año se inician sólo 15 mil averiguaciones y únicamente se concluyen 5 mil juicios en los tribunales superiores de justicia (INDESOL, 2014 con datos de ENDIREH, 2011); al día hay 7 feminicidios.

El problema de violencia contra las mujeres es un problema de salud pública, porque cada mujer que vive violencia tiene implicaciones físicas y mentales donde el estado debe responder, pero también es un problema de seguridad y justicia porque no es posible que existan estos niveles de impunidad. La violencia es también un problema económico que repercute directamente sobre la capacidad productiva de la nación.

También es un problema político, porque no se puede hablar de democracia cuando la mitad de la población no está participando en la toma de decisiones de la sociedad.

La violencia contra las mujeres es una de las más graves formas de discriminación porque “inhibe gravemente la capacidad de la mujer de gozar de derechos y libertades en pie de igualdad con el hombre” y el Estado es responsable de la violencia cometida “si no se adoptan medidas con la diligencia debida para impedir la violación de los derechos o para investigar y castigar los actos de violencia y proporcionar indemnización” (Recomendación General No. 19, CEDAW 1992).

Por eso es necesario seguir hablando de violencia, explicarla, nombrarla y señalarla hasta que la indignación sea tal que no quede otra opción más que tomar nuevos caminos que nos lleven a prevenir y eliminar la violencia. Debemos escucharnos, y tomar medidas urgentes. Esa fue la segunda cosa reveladora a partir de este encuentro, que ocupar los espacios para hablar entre mujeres sobre problemáticas comunes al género es un acto de resistencia feminista, porque mantiene viva la posibilidad de otras formas de organización a partir de necesidades específicas de las mujeres y desde la propia forma de entender y resolver problemáticas; es una forma de dejar de sentirnos solas caminando por parajes inhóspitos, yermos; de seguir tragando rabia y dolor por injusticias de las que se nos ha prohibido hablar porque la violencia es normal, porque así son las relaciones de pareja, de trabajo, porque así es la sociedad, porque nadie dice nada.

@RitaIFdz



Comment Box is loading comments...