Internacional

Violencia contra mujeres, forma sistemática de desigualdad: ONU

Turquía y países Balcánicos sin voluntad contra la marginación por género


* Los avances legislativos no se aplican en esas naciones

GLORIA ANALCO

SemMéxico, Cd. de México, 12 julio 2017.- Decenas de esfuerzos de promoción, liderados por el movimiento de mujeres y las organizaciones de base en los Balcanes Occidentales y Turquía, han llevado a reconocer que la violencia contra las mujeres y las niñas es una manifestación sistemática de discriminación y desigualdad.

La evaluación preliminar de la ONU sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en Turquía y los seis países de los Balcanes Occidentales reveló que la falta de voluntad política de sus gobiernos sigue siendo un obstáculo importante para la plena aplicación de la legislación en la que se ha avanzado.

Mientras que esos países se encontraban en diferentes fases de la adhesión a la Unión Europea, se presentó una oportunidad para avanzar en la implementación de las normas y estándares de las leyes y políticas de la Unión Europea, conocido como “acervo comunitario”.

Esa designación fue entendida sin perjuicio sobre el estatuto a favor de las mujeres y está en consonancia con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Dictamen del CIJ sobre la Declaración de Independencia de Kosovo.

El programa de tres años, derivado de ello, Implementing Norms, Chanting Minds, tenía por objeto poner fin a la discriminación por motivos de género y la violencia contra las mujeres en los seis países de los Balcanes Occidentales (Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, y la ex República Yugoslava con Serbia y Croacia).

A pesar de la adopción de la legislación para promover la igualdad de género en todos estos países, se siguen presentando serios obstáculos que imponen los gobiernos para la plena aplicación de esas legislaciones.

La adopción del Convenio del Consejo de Europa de 2011 para prevenir y combatir la violencia contra la mujer (también conocida como Convención de Estambul, y las conclusiones convenidas del 53 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer 2013, no fueron suficientes para avanzar en los esfuerzos para lograr la igualdad de género.

Asimismo, la revisión regional de Beijing + 20 para Turquía y los seis países de los Balcanes Occidentales destacó áreas que requerían una atención concertada para atacar la discriminación multidimensional, entre ellas las fuertes estructuras patriarcales y las relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres.

También la prevalencia de las diferentes formas de violencia contra las mujeres y las niñas, y en una evaluación preliminar de la ONU, el empoderamiento de las mujeres en esos países todavía tienen una oportunidad porque están obligadas a adoptar normas y estándares de las leyes políticas de la Unión Europea en ese aspecto.

El programa de tres años, "Implementing Norms, Changing Minds", tiene por objeto poner fin a la discriminación por motivos de género y la violencia contra las mujeres en los seis países de los Balcanes Occidentales y Turquía, con especial atención a los grupos de mujeres más desfavorecidas.

El programa fortalecerá la capacidad de las organizaciones de mujeres para exigir cuentas a los gobiernos, promover la aplicación efectiva y vigilar la prevención y la respuesta a la violencia contra la mujer.






Comment Box is loading comments...