La Visita de Ochoa Reza

La Visita de Ochoa Reza


* La Visita de Ochoa Reza

NATALIA VIDALES

Natalia Vidales

SemMéxico. 21 de octubre de 2016.- Varios hechos demuestran que el presidente Peña Nieto no se equivocó en nombrar al abogado y economista Enrique Ochoa Reza como el nuevo líder nacional del PRI en sustitución de Manlio Fabio Beltrones, luego de que nuestro exgobernador renunciara a la presidencia del tricolor en razón del descalabro de su partido en las pasadas elecciones en varios estados del país.

Ochoa Reza –en jornada de trabajo por Hermosillo el día de ayer— fue inicialmente criticado por haber sido en realidad “electo” por el presidente y “ratificado” por los priistas y por carecer de carrera al interior de partido, señalándose como único mérito el ser amigo de Peña Nieto, quien lo había nombrado director de la CFE y de donde lo sacó para que se encargara del PRI. Sin embargo Ochoa Reza desempolvó una credencial con su nombre y fotografía que lo acreditaba como miembro del tricolor desde 1991 (cuando tenía apenas 19 años de edad); y se recordó que había sido asesor en la campaña de Víctor Manuel Tinoco por la gubernatura de Michoacán (que perdió, por cierto) y otros –aunque contados—cargos partidistas. Como sea, dejaba en el camino a experimentados priistas a quienes rebasó por la derecha con el aval presidencial y que en el caso del tricolor es el jefe nato del partido.

Pero Ochoa Reza ha resultado un muy buen elemento de guerra política.

Hasta hace poco se daba por descontado que el PRI pudiera repetir en Los Pinos, sobre todo por la reprobación pública en contra del presidente, pero apenas en unos meses el trabajo de Ochoa Reza ha demostrado al menos que quién sabe: en los debates mediáticos que ha tenido con los líderes del PAN y del PRD se ha discutido como un buen polemista que hábilmente se zafa de las acusaciones de corrupción en contra de los gobiernos de su partido.

Ricardo Anaya ha encontrado en él a un astuto contrincante (a diferencia de lo que ocurrió con Beltrones, a quien le dio clases de dialéctica). Además Ochoa Reza tomó la bandera de la lucha contra la corrupción –intentando arrebatársela a López Obrador y al PAN, sus tradicionales empuñadores— señalando que el PRI expulsó al deshonesto exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, hoy prófugo de la Justicia y que todo indica que sucederá lo mismo con los de Quintana Roo y Chihuahua lavándose la cara como serio en su combate a la corrupción para rescatar el voto que por ese motivo lo abandonó en el pasado y granjeárselo de vuelta el año que entra y, sobre todo, el 2018: ¿Misión Imposible?.

Aquí en Sonora fue muy bien recibido por las huestes tricolores, y el diputado Epifanio Salido le agradeció el subsidio a la luz en varios municipios del Estado, cuando fue titular de la CFE; y le reconoció su valor para la autocrítica en relación con la corrupción dentro del tricolor y por su apoyo en la causa en contra del exgobernador Padrés Elías. Nadie le recordó, por supuesto, la ilegal auto-indemnización por 1.4 millones de pesos que se mandó al dejar la CFE por tan solo un par de años en el cargo; y tampoco nadie se refirió al ausente Beltrones, hoy colocado en el outsider de la partidocracia: el Martes pasado Manlio presidió un foro con el Grupo Galileo, del PRD, en la Ciudad de México (donde también estuvo Roberto Gil, del PAN) y donde señaló la necesidad de los gobiernos de coalición y la segunda vuelta electoral –los cuales son alérgicos para el PRI–, temas a los que se refirió aquí en Hermosillo la semana pasada y que irá presentando en todo el país.

Comment Box is loading comments...