Mujeres

AVG para Guerrero tiene errores, aplicarán la estatal

Conavim debe subsanar los “errores”, por lo pronto seguirán la AVG emitida por el gobernador


* Son pretextos, dice Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres

Redacción

SemMéxico, Chilpancingo, Gro, 12 julio 2017.- La presidenta de la asociación Guerrerenses contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar, solicitó al titular de la Secretaría General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, intervenga en la solución de conflicto laboral del Centro Ciudad de las Mujeres, de Tlapa de Comonfort.

Durante décimo segunda sesión del Sistema Estatal para Prevenir, Atender Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que preside Salazar Adame, la defensora de los derechos humanos de las mujeres entregó un escrito en el que hace referencia a la problemática denunciada por las trabajadoras del Centro Ciudad de las Mujeres desde hace varias semanas.

Marina Reyna Aguilar solicitó su intervención para que de inmediato se atienda la situación que enfrenta el personal de Ciudad de las Mujeres y se garanticen los servicios que se brindan víctimas de violencia machista y que fue inaugurado por el gobierno federal en julio de 2015.

También solicitó que el presupuesto 2018 contemple recursos para la operación de este centro y demandó que no se vulneren los derechos de las trabajadoras a quienes se les informó que serían despedidas y se les reduciría el sueldo por parte de personal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), dependencia federal responsable de dichos centros.

La petición de la presidenta de la asociación Guerrerenses contra la Violencia hacia las Mujeres plante además revisiones por parte de la Contraloría, una a dos veces por mes; contratación de más personal; abastecimiento de material para todos los módulos y áreas; designación de vehículos para actividades en campo; capacitación del personal; designación del personal directivo bajo estricto perfil de desempeño con historial en experiencia en la materia, con perspectiva de género e interculturalidad.

En el escrito, de cuatro cuartillas, hace un recuento del Centro Ciudad de las Mujeres, inaugurado el 22 de julio de 2015 por el presidente Enrique Peña Nieto, para brindar en un solo espacio atención integral a mujeres víctimas de violencia, con servicios en salud, educación, autonomía económica, atención integral a la violencia, tención infantil, liderazgo comunitario y gestión integral de riesgos, como respuesta a las recomendaciones hechas por organismos internacionales al Estado mexicano.

En un principio, este centro fue creado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), entonces dirigida por Rosario Robles, quien al ser nombrada titular de la SEDATU decidió que esta política pública parara a esa dependencia.

Este centro también contó con una coordinación integrada por personal de los tres niveles de gobierno. La SEDESOL fue la responsable de la construcción y equipamiento básico; el Inmujeres sería la responsable de coordinar, administrar y vigilar el desarrollo del proyecto, con la facultad de suscribir los instrumentos necesarios para el otorgamiento de los servicios mencionados. En tanto, el gobierno estatal donó el predio para la construcción de la Ciudad de las Mujeres.

Sin embargo, en menos de dos años enfrenta problemas que ponen en riesgo el proyecto, principalmente por la falta de pago a las trabajadoras, quienes hace dos semanas decidieron cerrar el centro, debido a un adeudo de cuatro meses de sueldo y la mitad de ellas han sido advertidas de que perderán el empleo y a las que se queden les reducirán el sueldo.

Dijo que las trabajadoras han denunciado que laboran horas extras sin ser remuneradas, además de carecer de prestaciones sociales como servicios médicos, seguro de vida y otras establecidas en el articulo 3º de la Ley Federal del Trabajo.

En el documento considera importante y urgente atender la problemática laboral y presupuestal y que en el marco de sus atribuciones coadyuven en la solución, pues de lo contrario se pone en riesgo garantizar el derecho de acceso a la justicia de más mil 500 mujeres indígenas que son atendidas cada mes en la Ciudad de las Mujeres.



Comment Box is loading comments...