Mujeres

Violencia contra mujeres y feminicidio en alza criminal

Presenta Patricia Olamendi su libro Feminicidio en México


* Ocultar información una política de las Fiscalías que nos vulnera

Zaira Hernández , corresponsal

SemMéxico, Oaxaca, 11 julio 2017.- Al advertir que la violencia contra las mujeres y los feminicidios van en un alza criminal, la doctora en Derecho y consultora internacional, Patricia Olamendi Torres, cuestionó que las Fiscalías de todo el país, hayan convertido en una política el ocultar la información sobre los datos y el proceso de investigación.

En el contexto de la presentación del libro ‘Feminicidio en México’, afirmó que está actitud de las instituciones de procuración de justicia provoca un tema más grave, porque se desconoce qué hacer en materia de prevención: se deja en la indefensión a las víctimas.

“Al ocultar información, la autoridad nos pone en la vulnerabilidad. En otros países publican dónde viven los homicidas, se difunden la información. Pero en México las 27 mil muertes violentas que se reconocen no son los reales, las estadísticas del Servicio Médico Forense (Semefo) y la Secretaría de Salud no coinciden”, comentó.

Situación que muestra la intención de ocultar las muertes violentas, los feminicidios que no se están erradicando en el país ni en los estados, expresó en presencia de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña, Miriam Liborio Hernández, instancia que invitó a la escritora.

Presente Norma Reyes Terán, Coordinadora de los Derechos Humanos del Ejecutivo y la regidora de Equidad en el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, Bárbara García Chávez, Olamendi Torres puso en el debate el desinterés de los diputados, funcionarios y de la clase política por este tema que se sostiene por el odio y desprecio contra las mujeres.

No es posible que el feminicidio no entre en delito de alto impacto; la violencia intrafamiliar es delito de alto impacto, dijo, al reflexionar del grado de impunidad en cada uno de los casos, cuando se conoce que el victimario es la misma persona allegada a la víctima.

Sin embargo, uno de los errores del sistema es que las instancias no tienen el control sobre los ministerios públicos y sus auxiliares, quienes integran las investigaciones a criterios propios y la falta de un protocolo en común, deja muchos hoyos en el proceso.

Cada caso, para que la ciudadanía confíe, tiene que ser atendido por personal calificado: se trata de un acto criminológico y social, dijo en tanto recomendó a la ciudadanía exigir que se aplique la ley, no como un acto de buena voluntad, sino como un compromiso con las mujeres, con las niñas.

A la diputación, también les dijo que no deben legislar lo que se les dé su gana, no pueden ni quitar ni poner porque estarían fuera de la ley. “Se tiene que exigir que cumplan, no hay de otra, o vamos a seguir en el desfile macabro de feminicidios”, expresó.

La doctora electa en el 2013 por el Consejo de Derechos Humanos de los ONU como experta para los temas de discriminación en la ley y en práctica para las mujeres, dejó en el análisis que el índice de sentencia debe andar en el 70 por ciento.

Casi el 40 por ciento de las mujeres asesinadas ya había denunciado haber sufrido violencia, mientras tanto, en México suceden 7 feminicidio diarios que muestra que las mujeres no tienen garantizada una vida libre de violencia, y las estrategias para la erradicación, prevención y atención de la violencia deben ser efectivas.

Femicidio en México

Para el maestro y comentarista del libro “Feminismo en México”, Armando Serrano López, la autora “se arriesga” y propone una genealogía de feminicidio, presentando 12 tipos distintos, su definición para poderlos ubicar de manera precisa.


Editado por el Instituto Nacional de las Mujeres, el libro ofrece las alternativas a la perversidad ocasionada por la impunidad que inicia en detallar manera teórica el por qué la violencia contra las mujeres.

Así como las condiciones y características por las que pasan aquellas que han sufrido un episodio de agresión.

Asimismo, cuenta la importancia de las sentencias, de las fallas del Estado Mexicano en cuanto a la investigación y la necesidad de seguir estándares para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer y la voluntad de las autoridades para cumplir con su responsabilidad.
La Coordinadora para la Atención de los DH del Poder Ejecutivo, recordó que la utilidad de los planteamientos de la doctora Olamendi “nos ha guiado para formular, promover y presentar propuestas de reformas legislativas desde hace varios años”.
Con sus estudios hemos aprendido y defendido radicalmente la idea de que la violencia contra las mujeres es un crimen, un delito histórico en todo el planeta.

Feminicidio en México, agregó Reyes Terán, analiza desde la historia, la filosofía y la política, una de las más grandes fallas de la democracia: el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y su falta de acceso a la justicia.

Describe como la mujer ha estado expuesta desde siempre al maltrato del varón, desde que nace mujer y por esa condición de mujer ha padecido el abuso sexual, el maltrato físico, la violencia psicológica, en suma, el control de su persona y, finalmente el feminicidio.

En ese sentido, Patricia Olamendi recupera los orígenes del fenómeno que hoy denominamos feminicidio, así como sus tipos y modalidades. No es un libro de cuentas alegres, sino, al contrario, se trata de un documento que nos recuerda y nos reitera nuestra obligación ciudadana de comprender que la violencia y la discriminación contra las mujeres, constituyen una violación a los derechos humanos.

La funcionaria estatal dijo que si los operadores de la justicia siguen viendo con desconfianza las acusaciones o denuncias de las mujeres maltratadas; si siguen disculpando los actos violentos perpetrados contra las mismas; si son incapaces de asumir la realidad histórica de que el derecho ha sido instrumento principal de consolidación de la sociedad patriarcal y la discriminación de la mujer, difícilmente podrán juzgar con imparcialidad y mucho menos cumplir el objetivo de contribuir a erradicar los delitos de género, incluyendo los feminicidios.
Para el maestro y comentarista del libro “Feminismo en México”, Armando Serrano López, la autora “se arriesga” y propone una genealogía de feminicidio, presentando 12 tipos distintos, su definición para poderlos ubicar de manera precisa.


Editado por el Instituto Nacional de las Mujeres, el libro ofrece las alternativas a la perversidad ocasionada por la impunidad que inicia en detallar manera teórica el por qué la violencia contra las mujeres.

Así como las condiciones y características por las que pasan aquellas que han sufrido un episodio de agresión.

Asimismo, cuenta la importancia de las sentencias, de las fallas del Estado Mexicano en cuanto a la investigación y la necesidad de seguir estándares para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer y la voluntad de las autoridades para cumplir con su responsabilidad.

SEM/zh/sj










Comment Box is loading comments...