Internacional

La comunicación puede ser aliada del cambio

Palabras e imágenes que transmiten los medios perpetúan la desigualdad


* Realizan Taller Internacional sobre Periodismo con Perspectiva de Género

Redacción


SemMéxico/SEMlac, Santo Domingo, 10 julio 2017.- Las palabras y las imágenes que transmiten los medios de comunicación tienen el poder de perpetuar las desigualdades entre mujeres y hombres, pero con los conocimientos precisos también pueden convertirse en un importante instrumento de cambio, opinaron participantes en el "Taller Internacional sobre Periodismo con Perspectiva de Género", celebrado los días 6 y 7 de julio en República Dominicana.
Existe una urgente necesidad de "crear estrategias y políticas de comunicación, que sensibilicen a periodistas y comunicadores y los doten de las herramientas para generar un cambio en la forma en que se presentan al público las informaciones", explicó la magistrada Katia Miguelina Jiménez Martínez, jueza del Tribunal Constitucional de República Dominicana y coordinadora del Taller.
Para la escritora y catedrática española Juana Gallego, los medios de comunicación son los llamados a construir una nueva mirada hacia la mujer, para que se le deje de ver como objeto y se respete su rol de sujeto.
Gallego, catedrática de la Universidad Autónoma de Barcelona y conferencista invitada al evento, llamó a leer con más atención las noticias en busca de aquellos hábitos que "perpetúan la discriminación".
En los titulares de prensa, a menudo a los hombres se les atribuyen acciones y a las mujeres se les describe. Eso también es sexismo, aseveró la experta española, quien tuvo a su cargo la conferencia inaugural.
Igualmente, llamó a desterrar el hábito de reconocer a las mujeres llamándolas reinas en las noticias.
"Además de un estereotipo muy manido, debemos reflexionar sobre qué significa ser reina: significa que todo te vino dado por herencia, no luchaste por conseguir ese reinado", aseveró Gallego.
El taller se propuso construir alianzas y referentes para superar los discursos hegemónicos y estuvo dirigido a periodistas, líderes de opinión, trabajadores de prensa, estudiantes de comunicación social y comunicadores institucionales que se ven en la necesidad de encontrar herramientas que les permitan desempeñar su rol desde la responsabilidad, sin ejercer violencia mediática.
El evento, además, se inscribió entre las actividades conmemorativas del Quinto Aniversario del Tribunal Constitucional de la República Dominicana, tomando en cuenta el rol protagónico de los medios de comunicación masiva en la sociedad.
El programa general incluyó cinco intervenciones de las periodistas Millizen Uribe, dominicana; Dixie Edith Trinquete, cubana; y Silvina Molina, argentina.
En un país donde los feminicidios se han convertido en una situación que demanda medidas urgentes también desde la comunicación, la magistrada Esther Agelán Casasnovas, jueza de la Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana, disertó sobre el tema en una interesante conferencia que pasó por aspectos legales y vinculados a la comunicación.
En los primeros seis meses del año se han producido 43 feminicidios en República Dominicana y el promedio anual es de 102 mujeres.
¿Cómo lograr desde los titulares de las noticias que no se re-victimice a las mujeres asesinadas o se justifique a los homicidas?, ¿hay que hablar de los motivos de esa violencia de género?, ¿cómo hacerlo? Sobre esas y otras preguntas se promovieron intensos debates en varios momentos del taller.
El presidente del Tribunal Constitucional, magistrado Milton Ray Guevara, declaró que es tiempo de rechazar de manera contundente la ola de violencia de género que arropa a la sociedad dominicana y proclamó la necesidad de que no se produzca una muerte más de mujeres derivada de ese flagelo.
"Es tiempo de que resuene en cada rincón del país, en valles y montañas, y que se inscriba en el corazón de todos los hombres dominicanos la consigna: ¡Ni una más!"; aseveró Ray Guevara al pronunciar el discurso de apertura del taller.
Igualmente, el lenguaje inclusivo o no sexista también fue tema de fuerte polémica.
"Cada vez que no nombramos o ignoramos a las mujeres, estamos violando sus derechos humanos; negando la representación de su existencia en el lenguaje; promoviendo y manteniendo los estereotipos de género y, de este modo, legitimando las desigualdades", explicó la periodista Dixie Edith Trinquete en su intervención.
Pero vale tener en cuenta que el sexismo en el lenguaje rebasa el asunto de poner a y o, para reflejar la expresión de un pensamiento conformado a lo largo de siglos de una cultura patriarcal que ignoraba lo femenino y tenía lo masculino como la medida de todas las cosas, agregó.
Para Sugey de Jesús, integrante del Círculo de Periodistas de la Salud y productora de programas de radio, algo muy importante fue la participación de hombres en el taller, "para que ellos también sean voceros de una comunicación inclusiva", explicó a SEMlac.
"Las informaciones que se compartieron, los ejercicios que se realizaron, las expositoras que estuvieron presentes dieron las pautas para realizar un mejor trabajo, pero una sugerencia es abundar más en la comunicación con enfoque género para públicos con capacidades diversas", agregó De Jesús en conversación con este servicio.
Un resultado concreto del taller verá la luz en noviembre próximo, cuando sea puesta en circulación la "Guía de Periodismo con Perspectiva de Género", que constituirá el verdadero cierre del Taller y será elaborado por la periodista argentina Silvina Molina.
Un consenso de las sesiones de trabajo fue que comunicar con enfoque de género, o desde una perspectiva de género, implica mucho más que erradicar el sexismo en el lenguaje e incluir a las mujeres, elementos a los que primero se alude cuando se habla del tema.
"No se trata de escribir, informar y hablar sobre mujeres. El enfoque de género permite visualizar y reconocer la existencia de relaciones de jerarquía y desigualdad; significa dejar de creer que los roles sociales y culturales asignados a hombres y mujeres son naturales" aseveró Trinquete.
"Pero también, partir de que el género está en el cerebro, es construido, y esos patrones y estereotipos pueden cambiar", afirmó Molina.
Lo más importante es conseguir conocimientos y sensibilidad por parte de los medios para evitar que se lesione la dignidad y los derechos de las mujeres, por la utilización de un lenguaje sexista, discriminatorio y reproductor de un esquema de exclusión o de la utilización de la mujer como objeto sexual, aseveró la magistrada Jiménez.



Comment Box is loading comments...