2018, año crucial

Tras las elecciones será buen momento para impulsar una agenda feminista


* El feminismo ha impulsado el acceso de las mujeres a espacios de poder

LA OPINIÓN

SemMéxico, 3 julio 2017.- La construcción de la agenda feminista y la articulación del movimiento feminista entre sí y con otros grupos son tan importantes como la construcción de instituciones comprometidas con la igualdad. Dichos procesos se construyen simultáneamente y se acompañan.
El estado ha incorporado la perspectiva de género porque existió un feminismo que impulsó la construcción teórica sobre la desigualdad y patriarcado pero que al mismo tiempo evidenció, denunció las condiciones de violencia y desigualdad que se inscribían en los cuerpos de las mujeres por el solo hecho de ser mujeres, construyó lemas como lo personal es político que siguen vigentes en nuestros días.
Transformar el Estado no es tarea fácil cuenta con instituciones que tienen una organización con una serie de características con las que define, delimita, crea, prioriza algunas problemáticas sobre otras y define el conjunto de acciones (política pública) destinadas a resolver los problemas planteados en esa agenda estatal. Sin embargo, las instituciones tienen diversos desaceleradores de la transformación, como lo es la burocracia, la corrupción, la alta volatilidad de personal o carrera en el servicio público, entre otras, más las derivadas de la subjetividad de las personas que operan en las instituciones ha ayudado a que los cambios para llegar a la igualad se vean retrasados por décadas
Recordemos también que estas instituciones nacieron y se construyeron bajo un sistema patriarcal y por tanto muchos de los valores vigentes y reglas son patriarcales. Pero el feminismo ha impulsado el acceso de las mujeres a espacios de poder y de representación popular las cuales, en muchos casos, han ayudado a la obtención de derechos así como la creación de políticas públicas para disminuir la desigualdad entre hombres y mujeres.
Pero en breve acompañaremos una de las coyunturas más importantes para el país y para las mujeres. Por un lado el movimiento feminista que aunque últimamente se ha visto desarticulado cuenta con una gran población que se asume feminista y busca la igualdad a través de este pensamiento filosófico y actuar político. Por el otro lado, en 2018 habrá por la Ley de Paridad en las más de tres mil candidaturas a puestos legislativos.
En el 2018 podremos saber que tan preparadas estamos las feministas y la sociedad para llevar a más mujeres a cargos de representación popular y cómo esto podría transformar las políticas públicas para que se atiendan las necesidades de las mujeres. El próximo año podríamos tener de manera histórica a más mujeres que podrían transformar las reglas de las instituciones en México y será un buen momento para impulsar una agenda feminista que pasé a la agenda estatal y de respuestas desde el estado considerando los problemas, obstáculos, visiones, perspectivas y señalamientos que desde el feminismo se hacen.
Hay muchos retos y problemas por resolver antes como la articulación feminista, la creación de una agenda, mecanismos de atención y sanción a la violencia política que enfrentan las mujeres que participan en procesos electorales, mecanismos de transparencia y rendición de cuentas, elección de candidatas o candidatos comprometidos.
Pero ahora es el momento de crear, impulsar, unir, trabajar para estar preparadas para obligar al estado a prestar oídos sobre las demanda de igualdad de género y social que el país necesita. Las instituciones comprometidas no surgen espontáneamente, se construyen con el esfuerzo intelectual y disruptivo de hombres y mujeres que se rehusan a vivir y ver vivir a sus descendientes en medio de la desigualdad de clases, de género, de raza.


Comment Box is loading comments...