Internacional

Mueren 14 recién nacidos en hospital en Dominicana

Son niños y niñas que no debieron morir: Colegio Médico Dominicano


* Denuncian malas condiciones y falta de equipo en la maternidad

Mercedes Alonso Romero

SemMéxico/SEMlac, Santo Domingo, 3 julio 2017.- Catorce recién nacidos fallecieron desde el pasado viernes 23 de junio hasta el domingo 25 en la maternidad Nuestra Señora La Altagracia, de esta capital, razón por la cual el Colegio Médico Dominicano (CMD), denunció el hecho y señaló la situación de hacinamiento existente en dicho centro asistencial, donde pueden hallarse hasta cinco bebés en un mismo cunero y seis parturientas en una cama.

El CMD reveló, además, que el hospital carece de lámparas de calor y las incubadoras son insuficientes para los bebés que van a la Unidad de Cuidados Intensivos neonatal, lo que ha provocado que "no encuentren espacio y mueran por enfriamiento fuera del área", señalaron en documento al que tuvo acceso SemMéxico/SEMlac.

"Son niños que no debieron morir, que pudieron salvarse en su gran mayoría, de haber existido las condiciones mínimas para su atención; pero por la falta de recursos de este hospital siguen falleciendo cada día", precisó el doctor Waldo Ariel Suero, presidente del CMD, al ser entrevistado por medios de prensa durante la entrega de la denuncia.

El texto aborda la insuficiencia de los servicios en la maternidad, pues hasta seis madres durante el trabajo de parto permanecen en una sola cama; los baños están en malas condiciones y, en general, el personal médico y paramédico labora con muchas precariedades: "Mala alimentación y sin condiciones para la docencia", apunta otro de los párrafos.

Entre los señalamientos aflora que de 10 quirófanos que posee el hospital, apenas tres funcionan, pues faltan equipos fundamentales. Indicaron que cuentan con un solo aspirador, no existen oxímetros y las máquinas de anestesia tienen escape de oxígeno; a la vez que las camillas no dan posiciones adecuadas para asistir las pacientes y en el área de perinatología se ha disparado la mortalidad perinatal.

Plazos y plazos

Hace tres años SEMlac visitó esta maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, ubicada en el corazón de la capital dominicana, cuando remodelaban algunas áreas, a fin de conocer las causas del alto índice de mortalidad materna.
En esa oportunidad, conversó con su entonces director, el doctor Víctor Calderón, quien habló consternado de las altas cifras de muertes de embarazadas, aun cuando el 99 por ciento de ellas recibe atención prenatal por parte de un profesional de la salud y el 98 por ciento de los partos se realizan en un centro asistencial y por personal calificado.

Recordó el especialista el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Mortalidad Materna e Infantil 2012-2016, puesto en marcha por el Ministerio de Salud, sin que pudieran finalmente cumplirse los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cuya meta para 2015 fue la de reducir la tasa de mortalidad materna a 47 por cada 1.000 menores nacidos y aún se mantiene en 106 por cada mil nacidos, según datos publicados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia Unicef en su sitio Web.

En el caso de la mortalidad neonatal, que representa cerca del 70 por ciento de las muertes infantiles, se ha mantenido estancada en los últimos 20 años con una tasa de 22 por mil nacidos vivos. Para el doctor Calderón, "mientras no se imparta educación sexual y reproductiva en las escuelas, no existan estas enseñanzas, seguirán los embarazos no deseados y sumaremos a esto las enfermedades de transmisión sexual, el virus del papiloma humano, sífilis y VIH, todas en aumento".

En construcción desde entonces, tres años más tarde, los médicos que laboran en maternidad Nuestra Señora de la Altagracia lamentan no ver el momento en que el hospital sea debidamente reparado y entregado y agrega la denuncia del CMD:
"Estamos demandando de las autoridades que en un plazo no mayor de cinco días reubiquen al personal médico en otros centros de salud y posteriormente entreguen el hospital a las autoridades a fin de que se aceleren los procesos de reconstrucción sin maltratar a los enfermos y evitar la elevada mortalidad infantil".

Ante la situación existente, la ministra de Salud, doctora Altagracia Guzmán Marcelino, manifestó que los hospitales no pueden ser cerrados porque de lo contrario la gente tiene que ir a las clínicas privadas a gastar de sus bolsillos.
Por su parte, el personal médico y el Colegio Médico Dominicano pidieron la rápida intervención del presidente de la República, Danilo Medina.

Hijos de los nadie

SemMéxico/SEMlac reproduce fragmentos de un editorial publicado por el digital Acento, en el cual se interpreta con lujos de detalles lo que está sucediendo en República Dominicana:
"Si los hijos de los nadie no pueden respirar, que se mueran. Habrá que esperar que se junten monedas en alcancías de lata, rogar a la caridad de la gente, para que exista con qué salvarlos. Los bancos, dueños de medio país y que solo en 2016 se ganaron más de 18 mil millones de pesos (378, 947. 36 dólares), ponen afiches y las laticas en las ventanillas, para solidarizarse con el dolor ajeno.

"¿Qué nos tiene que pasar para que despertemos? ¿Por qué nadie renuncia ni es enjuiciado por las violaciones en la Maternidad de la Desgracia? ¿Cómo nadie tiene que asumir la responsabilidad por aquellos ocho niños muertos en la Maternidad de Los Mina a causa de un apagón? ¿Cómo es posible que en el supuesto ¨hospital pediátrico¨ Robert Reid murieran cinco mil 700 niños en seis años, y que los dos ministros de Salud responsables gocen de despachos gubernamentales en tiempos en que se supone el ´solo rumor público´ haría temblar la tierra?

¿Cómo es que la madrina y protectora de ese hospital goza de paz espiritual, e incluso pudo sonreír ante el acoso de los periodistas? Recordémoslo: la impunidad es la moneda de cambio de los poderosos para garantizarse lealtades, y es el olvido y el desprecio hecho cultura y regla social. Peor crimen no puede haber", concluye.

Nota final:

La tasa de mortalidad materna de la nación dominicana es una de las más altas de América Latina, con 106 por cada cien mil nacidos vivos; de esa cifra, 18 por ciento corresponde a adolescentes entre 15 y 20 años.

El Observatorio Político Dominicano propone una atención especial a la capacitación y sensibilización de los operadores sanitarios, para alcanzar una atención de calidad y calidez a las mujeres, antes, durante y después del proceso de maternidad.

Y mientras en medio del dolor de las madres que sin cerrar las heridas de útero y del alma entierran a sus recién nacidos, quienes han incidido en las decisiones de legisladores de las cámaras alta y baja para aprobar en el Código Penal la penalización del aborto, y rechazar las observaciones del Poder Ejecutivo, que establecía excepciones en caso de peligrar la vida de la madre, cuando se tratara de violación o incesto y por malformaciones congénitas incompatibles con la vida, esos que hablan de "preservar la vida desde la vida", mantienen absoluto silencio ante los hechos, como si estos pobres seres no merecieran esa vida que les ha sido negada por negligencias y mucho más.


Comment Box is loading comments...