Mujeres

Para exigir justicia por feminicidios, plantan cruces en Neza

Un memorial que recordará al gobierno su falta de compromiso


* Foto: Alicia Mendoza. Siete años después del asesinato de Mariana Lima, no hay sentencia

Alicia Mendoza

SemMéxico, Nezahualcóyotl, Edomex., 3 julio 2017.- Irinea Buendía Cortez y Araceli Osorio Martínez encabezaron la tarde de este sábado una marcha que concluyó frente a la sede del Ayuntamiento donde junto con feministas, integrantes de diversas organizaciones y familiares de mujeres asesinadas colocaron tres cruces gigantescas para exhibir la impunidad y exigir verdad, justicia y reparación integral del daño en todos los casos de feminicidio en esta entidad.

Al cumplirse siete años del feminicidio de Mariana Lima Buendía, su madre, Irinea Buendía, denunció que “todavía no hay sentencia del asesino de mi hija”, pese a que Julio César Hernández Ballinas se encuentra preso las autoridades no le dictan una sentencia condenatoria.

El 28 de junio 2010, día que asesinaron a Mariana Lima, Irinea Buendía inició una batalla jurídica para esclarecer la muerte violenta de su hija. Primero la Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJEM) investigó el caso como suicidio y no realizó diligencias con perspectiva de género ni peritajes adecuados.

El caso fue el primero en su tipo en llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que emitió un fallo histórico al ordenar la reposición de la investigación, desde la perspectiva de género, por el feminicidio de Mariana el 25 de marzo de 2015.

Irinea Buendía, hoy defensora de otras mujeres, denunció que servidores públicos del Estado de México siguen investigando los asesinatos de mujeres como homicidios y no como casos de feminicidio, a pesar de que el fallo de la Corte los compromete a capacitare e investigar con perspectiva de género los casos de violencia contra las mujeres; y aunque la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, declarada el 31 de julio de 2015 para 11 municipios de la entidad, les obliga a investigar los asesinatos de mujeres como casos de feminicidio.

Sobre el camellón frente a la explanada municipal de Neza donde fueron colocadas las tres cruces de cinco metros de altura, la defensora de derechos humanos cuestionó a las autoridades mexiquenses que obstaculizan el acceso a la justicia de las víctimas, ya sea por omisión, abuso, negligencia o porque no investigan con la debida diligencia y con perspectiva de género los casos de violencia contra las mujeres, “este memorial les recuerda su falta de compromiso en investigar, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres”.

“No queremos ministerios públicos omisos y negligentes. El problema se les ha salido de control por su ineptitud. ¿De qué manera podemos tener acceso a esa justicia? No pueden llegar a la verdad de los hechos, porque mientras no se investigue con perspectiva de género no pueden darse cuenta del contexto de violencia en las vidas de estas mujeres que no tendrían que ser asesinadas, si la autoridad cumpliera con su trabajo”.

Llamó a las autoridades a formar más grupos de investigación comprometidos con los casos de feminicidio, como el Grupo Especializado para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, el cual se encargó de investigar el asesinato de Mariana Lima con apego a los lineamientos ordenados por la SCJN, y que encontró culpable a Julio César Hernández Ballinas, quien fue su esposo y pretendió ocultar el asesinato de Mariana Lima como un suicidio.

“Nezahualcóyotl es un municipio que forma parte de la Alerta por Violencia de Género. Un municipio conflictivo y que no ha cumplido con la parte que le toca, no ha cumplido con toda esa alerta que necesita hacer”, denunció Irinea Buendía.

A familiares de mujeres víctimas de feminicidio les conminó a seguir con la exigencia de justicia y “que no nos callemos, exijamos que trabajen en las carpetas de investigación”.

El caso de Lesvy Berlín Rivera Osorio

También, sobre el camellón de la avenida Chimalhuacán, frente a las feministas participantes de la movilización y a mexiquenses que paseaban en la explanada municipal, Araceli Osorio Martínez denunció que en el caso del asesinato de su hija Lesvy Berlín Rivera Osorio en Ciudad Universitaria de la UNAM, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México no le ha entregado la carpeta completa de la investigación.

Araceli Osorio advirtió que las autoridades capitalinas “siguen con la hipótesis del suicidio y están tratando de cuadrarlo. No nos han entregado completa la primera parte de la investigación, faltan los videos. Nos dicen que no nos entregan los videos, porque no tenían memorias con la capacidad suficiente. Nosotros decimos: los están editando”.

“Estamos aquí para decirle a este gobierno, que es un gobierno corrupto, que es un gobierno feminicida, que desde sus acciones u omisiones permite que se asesine a más de siete mujeres y que cada día haya violencia en las casas, que permite que se queden en la impunidad las acciones de los feminicidas. Por todo eso, el Estado es cómplice y sí tiene una responsabilidad. No son suicidios, son feminicidios y así los tienen que nombrar. No queremos más mujeres muertas”, sentenció.

“Nada nos regresará a Lesvy, a Mariana, a Valeria. Pero si de algo ha de servir que ellas no estén, que nos las hayan arrebatado, que sirva para que ustedes jóvenes anden en las calles, estén en sus universidades, estén en las plazas públicas y donde estén puedan transitar sin miedo”.

De igual forma, llamó a la sociedad a movilizarse por el esclarecimiento de los casos de violencia y feminicidio, “es necesario que salgamos a las calles, aun cuando estén aquí y nos estén fotografiando; incluso cuando nos estén diciendo que no podemos poner estas cruces aquí, nosotras les decimos que sí se puede”.

Las cruces simbolizan la exigencia “por el esclarecimiento de los hechos, por las sanciones a los responsables, por el castigo ejemplar, y sobre todo por la reparación integral del daño que consiste principalmente en que el Estado, los gobiernos y las autoridades encargadas de la procuración de justicia lleven a cabo las acciones que les corresponden como autoridad, que para eso están ahí, y garanticen de una vez por todas que este tipo de actos no vuelvan a ocurrir. ¡Ni una más! ¡Ni una asesinada más!, concluyó Araceli Osorio.

Tanto Irinea Buendía como Araceli Osorio exigieron al gobierno de Nezahualcóyotl no quitar las cruces.



Cinco horas de movilizciones

La marcha inició a las tres de la tarde en el cruce de las avenidas Sor Juana Inés de la Cruz y Chimalhuacán, a unas calles donde secuestraron, violaron y asesinaron a la niña Valeria.

Fueron cerca de cinco horas de movilización, durante las cuales feministas, integrantes de diversas colectivas y agrupaciones del Estado de México, como #NosQueremosVivasNeza, y de la Ciudad de México, organizaciones sociales, organizaciones civiles de defensa de derechos humanos y familiares de mujeres asesinadas cargaron cruces rosas con los nombres de mujeres asesinadas en varios estados del país, y exigieron con consignas y expresiones artísticas frenar la violencia contra las mujeres, la desaparición y el feminicidio.

Durante la marcha por las calles y avenidas aledañas a la sede del Ayuntamiento de Nezahualcóyotl, agentes de la policía del Estado de México custodiaron el avance del contingente, incluso algunos elementos portaban armas de fuego.

En el momento de colocar las cruces en el camellón de avenida Chimalhuacán, autoridades del gobierno del municipio de Nezahualcóyotl rodearon al contingente para vigilar que las cruces fuesen colocadas dentro del jardín del camellón.

117 feminicidios en 2017
Según cifras del Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio en el Estado de México (Mexfem) durante 2016, ocurrieron 263 casos de feminicidio en el Estado de México, y de manera preliminar, se tiene registro de 117 casos en Ecatepec, Ixtapaluca y Nezahualcóyotl en lo que va de 2017, pese a la Declaratoria de Alerta por Violencia de Género.
La estadística de Mexfem señala que, de los 263 feminicidios ocurridos en 2016, 39 fueron perpetuados sólo en el municipio de Ecatepec, le siguen Naucalpan con 17 casos; Toluca con 16; Chimalhuacán con 15; Chalco con 13; Nezahualcóyotl con 12; Tultitlán con 11; Ixtapaluca, Nicolás Romero y Tlalnepantla con nueve cada uno, y Cuautitlán Izcalli con siete.
A la fecha suman ya 117 los feminicidios en lo que va de este año, de los cuales 13 han ocurrido en el municipio de Nezahualcóyotl, entre ellos el cometido contra la menor Valeria que el pasado 9 de junio.
SEM/am/sj


Comment Box is loading comments...