Hombres

Por amenazas, pide defensor tamaulipeco protección

Guillermo Gutiérrez Riestra advierte que familiares y activistas han sido amenazados


* Siempre hemos estado en la mira tanto del crimen organizado, dice

Alicia Mendoza

SemMéxico, Cd. de México, 30 junio 2017.- Protección urgente a su integridad luego de amenazas recibidas, pidió hoy a la Secretaría de Gobernación, Guillermo Gutiérrez Riestra, fundador y vocero del Colectivo de Familiares y Amigos de Desaparecidos de Tamaulipas.

En conferencia de prensa, el activista solicitó al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación protección de su vida e integridad ante las amenazas que ha recibido por su labor en la búsqueda de cientos de personas desaparecidas, además responsabilizó al gobierno federal “si algo le pasa”.

En la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, el defensor de derechos humanos dio a conocer que a raíz del asesinato de la luchadora Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez el pasado 10 de mayo, familiares e integrantes de colectivos de la entidad han sido amenazados, por lo que cinco coordinadoras y coordinadores de colectivos de Tamaulipas solicitaron la incorporación al mecanismo de protección federal, “aunque son insuficientes, se requieren para garantizar el trabajo que realizamos en Tamaulipas”.

Informó que esta semana el Mecanismo federal aprobó medidas de protección tanto para él como para otras defensoras y defensores, integrantes de asociaciones y redes de búsqueda de familiares de desaparecidos.

Durante la conferencia también estuvo presente la defensora María Josefina de León Mendoza, integrante de la asociación Red de Desaparecidos en Tamaulipas, quien desde hace cinco años busca a su hija Cinthya Mabel Pantoja de León, secuestrada el 22 de abril de 2012, en Tamaulipas.

En los últimos cinco años, Josefina de León ha impulsado políticas públicas para acelerar y hacer búsquedas efectivas de cientos de personas desaparecidas en su estado, ya que cuando su hija fue secuestrada las autoridades locales no actuaron con la debida diligencia, “la procuración e investigación no se llevó a cabo de manera correcta, pero con los años estas prácticas se ha modificado a base de presión política”.

María Josefina de León y Guillermo Gutiérrez sostuvieron que, al igual que sus compañeras y compañeros defensores de derechos humanos de Tamaulipas, viven vigilados todo el tiempo por el Estado y por grupos criminales, por lo que necesitan de medidas urgentes y efectivas para continuar con su trabajo de búsqueda de sus familiares, afirmaron.

“Siempre hemos estado en la mira tanto del crimen organizado, como de las instituciones del gobierno, también ha habido situaciones que nos ponen en riesgo”, afirmó Josefina de León; mientras que Guillermo Gutiérrez dijo que “sí nos vigilan, nos siguen, eso ya lo vemos como normal”.

Josefina de León denunció que un grupo de defensoras y defensores solicitaron al gobierno de Tamaulipas medidas de protección, pero a la fecha el gobierno “no ha dado respuesta”; por lo que, dijo, es responsabilidad de Estado, que la situación de violencia contra defensores aumente y no se prevenga, porque “no ve los focos que la sociedad le está diciendo que existen”.

Después del asesinato de Miriam, dijo, “trabajamos con precaución y somos más prudentes, vamos a seguir trabajando, el asesinado de Miriam fue un golpe terrible, pero vamos a seguir trabajando”.

Sobre el escolta asignado por las autoridades de Tamaulipas como medida de seguridad, Guillermo Gutiérrez afirmó que “sí ha sido útil”, aunque advirtió que esta sola medida carece de los “estándares que se requieren para una debida protección, porque hay otros elementos de seguridad que se deben garantizar, como la seguridad que debe haber en todos los espacios”.

En referencia a su solicitud de adscripción al mecanismo federal agregó que también solicitó medidas complementarias, como establecer medidas de protección en las viviendas, oficinas y locales de los distintos colectivos, de tal manera que sean lugares seguros.

Detalló que en la reunión que sostuvo con la junta de gobierno del mecanismo federal tuvo que defender mejores y más efectivas de medidas de protección, ya que le proponían menos medidas de seguridad.

Sobre la violencia exacerbada que vive la sociedad en Tamaulipas la defensora Josefina de León criticó que “a pesar de que toda esta violencia se le atribuya al crimen organizado, el Estado y todas sus instituciones no dejan de ser responsables, porque es el Estado el que sigue permitiendo que en Tamaulipas se pueda asesinar a cualquier hora del día, a cualquier persona y que los criminales salgan impunes”.

De igual forma, Guillermo Gutiérrez comenzó esta labor buscando a su propia hija, Raquel Gutiérrez Ruiz, desaparecida por un comando armado de los zetas junto a otros dos jóvenes, el primero de septiembre del 2011, en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

El defensor denunció que Tamaulipas es la entidad del país que ocupa el primer lugar con más personas registradas como desaparecidas, de acuerdo con cifras oficiales del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, con el 23 por ciento del total, 5 mil 558 expedientes; aunque la Red de Desaparecidos de Tamaulipas tiene una base de datos con más de ocho mil personas desaparecidas en el estado.

Gutiérrez Riestra sostuvo que la violencia se incrementó con el actual gobernador, Francisco Cabeza de Vaca, “se ha recrudecido la violencia, desafortunadamente, el Estado no tiene la capacidad para enfrentar la delincuencia, tampoco la policía y el cambio de Gobierno provocó que la situación se agravara, ahora ya no es la disputa entre dos o tres grupos criminales, sino que hay decenas de grupos que se disputan las plazas y sus negocios”.

Las carreteras son intransitables, la mayor parte de las y los desaparecidos son precisamente en ellas. La vida nocturna es ya casi inexistente. Además de una gran fragmentación de los grupos criminales, lo que ha provocado que sus actividades principales sean el cobro de cuotas y el secuestro, lo que afecta directamente a la población. Aunque hay presencia militar y policía federal, sus tareas son esencialmente de vigilancia por lo cual la delincuencia no se intimida. La cantidad de policía estatal no es suficiente y la poca que hay se sospecha que esté infiltrada por la delincuencia, advirtió.

De igual forma, recordó que a partir del 2011 junto con otras familias se organizaron para hacer la búsqueda y denuncia de la desaparición de sus familiares, “constituimos el Comité de familiares y amigos en Tamaulipas, entidad que está en el primer lugar con la mayor cantidad de personas desaparecidas del país; además junto con Veracruz y Michoacán, tenemos la mayor cantidad de periodistas desaparecidos, 10 de los 25 que existen en el país, a partir del inicio del gobierno de Calderón, violencia que continúa sin parar”.

Además, Tamaulipas tiene el mayor número de exgobernadores buscados por su relación con la delincuencia, uno ya detenido, Tomás Yarrington; un magnicidio equiparado, el de Luis Donaldo Colosio; y a unos días de la elección, fue asesinado el candidato a gobernador del PRI, Rodolfo Torres Cantú”.

En relación a la detención de los asesinos de a luchadora Miriam Elizabeth Rodríguez , afirmó que “se demuestra que su advertencia a las autoridades de que estaba en peligro eran ciertas, ya que los perpetradores fueron los reos fugados del Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria.

Lamentó que el procurador de Tamaulipas haga público los nombres de quienes falta por detener, porque facilita que se escondan y no poder dar con ellos, y viola la secrecía que tienen todas las investigaciones, esto es una actitud irresponsable del procurador concluyó el defensor.



Comment Box is loading comments...