Mujeres

Esperanza Salazar Zenil, defensora de la biodiversidad

Su primera batalla la emprendió en 2013 contra una minera


* La policía involucrada en la violencia contra la comunidad

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 29 junio 2017.- Esperanza Salazar Zenil nació en Ameyehualco en esta ciudad, cerca del Desierto de los Leones, en un lugar muy bonito que la educó en el camino de la biodiversidad, que en aquel entonces tenía mucho impacto.

Su madre era de Xilitla de la tierra Potosina y su padre de Guadalajara. Por su trabajo en la artesanía, siempre estaba en la búsqueda de mercado, ferias que un día la llevaron a Colima. “Me gustó el lugar y me quedé, tenía todo, incluido el mar.”

Ella se define como una defensora de los derechos humanos y del medio ambiente, en Colima tiene 20 años trabajando con su organización ambientalista llamada Bios Iguana en diversos proyectos. Es parte de una Red Nacional Contra las Mineras y trabaja en coordinación con Organismos Internacionales, en defensa del territorio.

Su propia experiencia

Esperanza Salazar Zenil cuenta como logró impulsar la Primera Consulta Pública y parar, en parte, proyectos destructivos que afectaban al medio ambiente. Como parte de la Red Nacional Contra las Mineras, fuimos a dar información para prevenir a las comunidades y que éstas no se vean afectadas en sus recursos naturales.

La batalla que se emprendió desde 2013 contra una minera que pretendía explotar el Oro en Zacualpan, Colima, ha dejado dividida a la población. Los rencores de quienes pretendían hacer que llegara la compañía se han traducido en amenazas contra ella, como coordinadora de Bios-Iguana.

Esperanza Salazar Zenil habla en plural, porque la tarea es colectiva y dice; logramos que el territorio fuera declarado por Autoridades Federales libre de esta actividad extractiva. Se hicieron talleres, impartieran pláticas y se demostrara los efectos que trae consigo la explotación minera.

Una nueva amenaza pesa sobre ella y su organización, una violencia que se institucionaliza, ya que la Delegada de la Procuraduría Agraria ha pedido a la Secretaría de Seguridad Pública que nos detengan sin que tengan argumento legal contra de alguno del grupo, solo su dicho como funcionaria.

El Mecanismo [de Protección] tuvo que poner en su informe que la policía estaba totalmente involucrada en la violencia contra la comunidad.

Las intimidaciones las hemos denunciado ante el Gobierno del Estado, las Comisiones Estatal y Nacional de los Derechos Humanos y hasta las oficinas de Michel Forst, presidente del Consejo de Derechos Humanos como relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sin que al momento se hayan tomado acciones sobre el caso ni se haya recibido protección y medidas de seguridad que salvaguarden la vida de mis compañeros y mía. Necesitamos buscar la manera de prevenir estos casos, es lo mejor.

Esta historia forma parte del informe Defensoras Somos Todas 2, realizado por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.



Comment Box is loading comments...