Mujeres

Empresas e instituciones deben ser sancionadas en casos de acoso

La denuncia penal es la herramienta más pobre para enfrentar este delito


* Es una forma de discriminación basada en el sexo, dicen expertas

Gabriela Ramírez

SemMéxico, Cd. de México, 26 junio 2017.- Es urgente sancionar a empresas e instituciones ante el acoso o el hostigamiento sexual y dejar de considerar que es un problema individual, cuando es un asunto de la sociedad.

Así lo dijeron esta mañana un grupo de expertas en la Conferencia "Acoso en el Empleo" organizada por el Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Estefanía Vela, abogada y titular del Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del CIDE, dijo que la denuncia penal es la herramienta más pobre para enfrentar este delito porque efectivamente lo reduce a un conflicto entre particulares, sin que exista un llamado de atención a instituciones o empresas, lo que dificulta que exista una verdadera solución.

Por ello, hizo hincapié en la necesidad de hacer estudios y no desvincular este fenómeno de otros como los procesos de contratación o de promoción de personal al interior de instituciones y empresas.


Vicky Schultz, académica de la Universidad de Yale, explicó que esta práctica es una forma de discriminación basada en el sexo que no está aislada, es decir, que está relacionada con otros tipos de discriminación que viven las mujeres en el ámbito laboral, como las brechas salariales o los despidos por embarazo.

Schultz enfatizó que para combatir el acoso es necesario: en primer lugar, contar con datos certeros y, segundo, exigir respuestas institucionales para evitar que se quede como un conflicto entre particulares sin sanción a empresas u oficinas gubernamentales y sin medidas de no repetición.

Al respecto, la académica de la UNAM, Sonia Frías, dijo que en México no existen datos que den muestra de la gravedad de este problema que abarca no solo las insinuaciones sexuales sino la desvalorización del trabajo de las mujeres, los chistes sexistas o los tocamientos no deseados.

Explicó que aunque en el Código Penal se hace una diferencia entre el hostigamiento y el acoso, señalando que en el primero hay una relación de jerarquía en el trabajo, enfatizó que en los dos casos hay una relación jerárquica de género que las autoridades pasan por alto.

Finalmente, Ana Pecova, directora de EQUIS Justicia para las Mujeres, explicó que en el ámbito público, las Unidades de Género deberían ser las instancias que implementarán acciones en contra del acoso pero la mayoría no cuenta con presupuesto, personal capacitado o conocimiento del tema.

Agregó que la respuesta de la administración federal ha sido la implementación de un protocolo en 2016, que deja de lado la prevención y que no logra orientar a las víctimas.






Comment Box is loading comments...