Ejecutivo

Colima no cumplió, ordena SEGOB Alerta de Género en cinco municipios

Se declara la Alerta de Género 30 meses después de solicitada


* Acción especial en Manzanillo, donde se concentra el 50 por ciento de los casos

Sara Lovera

SemMéxico. Cd. de México. 21 de junio de 2017.- La declaratoria de Alerta de Violencia de Género en 5 municipios de Colima sucedió 30 meses después de solicitada, tras dos prórrogas y el intento de poner en marcha medidas entre un gobierno y uno nuevo, que no resultaron, según se lee en la declaratoria con fecha 20 de junio de 2017. La petición data del 22 de diciembre de 2014.
El gobierno de Colima fue conminado por la Secretaría de Gobernación a dar cumplimiento a las recomendaciones. En tiempo perentorio deberá formar una Unidad de Contexto para la investigación de feminicidios, homicidios dolosos contra mujeres, violencia sexual y desaparición; se ordena sancionar a los servidores públicos que actúen violando el orden jurídico.
También ordena crear una unidad especializada de análisis de los expedientes de feminicidios, violencia sexual y desaparición de mujeres, 8 años atrás, puesto que menos del 30 por ciento de los casos han tenido una carpeta de investigación.
Y además, recomienda revisar toda la legislación estatal, para garantizar derechos e igualdad. Ello ante hechos como que en Colima cada seis horas una mujer es agredida, y sólo en lo que va de 2017, 15 mujeres han sido asesinadas.
Medidas especiales fueron dictadas para el municipio de Manzanillo. Ahí habrá que elaborarse una estrategia transversal de prevención, para transformar los patrones culturales que producen y reproducen la violencia de género. Por primera vez una recomendación considera que lo producido en los medios de comunicación, la escuela y la sociedad, necesitan ser abatidos para proteger la vida y la integridad de las mujeres.
Todas estas recomendaciones, que vigilará la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), dice Gobernación, fueron necesarias a pesar de que hubo avances en esos 30 meses que se le dio oportunidad al gobierno para avanzar, medidas consideradas, no obstante, del todo insuficientes. Ahora, dice el gobierno federal se buscará “coordinar acciones” para atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.
Durante cada uno de 166 días de este año, 4 mujeres pidieron apoyo a las autoridades para enfrentar la violencia, sin respuesta. Por eso en Colima cada 6 horas una mujer es agredida; 15 perdieron la vida en 2017, del primero de marzo de 2016 al abril de 2017, se reportaron 566 quejas de diversas modalidades de violencia de género, desde la psicológica hasta la sexual; además se detectó que las asesinadas son en 48 por ciento menores de 30 años.
La solicitud de la AVG fue admitida hace 30 meses, la firmaron Evangelina Flores Ceceña y María del Carmen Nava Pérez, representantes comunes de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima, de la Fundación Luz Género A.C y del Centro de Apoyo a la Mujer, “Griselda Álvarez”.
Se giraron instrucciones para cumplir con 10 recomendaciones. Entre ellas, además, se solicita realizar en los municipios y en toda la entidad un diagnóstico detallado y un mapa de los atropellos a las mujeres, sobre todo en Coquimatlán, Colima, Cuauhtémoc, Tecomán y Villa de Álvarez. Para Manzanillo se hizo una recomendación especial, debido que ahí existe un déficit cultural agravado. Proponen medidas integrales para transversalidad de género.
Otras medidas sugeridas para ampliar la seguridad de las mujeres son: que el Gobierno de Colima deberá asegurar que los jueces emitan órdenes de protección en forma rápida e integral, ya que es la violencia en la familia o de pareja la mayormente denunciada; también tendrá que crear medidas de seguridad, en las calles de los municipios detectados como peligrosos, crear transporte seguro, módulos para quejas e información suficiente y sustentada para que las mujeres conozcan sus derechos y los lugares donde quejarse.
En materia de prevención se indica al gobierno que deberá hacer un amplio programa de capacitación a los integrantes de seguridad pública, jueces y otros integrantes del funcionariado público, así como campañas de difusión, para prevenir la violencia contra las mujeres.
La declaratoria es muy clara. Deberán difundirse en medios de comunicación y en lugares estratégicos, la naturaleza y alcances de la Alerta de Género.
En Colima hace 34 años se creó Centro de Apoyo a la Mujer (CAM) durante el gobierno de Griselda Álvarez Ponce de León ( 1979-1985), la primera gobernadora en la historia del país; así como la primera modificación legal en materia de delitos sexuales.
No obstante ello, el fundamento que dio origen a la petición de AVG señaló que: en Colima, existe un fenómeno de violencia contra las mujeres caracterizada por altos índices de violencia en su contra en sus diversos tipos y modalidades. Esta situación se ve acentuada por la falta de acceso a la justicia de las mujeres víctimas de violencia, lo que consecuentemente, provoca impunidad.
La solicitud refiere que en el estado de Colima las mujeres que sufrieron incidentes de violencia por parte de su pareja corresponden al 50 por ciento, ocupando para el 2009 el tercer lugar en este tipo de violencia a nivel nacional. De este modo, señalaron que el 40 por ciento de las lesiones ocurrieron en la vivienda y, que se observa un incremento en el porcentaje de lesiones ocurridas en la vía pública, pasando del 20 al 30 por ciento entre 2005 y 2009. La solicitud indica que para el año 2010 el estado de Colima ocupaba el primer lugar nacional en egresos hospitalarios de mujeres en instituciones públicas por causas relacionadas con la violencia, así como el cuarto lugar por causa de violencia familiar según datos en la Secretaría de Salud, lo cual superó casi cuatro veces al porcentaje nacional.
El grupo de trabajo que inició su investigación en abril de 2015, hace más de dos años, estuvo integrado así: María Guadalupe Díaz Estrada, representante del Inmujeres, Gretha Jimena Vilchis Cordero, representante de la Conavim, María Eugenia Espinosa Mora, representante de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Nancy Elizabeth Molina Rodríguez y Sara Griselda Martínez Covarrubias, representantes de la Universidad de Colima, María del Rosario Varela Zuñiga, representante de la Universidad Autónoma de Coahuila, Renato Hernández Loustalot Laclette, representante de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Yolanda Verduzco Guzmán, representante del Instituto Colimense de las Mujeres.


Comment Box is loading comments...