Mujeres

Aumento alarmante de encarcelamiento de mujeres por delitos de drogas en América Latina

El encarcelamiento de mujeres por delitos de drogas no es sólo un problema de justicia sino de educación, salud y trabajo.


* En México, es la primera causa de encarcelamiento a nivel federal.

Gabriela Ramírez

SemMéxico. Cd. de México. 13 de junio de 2017.- En América Latina y en México, el encarcelamiento de mujeres por delitos de drogas va en aumento de manera alarmante, así lo dieron a conocer expertas de la región en un foro denominado Mujeres, Políticas de Drogas y Encarcelamiento: Promoviendo Políticas Innovadoras.

Según datos dados a conocer en este foro, la población carcelaria femenina total en América Latina ha aumentado en 51.6 por ciento entre el 2000 y el 2015, en comparación con un 20 por ciento para el caso de los hombres.

En México, según explicó Corina Giacomello del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), ésta es la primera causa de encarcelamiento a nivel federal y la tasa de crecimiento en los últimos 2 años ha sido del 103 por ciento.

Abundó que según datos del INEGI, en el fuero federal los delitos contra la salud corresponden a casi la mitad (48 por ciento) del total de los delitos por los cuales se encuentran recluidas las mujeres.

En el evento que se llevó a cabo esta mañana en el Museo Memoria y Tolerancia, expertas y expertos de México, Costa Rica, Brasil, Colombia, Uruguay y Argentina analizaron la situación que viven las mujeres que están en prisión por delitos de drogas y coincidieron en que el involucramiento de las mujeres en estos delitos, en su mayoría tienen que ver con la exclusión social, la pobreza y la violencia de género, como una clara expresión de una sociedad desigual: la mayoría tiene poca o nula educación y es responsable del cuidado de personas dependientes, ya sean niñas/os, jóvenes, personas de mayor edad y/o personas con discapacidad.

Por ello, en algunos países como Costa Rica y Colombia están impulsando medidas alternativas al encarcelamiento que van desde cambios legislativos hasta la posibilidad de que haya arrestos domiciliarios.

Las y los asistentes explicaron que es indispensable tomar en cuenta el contexto de las mujeres que incurren en estos delitos, los roles de género, la desigualdad y el impacto desproporcionado que tiene en ellas el encarcelamiento, el cual afecta también a sus hijas e hijos.

Carmen Toscano, embajadora de la Comisión Interamericana de Mujeres, hizo hincapié en que las mujeres son los últimos eslabones de la cadena de los delitos de drogas, es decir, ellas son las “mulas”, las que transportan estas sustancias pero no son las lideresas y por tanto las penas resultan muy altas.

En este sentido, Luciana Boiteaux del Colectivo Estudios Drogas y Derechos de la Universidad de Rio de Janeiro en Brasil señaló que “la guerra contra el narcotráfico, ha sido claramente una guerra contra las mujeres” porque son ellas quienes han sufrido penas uy altas, llevando de por medio a sus hijas e hijos.

Finalmente, Ana Pecova, directora de Equis Justicia para las Mujeres puntualizó que el encarcelamiento de mujeres por delitos de drogas no es sólo un problema de justicia sino de educación, salud y trabajo.



Comment Box is loading comments...