Ejecutivo

Por mal diagnóstico de cáncer e inadecuada atención a una recién nacida, la CNDH emitió recomendaciones al Seguro Social

A una mujer, por mal diagnóstico le extirparon un seno


* Una recién nacida resultó con quemaduras en cara y cuero cabelludo

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 6 junio 2017.- La inadecuada atención médica que recibieron una mujer, a quien por mal diagnóstico le extirparon un seno, y una recién nacida, que resultó con quemaduras en cara y cuero cabelludo, son la causa de las Recomendaciones 18/2017 y 21/2017 emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
Las Recomendaciones fueron dirigidas a Mikel Andoni Arriola Peñalosa, Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Tras la operación en el Hospital Regional número 1 del IMSS en Acapulco, Guerrero, en abril de 2013, donde no se solicitaron nuevos exámenes clínicos para confirmar o descartar la sospecha de patología mamaria, la mujer fue derivada a quimioterapia.
El médico que la atendió señaló que no podía realizar dicho tratamiento al no encontrar tumor; ordenó nuevos estudios, cuyos resultados indicaron que la región pectoral derecha de la paciente estaba sin alteraciones, lo que sugería que la agraviada no tenía cáncer.
En el otro caso, correspondiente a 2016, la recién nacida presentó hipotermia (disminución de la temperatura), por lo que personal de enfermería la colocó en una cuna con lámpara de calor, la cual se rompió y cayó tocando los bordes de la cuna, provocando las quemaduras mencionadas.
Después de analizar los hechos y evidencias que integran los respectivos expedientes de queja, la CNDH acreditó que la vulneración al derecho a la protección de la salud de la mujer agraviada constituyó una afectación directa a su integridad corporal y psicológica, hechos atribuibles a personal médico del hospital en que fue atendida.
En cuanto a la recién nacida observó que el personal de enfermería omitió brindar atención, vigilancia y cuidados especiales al no percatarse del momento en que cayó la lámpara de calor en la cuna, además de que el personal médico omitió datos y descripción detallada de los hechos, y otros que son ilegibles en los reportes.
En ambos casos la CNDH acreditó la vulneración ocasionada al derecho a la protección de la salud, la cual quedó confirmada por la violación a los derechos humanos por inadecuada atención médica e inadecuada integración de los expedientes clínicos.
Por todo ello, concluyó que el personal que intervino en ambos hechos incumplió con sus obligaciones de actuar con legalidad, honradez, lealtad y eficiencia como servidores públicos.
Solicita al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a que repare el daño en cada caso a las agraviadas y sus familiares, conforme a la Ley General de Víctimas, que incluya indemnización o compensación justa y suficiente, así como atención médica y psicológica.
También se deberán impartir cursos en los citados hospitales y capacitar a su personal en materia de derechos humanos de las mujeres, con perspectiva de género y énfasis en el trato humanizado hacia las mujeres.
Se deberá colaborar con la CNDH en las quejas respectivas que interponga ante el Órgano Interno de Control en el IMSS, para que determine la responsabilidad administrativa del personal que intervino en esos casos.
Además, el IMSS deberá colaborar con la CNDH en las correspondientes denuncias que formule ante la Procuraduría General de la República contra el personal que resulte responsable por acciones y omisiones contra las agraviadas.


Comment Box is loading comments...