Congreso

Aprueban Ley Comicial: paridad horizontal y vertical en Oaxaca

Contempla sanciones, como el no registro, a quienes no la cumplan


* Contiene también un apartado sobre violencia política en razón de género

Soledad Jarquín Edgar

Zayra Martínez
SemMéxico, Oaxaca, 1 junio 2017.-. La Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Oaxaca (LIPEEO) fue aprobada hoy y con ella la paridad vertical y horizontal en los procesos electorales para los 153 municipios que se rigen por partidos políticos. Además establece que en caso de incumplimiento no se aceptarán los registros.
En tanto que en los de sistemas normativos internos que integran 417 municipios, las asambleas deben garantizar que las mujeres disfruten y ejerzan su derecho a votar y ser votadas en condiciones de igualdad con los hombres.
El dictamen aprobado hoy por la LXIII Legislatura reconoce también la violencia política en razón de género como la acción u omisión que realiza una o más personas, en el ámbito político o público, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de una mujer y el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo o su función del poder público.
Se puede manifestar en presión, persecución, hostigamiento, acoso, coacción, vejación, discriminación, amenazas o privación de la libertad o de la vida en razón del género, dice la LIPEEO.
La nueva Ley es resultado de cinco propuestas presentadas en distintas fechas por: Eufrosina Cruz Mendoza, del PAN; Paola Gutiérrez Galindo y la Fracción Parlamentaria del PRD; Alejandro Murat Hinojosa, gobernador del Estado; Hilda Graciela Pérez Luis y María de Jesús Melgar Vásquez, integrantes de la Fracción Parlamentaria del Partido Morena; y por Jesús Romero López, entonces integrante de la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo, hoy de Morena.
El dictamen que fue presentado por las Comisiones Permanentes de Democracia Participativa con Igualdad de Oportunidades y de Administración de Justicia, establece en sus disposiciones generales el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones político-electorales de las ciudadanas y ciudadanos, en condiciones de igualdad.
En el Artículo 2, fracción XX señala que la paridad de género: Es un principio que garantiza la participación igualitaria de mujeres y hombres, en la cual las candidaturas de acceso a cargos públicos y de representación popular se distribuyen de manera igualitaria entre los géneros o al menos con mínimas diferencias porcentuales. La paridad de género debe observarse en las dimensiones vertical y horizontal, garantizando la misma proporción entre mujeres y hombres. En tanto que en la fracción XXXI explica qué es la violencia política en razón de género.
En el Artículo 9, numeral 4 plantea las acciones y omisiones que configuran violencia política en razón de género, en un total de seis fracciones, entre las cuales menciona proporcionar información o documentación incompleta o errónea con el objeto de impedir el ejercicio pleno de los derechos político-electorales o inducir al ejercicio indebido de sus atribuciones o facultades y ocultar información o documentación.
Así como proporcionar o difundir información con la finalidad de impedir o limitar el ejercicio de los derechos político-electorales o impedir el ejercicio de sus atribuciones o facultades; Impedir o restringir su incorporación, toma de protesta o acceso al cargo o función para el cual una persona ha sido nombrada o elegida; impedir o restringir su reincorporación al cargo o función posterior en los casos de licencia o permiso conforme a las disposiciones aplicables; y obstaculizar los derechos de asociación y afiliación en los partidos políticos en razón de género.
En el Artículo 23 la LIPEEO dice que en la elección de las y los diputados, 25 de mayoría relativa y 17 de representación proporcional, se deberá observar en ambos casos el principio de paridad y alternancia de género. Y que por cada candidato propietario se elegirá un suplente del mismo género.
Además, señala en el Artículo 31, fracción III que el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana deberá promover condiciones de paridad entre géneros en la participación política, postulación, acceso y desempeño de cargos públicos como criterio fundamental de la democracia.
Sobre el Procedimiento de Registro de Candidatos, el Artículo 182 establece el principio de alternancia para las candidaturas por el principio de mayoría relativa y por el principio de representación proporcional; para los ayuntamientos que se eligen por el sistema de partidos políticos, las candidaturas se registrarán por planillas integradas por propietarios y suplentes del mismo género observando el principio de alternancia.
En el caso que registren candidatos por un total de distritos electorales que sea par, deberán integrar la totalidad de los distritos electorales con la mitad de los candidatos hombres y la mitad de mujeres, conforme a los lineamientos integrados por segmentos de mayor y menor competitividad que para tal efecto emita el Consejo General.
En el caso que registren candidatas y candidatos por un total de distritos electorales que sea impar, se deberá garantizar la diferencia mínima porcentual.
En los ayuntamientos que se rigen por el sistema de partidos políticos, propietario/a o suplente propuestos por partidos políticos, coaliciones o independientes, deben registrar planillas integradas por propietario/a o suplente del mismo género. Y las planillas deberán garantizar la paridad desde su doble dimensión, vertical y horizontal.
La alternancia deberá verse reflejada en la composición de la planilla, si el primer concejal es mujer, el siguiente concejal deberá ser hombre y así en forma sucesiva hasta agotar las candidaturas del segmento, dándose el mismo número de integrantes mujeres que de hombres. Si la lista es encabezada por un hombre se seguirá el mismo principio.
Si el número de concejales de la planilla es impar, habrá una fórmula más del género que el partido, coalición o candidatura común determine en cuyo caso guardará la mínima diferencia porcentual.
Cada partido político, coalición o candidatura común deberá registrar el mismo número de planillas encabezadas por mujeres y por hombres y se observará, como en el caso anterior, cuando el número sea impar.
En las sustituciones de candidatas o candidatos que integran la planilla deberá ser considerando el principio de paridad y alternancia de tal manera que deberá ser del mismo género que la fórmula original tenía.
En los distritos o municipios en los que la población sea mayoritariamente indígena, los partidos políticos de acuerdo a sus estatutos procurarán postular a cargos de elección popular a candidatos indígenas.
Cada partido político determinará y hará públicos los criterios para garantizar la paridad de género en las candidaturas a legisladores locales y ayuntamientos. Éstos deberán ser objetivos y asegurar condiciones de igualdad entre géneros.
La ley también obliga a que los partidos políticos a promoverán y garantizarán la paridad y alternancia entre los géneros, en la postulación de candidatos a los cargos de elección popular para la integración del Congreso del Estado y los ayuntamientos.
No se admitirán criterios que tengan como resultado que algunos de los géneros les sean asignados exclusivamente aquellos distritos o municipios en los que el partido haya obtenido los porcentajes de votación más bajos en el proceso electoral anterior.
El consejo general del Instituto Estatal Electoral emitirá un acuerdo calificando la competitividad de los partidos políticos en los distintos distritos electorales y municipios; se catalogarán en competitivos y no competitivos; todos los partidos políticos quedarán obligados a postular de manera paritaria ambos géneros en los distritos y municipios competitivos y no competitivos.
También tendrá facultades para rechazar el registro del número de candidaturas de un género que exceda la paridad, fijando al partido un plazo improrrogable para la sustitución de las mismas. En caso de que no sean sustituidas no se aceptarán dichos registros.
El registro de los candidatos a diputados locales por el principio de representación proporcional, deberá observar, entre otros puntos, la garantía de la paridad entre los sexos, registrando en el primer lugar de la lista o relación, a una candidata mujer y subsecuentemente, alternando candidatos de uno y otro sexo hasta agotar la lista o relación.
En el capítulo de Derecho a la Libre Determinación y Autonomía Indígena, determina que los sistemas normativos indígenas garantizarán que las mujeres disfruten y ejerzan su derecho a votar y ser votadas, en condiciones de igualdad con los hombres; así como a acceder y desempeñar los cargos públicos y de elección popular para los que hayan sido electas o designadas.
También plantea que se considerarán como aportación de sus obligaciones comunitarias y se tomarán en cuenta dentro del sistema de cargos y que la asamblea comunitaria o la institución encargada de la toma de decisiones, deberá establecer los mecanismos y las condiciones para la inclusión de las mujeres, tanto en la participación como en la representación política del municipio o la comunidad.
En el Artículo 304, establece, entre otras, como infracción de los partidos políticos el incumplimiento de las obligaciones señaladas en la Ley General de Partidos Políticos, Ley General y demás disposiciones aplicables de esta Ley; así como la difusión de propaganda política o electoral que contenga expresiones que calumnien a las personas, y/o que realicen actos de violencia política de género.
Dato importante de la nueva LIPEEO compuesta por 350 artículos, establece, en el artículo 305 de la prohibición de los partidos políticos, coaliciones, alianzas partidarias, precandidatos y candidatos, entregar a los electores, dinero, despensas, enseres domésticos, materiales para construcción y, en general, cualquier otro bien, en todo tiempo y bajo cualquier título o denominación, a cambio de votos.





Comment Box is loading comments...