Internacional

Kanchhi Maya Tamang, una mujer nepalí, conquista el Everest por la igualdad de género

Es el punto más elevado del planeta de 8.848 metros.


* La mujer nepalí, de 28 años de edad, fue objeto de trata en la India y luego en Egipto, donde trabajó como empleada doméstica

Gloria Analco

SemMéxico, Cd. de México, 31 mayo 2017.- Kanchhi Maya Tamang es la primera mujer en conquistar la anhelada Cumbre del Everest -el punto más elevado del planeta de 8.848 metros- por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.
“Mi victoria es una victoria para todas las mujeres y niñas. Y mi misión es contribuir a un Nepal libre de discriminación, donde todas las niñas y las mujeres tengan la libertad y un entorno propicio para desarrollar todo su potencial humano”, dijo Tamang luego de haber alcanzado la cima del Everest.
La mujer nepalí, de 28 años de edad, fue objeto de trata en la India y luego en Egipto, donde trabajó como empleada doméstica durante seis años y donde miles de mujeres son vendidas como esclavas.
Cada año, varios miles de mujeres y niñas nepalíes son objeto de trata y obligadas a trabajar en circunstancias extremas.
El último informe sobre la trata de personas en Nepal, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, reveló que el tráfico de personas ascendió entre 8 mil y 8 mil 500 personas en 2013-2014, y entre 9 mil y 9 mil 500 en 2014-2015.
Kanchhi Maya Tamang nació en un pueblo del distrito de Sindhupalchowk, en el centro de Nepal, donde hay más tráfico de niñas y mujeres en ese país, y tratando de huir de ahí fue que se trasladó primero a la India y después a Egipto donde fue víctima de la trata, de lo que estaba intentando huir.
Por medio de un radio, Kanchhi Maya Tamang, rodeada por un equipo de 20 personas dirigido por Pemba Dorje Sherpa, pronunció desde el campamento base sus primeras palabras, luego de que el 20 de mayo último consiguió llegar al pico más alto del planeta donde alzó un cartel con un poderoso mensaje:
“Somos personas, no propiedades. No a la trata de personas”.
"Mi misión ha sido, ante todo, un acto para detener la migración forzada de las mujeres y niñas de mi distrito, que es considerado el distrito donde hay más tráfico de niñas y mujeres de Nepal", ha asegurado Tamang a través de la radio.
Ganesh Gurung, miembro del Grupo Asesor de ONU Mujeres en Nepal, que apoyó la misión de Tamang, dijo: “Kanchhi Maya ha demostrado al mundo y a la sociedad nepalí que las mujeres tienen la capacidad de llegar a cualquier altura.”
"El sábado fue un día especial para todas las mujeres y los hombres, porque fue la primera vez que alguien escaló el Everest por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres", dijo a su vez la representante de ONU Mujeres en Nepal, Wenny Kusuma.
Tamang hizo hincapié en la importancia de apoyar y motivar a más mujeres y niñas para practicar el montañismo y demás deportes, y formuló unas interesantes metáforas:
“Para muchas mujeres y niñas nepalíes hay un Everest invisible entre sus casas y el campo de deportes. He subido al Everest para capacitar a las mujeres que están subiendo sus propias montañas “.
Tamang aseguró que quería escalar los 8.848 metros del Everest para demostrar a las mujeres y niñas de Nepal que pueden lograr cualquier cosa si se les ofrece la oportunidad.
"Quiero fomentar iniciativas que creen oportunidades de empleo local y ofrezcan autonomía a las mujeres", dijo, y añadió: "Debemos dar poder a las niñas. Darles una cuerda, mostrarles una roca y luego pedirles que la escalen".


Comment Box is loading comments...