Ejecutivo

Llaman CNDH y CONAPRED a reconocer derechos de la población LGBTI

17 de mayo, Día Nacional de la lucha contra la Homofobia


* Son inconstitucionales los códigos civiles de aquellos estados donde el matrimonio es entendido como la unión entre hombre y mujer

Redacción

SemMéxico. Cd. de México. 17 de mayo de 2017.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) hacen un llamado a las y los legisladores federales y locales para avanzar en el reconocimiento pleno de los derechos humanos de la población LGBTI en todo el país.
Con motivo del Día Nacional de la lucha contra la Homofobia las instituciones señalaron en un comunicado de prensa que “resulta fundamental contribuir a la construcción de una cultura de igualdad de derechos, de trato y de acceso, a las oportunidades de desarrollo para todas las personas”.
Según el comunicado, Alexandra Haas Paciuc, Presidenta del CONAPRED, y Luis Raúl González Pérez, Presidente de la CNDH, dirigieron oficios a los Presidentes de las Mesas Directivas de los Congresos Estatales, a quienes solicitaron “impulsar y hacer posibles las reformas necesarias en favor de la población de la diversidad sexual y de género de nuestro país, y avanzar así́ en la construcción de una sociedad más igualitaria, reforzando el derecho a la igualdad, a la no discriminación y a la ciudadanía plena, garantizados en nuestra Constitución Política”.
Tras recordarles la tesis jurisprudencial de la SCJN (jurisprudencia 43/2015 de la Primera Sala) que declara inconstitucionales los códigos civiles de aquellos estados donde el matrimonio es entendido como la unión entre hombre y mujer, por tener éste como única finalidad la procreación, les hacen ver que “una ley sobre matrimonio igualitario no haría más que detallar algo que actualmente es una realidad jurídica en México, con base en la interpretación hecha por la SCJN de diversas disposiciones constitucionales, en particular, del artículo 1°, el cual prohíbe todo tipo de discriminación, incluida la motivada por orientación sexual”.
“Imponer restricciones al reconocimiento o ejercicio de derechos, con sustento en la orientación o preferencia sexual de cada persona –les explican—, es un acto que violenta los derechos humanos y atenta contra la dignidad de las personas”.
Señalar que resulta inadmisible que se pretenda distinguir entre personas heterosexuales y homosexuales en el acceso a derechos, porque ello crearía ciudadanos de primera y de segunda categorías.
GR/GR



Comment Box is loading comments...