# Educación para el Siglo XXI

La UNESCO considera que la educación es un derecho humano para todas y todos.


* La principal responsabilidad de la ejecución de la agenda corresponde a los gobiernos.

LA OPINIÓN

SemMéxico. Jalisco. 11 de mayo de 2017.- La educación transforma vidas y ocupa el centro mismo de la misión de la UNESCO, consistente en consolidar la paz, erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible.

La UNESCO considera que la educación es un derecho humano para todas y todos, a lo largo de la vida y que el acceso a la instrucción debe ir acompañado de la calidad. La UNESCO es la única organización de las Naciones Unidas que dispone de un mandato para abarcar todos los aspectos de la educación. De hecho, se le confió la coordinación de la Agenda de Educación Mundial 2030 en el marco del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y para el cumplimiento de este objetivo se estableció el Marco de Acción de Educación 2030 (FFA, por sus siglas en inglés).

La UNESCO ejerce el liderazgo mundial y regional en materia de educación, refuerza los sistemas educativos en el mundo entero y responde a los desafíos mundiales mediante la enseñanza, con la igualdad de género como principio subyacente.

Su labor abarca el desarrollo educativo, del prescolar a la educación superior e incluso más allá. Entre los temas figuran la ciudadanía mundial y el desarrollo sostenible; los derechos humanos y la igualdad de género; la salud, el VIH y el SIDA, y el fomento de la enseñanza técnica y la formación profesional.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un programa ambicioso, deseable y universal para erradicar la pobreza mediante el desarrollo sostenible para 2030. Cuando se aprobó la nueva agenda en septiembre de 2015, la comunidad internacional reconoció que la educación es fundamental para el éxito de los 17 objetivos recogidos allí. El Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 pretende Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

En la Declaración de Incheon aprobada en el Foro Mundial sobre la Educación en mayo de 2015 se encomendó a la UNESCO, como organismo de las Naciones Unidas especializado en educación, que dirigiera y coordinara la agenda Educación 2030 con sus asociados. El nuevo ámbito ampliado de la agenda mundial Educación 2030 señala que se extiende desde el aprendizaje en la primera infancia hasta la educación y la formación de jóvenes y adultos; prioriza la adquisición de habilidades para trabajar; subraya la importancia de la educación de la ciudadanía en un mundo plural e interdependiente; se centra en la inclusión, la equidad y la igualdad entre ambos sexos y pretende garantizar resultados de calidad en el aprendizaje para todas y todos, a lo largo de toda la vida.

La principal responsabilidad de la ejecución de la agenda corresponde a los gobiernos, y a la UNESCO y los socios prestar su apoyo proporcionando asesoramiento coordinado en materias normativas, asistencia técnica, desarrollo de la capacidad y realizando un seguimiento de los progresos a escala mundial, regional y nacional.

En este momento me encuentro en Siem Reap, Cambodia, invitada por la UNESCO con la representación del CLADEM regional a la 8th Global Meeting of the Collective Consultation of NGO son Education for ALL (CCNGO/EFA). Sin duda, la Educación no sexista y no discriminatoria deben estar contempladas en la Agenda Mundial de Educación.

lupitaramosponce@gmail.com

@lupitaramosponce


Comment Box is loading comments...