Mujeres

México es un país anti jóvenes: Mamá de Lesvy

Agradeció a todas las mujeres que se organizaron y manifestaron de un día para otro


* Mi hija dominada varios idiomas: inglés, francés, italiano, rumano, catalán, porque ella quería salir de aquí.

Alicia Mendoza

SemMéxico. Cd. de México. 5 de mayo de 2017,- Frente a la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Araceli Osorio, trabajadora de la UNAM y cuya hija fue asesinada en los jardines del Instituto de Ingeniería de este campus, Lesvy Berlín Rivera Osorio, exigió justicia para su hija y para todas las mujeres asesinadas en el país y reclamó “no es posible que se siga cometiendo este tipo de abusos por parte de autoridades, sobre que las mujeres siempre tenemos la culpa de lo que nos pasa”.

Al concluir la marcha en la que miles de mujeres exigieron un alto al feminicidio y violencia contra las mujeres, Araceli Osorio denunció el trato que ha sufrido de parte de autoridades capitalinas y medios de comunicación por el asesinato de su hija, “sufrimos una serie de violaciones a nuestros derechos, pero sobre todo violaciones a los derechos de nuestra hija”.

“Mi hija como cualquier joven con derecho a decidir sobre su persona, su vida y su actividad había decidido vivir independiente de nosotros, vivía con su pareja”, puntualizó.

Además, informó que de acuerdo con un dictamen pericial Lesvy ”ella murió por asfixia, estrangulamiento”, y adelantó que apelarán ante instancias locales, nacionales e internacionales para exigir justicia.

“México es un país de inseguridad, es un país anti jóvenes que lejos de apoya a su juventud la reprime”, “somos un país donde se mata, donde la violencia se está volviendo en algo cotidiano”, sostuvo ante los contingentes de estudiantes, trabajadoras, profesoras, organizaciones y activistas, quienes gritaban consignas de solidaridad ¡No estás sola!

En su mensaje agradeció a todas las mujeres que se organizaron y manifestaron de un día para otro, “nos da mucho gusto, porque las vemos a ustedes, jóvenes como mi hija, con ganas de hacer muchas cosas”.

“Lejos del estigma que crearon de mi niña había estudiado aquí en la UNAM, no estaba inscrita actualmente, ella había dejado suspender, no por falta de capacidad, no por falta de brillantes, sino porque mi hija trabajó en una cafetería, no como mesera como lo señalan despectivamente, sino para cursar idiomas. Mi hija dominada varios idiomas: inglés, francés, italiano, rumano, catalán, porque ella quería salir de aquí. Ella me decía –mamá yo voy a ser ciudadana del mundo-“, aclaró y desmintió versiones difundidas por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
“De ninguna manera vamos a permitir que se estigmatice de esa manera, mi hija no era una alcohólica, no era mesera despectivamente, no era cuida perros, el perro que ella traía era su adoración”.

Además, dijo, “mi hija es parte de la estudiantina femenil de la UNAM”, y compartió que estaba preparando su examen de admisión para la licenciatura y estaba por elegir su carrera “ella estaba entre letras francesas, latinoamericanas o relaciones internacionales “.

La marcha partió de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales avanzó a través de las facultades de Ciencias e Ingeniería para llegar hasta los jardines del Instituto de Ingeniería donde autoridades de la UNAM encontraron el cuerpo de Lesvy Berlín Rivera Osorio, donde le dedicaron poemas, le rindieron un minuto de silencio y otro minuto de consignas ¡no es un hecho aislado, los feminicidios son crímenes de Estado!, ¡Lesvy somos todas!

A la manifestación se sumaron mujeres defensoras de derechos humanos, quienes buscan justicia para sus hijas asesinadas, como Norma Andrade.

La marcha de miles de mujeres y colectivas feministas avanzó hasta la Rectoría y al finalizar el mensaje de Araceli Osorio, colectivos cerraron avenida de los Insurgentes para exigir justicia por el feminicidio de Lesvy.


Comment Box is loading comments...