Mujeres

A siete años del asesinato de Bety Cariño y de Jyri Antero Jaakkola, exigen justicia

*No se ha hecho lo suficiente para brindar justicia.


* *Se mantienen pendientes de ejecutar diversas órdenes de aprehensión.

Zaira Hernandez , corresponsal

SemMéxico. Oaxaca. 27 de abril de 2017.- A 7 años del asesinato de la defensora los derechos humanos, Alberta Cariño Trujillo, conocida como Bety Cariño, y de Jyri Antero Jaakkola, de origen finlandés, organizaciones sociales y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) urgieron verdad y justicia.
La que era Directora del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS) en Oaxaca, y el extranjero fueron asesinados por un grupo armado en Oaxaca, el 27 de abril del 2010, mientras acompañaban una caravana de paz y observación a la comunidad indígena de San Juan Copala.
A siete años de los hechos, familiares, defensoras y defensores de Bety y Jyri, organizaciones de derechos humanos y diputadas y diputados del Parlamento Europeo siguen señalando que no se ha hecho lo suficiente para brindar justicia, toda vez que se mantienen pendientes de ejecutar diversas órdenes de aprehensión.
En la ciudad de Oaxaca, integrantes de varias organizaciones se movilizaron de la fuente de las 8 Regiones con destino al zócalo para pedir justicia. Los grupos llegaron convocados por el Movimiento Agraria Indígena Zapatista (MAIZ).
Una de las portavoces, Griselda Victoria de la Cruz, indicó que a 7 años de este homicidio no existe solución y los probables responsables pueden quedar libres.
“Queremos que se respete la actividad de los defensores y defensoras de los derechos humanos que cada vez están en riesgo”, señaló.
Omar Esparza, de MAIZ, precisó que el expediente jurídico tiene múltiples irregularidades. “No vamos a dejar a que se perpetue este caso. Seguiremos exigiendo que se detengan los 7 que faltan y que son responsables del crimen”, manifestó.
“Lo que vemos es una política de estado donde se ha ido asesinado, se ha ido golpeando a defensores comunitarios de quienes están en defensa del territorio, desde la complicidad de las autoridades”, añadió.
De acuerdo con cifras de Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos, el Comité Cerezo y la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada, de junio de 2012 a mayo de 2015 se registraron 471 defensoras y defensores víctimas de alguna agresión.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló que en lo que va de 2017, se han perpetrado 14 homicidios en contra de defensoras y defensores de derechos humanos: dos en México, dos en Guatemala, tres en Nicaragua y siete en Colombia.

Comment Box is loading comments...