Congreso

Senado aprueba que CDI participe en el Sistema Nacional para erradicar la Violencia contra las Mujeres

*INMUJERES tendrá derecho a voz en Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas


* *El objetivo es garantizar que mujeres y niñas indígenas tengan acceso a una vida libre de violencia

Redacción

SemMéxico. Cd. de México. 27 de abril de 2017.- El Pleno del Senado de la República aprobó un dictamen para dar voz a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) dentro del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, con el objetivo de garantizar la protección a mujeres y niñas indígenas.

En el dictamen, que se remitió al Ejecutivo Federal para su publicación, se considera necesario que la CDI “se obligue de manera conjunta con el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres”, para que coadyuve a garantizar acciones a favor de prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las niñas y mujeres indígenas con el fin de que sean respetados sus derechos.
Con la aprobación del dictamen se agrega de una fracción XIX al artículo 2, una fracción V al artículo 6 de la Ley de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, así como la adición de una fracción XII al artículo 36 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Con estas modificaciones legislativas, la CDI podrá dar seguimiento a las acciones de las autoridades federales, estatales, de la Ciudad de México y municipales para la prevención, protección, sanción y erradicación de todas las formas de discriminación cometidas contra mujeres y niñas indígenas.

Además, con las reformas se incorpora al Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) a la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, para lo cual las Comisiones Unidas dictaminadoras propusieron otorgarle únicamente el derecho a voz en sus participaciones.

El objetivo es garantizar que mujeres y niñas indígenas tengan acceso a una vida libre de violencia, cumplir con diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos, ratificados por el Estado mexicano, entre ellos la Declaratoria de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Declaración de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención de Belém do Pará.

Esta propuesta se originó el 28 de noviembre de 2013, a iniciativa de la senadora perredista Angélica de la Peña Gómez, el senador perredista Isidro Pedraza Chávez, la senadora priista Juana Leticia Herrera Ale y los senadores priistas Eviel Pérez Magaña y Teófilo Torres Corzo.

Fue hasta el 2 de diciembre de 2014 que la iniciativa fue aprobada por el Pleno de la Cámara de Senadores y enviada a la Cámara de Diputados.

Después de ser modificada en varias ocasiones por ambas cámaras, la minuta fue aprobada por el Pleno de la Cámara de Diputados y devuelta al Senado, el 13 de octubre de 2016, quien ese mismo mes la turnó a la Comisión de Asuntos Indígenas y Estudios Legislativos, Primera, de la Cámara de Senadores, donde fue aprobada este 16 de febrero de este año.
AM/GR

Comment Box is loading comments...