Violencia política dentada

Mujeres y Política


* * Tratándose de violencia política, por los integrantes de los ayuntamientos del Estado, procederá, la solicitud de revocación de mandato.

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca. 24 de abril de 2017.- El pasado fin de semana, integrantes de la LXIII Legislatura de Oaxaca aprobaron la tipificación de la violencia política e institucional ejercida contra las mujeres, que incluso puede sancionarse con penas o con la revocación del mandato a las autoridades municipales. Con esta acción, se envía un claro mensaje a quienes creen que el poder es solo cosa de hombres, esta afirmación que tendría que ser obsoleta en el siglo veintiuno, no es un asunto menor, considerando la violencia que han sufrido y siguen padeciendo presidentas municipales, síndicas, regidoras y alguna que otra diputada a raíz de los recientes comicios en Oaxaca, un tema recurrente, por indignante e incomprensible, en esta columna.
La iniciativa que fue enviada por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa tiene detrás la asesoría y el trabajo de un grupo cercano de colaboradores y colaboradoras, una de ellas y muy importante la feminista Norma Reyes Terán, mujer que nació en el seno de la izquierda recalcitrante oaxaqueña, titular del mecanismo para el adelanto de las mujeres hace algunos años, dejando honda huella, y hoy coordinadora para la Atención de los Derechos Humanos del Poder Ejecutivo Estatal (CADH). Muy polémica a quien se le puede aplicar aquello de que no es monedita de oro…pero lo que no se puede ocultar es la certeza de sus conocimientos en materia de género.
El dictamen aprobado en la cámara, fue presentado por la Comisión Permanente de Administración de Justicia, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Oaxaca; del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Oaxaca; del Código de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales para el Estado de Oaxaca y la Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género. Visto de otra forma no tiene rendija de escape para quienes quieren incumplir, sean las instituciones electorales, los partidos políticos, las autoridades, incluso quienes laboramos en los medios de comunicación.
Por ejemplo, de acuerdo con la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Oaxaca, (la o) el servidor público debe abstenerse de ejercer cualquier tipo de violencia que lesionen o sean susceptibles de dañar la integridad, dignidad, libertad y los derechos de las mujeres.
Tratándose de violencia política, por los integrantes de los ayuntamientos del Estado, procederá, la solicitud de revocación de mandato, que establece el artículo 61, fracción VII de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca.
La reforma aprobada en el Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Oaxaca, adiciona, que comete los delitos a que este capítulo se refiere, (la o) el funcionario público, agente del Gobierno o su comisionado, sea cual fuere su categoría, en los casos siguientes… Cuando indebidamente discriminen, dilaten, obstaculicen, entorpezcan, impidan o niegue, a los particulares, el despacho de sus asuntos, la protección o servicio que tenga obligación de prestarles o impida la presentación de solicitudes o retarde el curso de estas.
La pena se aumentará hasta en un tercio cuando las conductas…se cometan, en perjuicio de una mujer por razón de género.
Una ley con dientes, como se dice.
Además, la misma reglamentación tipifica claramente la violencia política contra las mujeres, a fin de que no haya lugar a duda: Para los efectos de este Código se entiende por Violencia Política contra las mujeres, la acción u omisión que, en el ámbito político o público, tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos político-electorales de una mujer, el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo o su función del poder público.
Se manifiesta en presión, persecución, hostigamiento, acoso, coacción, vejación, discriminación, amenazas o privación de la libertad o de la vida en razón del género.
Y enumera seis acciones u omisiones que configuran la violencia política contra las mujeres, una de ellas y muy recurrente en Oaxaca “impedir la incorporación, toma de protesta al cargo…”.
En los municipios que se rigen por sistemas normativos internos…se harán de acuerdo con prácticas y tradiciones democráticas…y dice claramente que no deben violar derechos humanos reconocidos por la Constitución Federal, por los tratados internacionales y por la Constitución Estatal.
Se promueve la paridad entre mujeres y hombres como requisito fundamental de la democracia. Una paridad horizontal y vertical…en caso de incumplimiento de la primera sanción los partidos políticos serán sancionados con la negativa de registros de las candidaturas correspondientes.
Contempla también la violencia política en la propaganda político-electoral y en el caso de los sistemas normativos internos señala que en ningún caso las prácticas de los pueblos o de las comunidades indígenas podrán limitar, anular o menoscabar los derechos de la ciudadanía (es decir de hombres y mujeres) en la elección de sus autoridades municipales.
En fin, todo indica que está completa, y la Comisión Permanente de Administración de Justicia conformada por Hilda Graciela Pérez Luis, Donovan Rito García, María Mercedes Rojas Saldaña, Silvia Flores Peña y Juan Mendoza Reyes, hicieron su trabajo con respecto a la iniciativa del gobernador que se espera sea publicada en breve.
Vamos de avanzada, le tocará a las mujeres hacer valer sus derechos políticos utilizando las herramientas jurídicas a su alcance, a las asociaciones que defienden los derechos de las mujeres asesorarlas y acompañarlas, y, a las instituciones públicas hacer que se cumpla en el próximo proceso electoral, pero tan pronto sea publicada, ante la resistencia de algunas autoridades puede empezar a aplicarse. Ojalá las autoridades lo entiendan, porque podrían perder lo que han ganado.
Norma Reyes Terán señalaba esta semana en una conversación con ella, un hecho fundamental, en el sentido de que la lucha por los derechos políticos se ha centrado en garantizar la paridad como un derecho constitucional de los sexos y consecuentemente, en la violencia de género en el ámbito político electoral. Pero, dice, está en desacuerdo con hacer de la paridad el centro de la agenda, es decir, la paridad como único objetivo político, es elitista y beneficia solo a un grupo pequeño de mujeres, en su mayoría, de clase media. Es decir, se convierte en un asunto elitista y no político si no va dirigida directamente a transformar la jerarquía patriarcal, que no se altera solo con la paridad sino con otras medidas que van dirigidas a desactivar aquello que destroza la vida de las mujeres, que es la desigualdad y la violencia. Eso sin duda se entiende plenamente.

El renunciado y la que renunció
La solicitud de separación del ahora ex secretario general de Gobierno, Alejandro Avilés Álvarez, por presuntos actos de corrupción, y la renuncia de Oliveti Paredes al frente del Instituto de la Juventud Oaxaqueña, son dos hechos reales. A uno se la pidió y así se anunció; la otra presentó su renuncia y, aunque se la haya mandado pedir como es de suponerse, el mensaje no quedó claro. Lo cierto es que todo indica que no habrá tolerancia a la corrupción. Qué bueno. Es necesario que así sea. Pero ya dentro de la arena, el pueblo pide más renuncias con sobrada razón. Es corrupción la omisión, la desatención, la incapacidad para un cargo público, el tráfico de influencias…Son tiempos de curarse en salud, vienen temporadas electorales y la imagen de los gobiernos priistas están sobrevaluadas.

Comment Box is loading comments...