Congreso

Quedan pendientes en armonización legislativa en derechos humanos

*Es necesario establecer el andamiaje jurídico para materializar los derechos y propiciar las condiciones adecuadas para su ejercicio.


* *Se debe construir una agenda nacional de armonización y promover la incorporación de principios y contenidos de la Carta Magna en constituciones locales.

Redacción

SemMéxico. Cd. de México. 20 de abril de 2017.- Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), informó que no ha concluido el proceso de armonización legislativa con los preceptos constitucionales, a más de 6 años de la reforma en materia de derechos humanos, ya que actualmente se tiene “un 87.4 por ciento de la armonización con las entidades”.

Ayer, durante la instalación de la Mesa Nacional de Armonización Legislativa sobre la Reforma Constitucional de Derechos Humanos, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el titular de la CNDH indicó que es necesario establecer el andamiaje jurídico para materializar los derechos y propiciar las condiciones adecuadas para su ejercicio.

Habló de la necesidad de que los contenidos normativos no sean contradictorios, sobre todo cuando se realizan cambios con la extensión, integralidad y relevancia de la reforma constitucional en materia de derechos humanos de 2011, precisó que su reconocimiento es poco relevante si los derechos no adquieren vigencia y no cuentan con medios para hacerse efectivos y reclamar su cumplimientoen el país.

También advirtió que la “falta de coherencia” entre normas dificulta e inhibe la vigencia de los derechos humanos.

Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), afirmó que las instancias representadas en este evento son claves para avanzar en la armonización plena y cabal de la reforma de derechos humanos en México, que además, se da en el marco de una colaboración institucional indispensable para cumplir con las obligaciones constitucionales en la materia.

La implementación de la reforma de derechos humanos de 2011, “es la ruta para llevar a la práctica de manera efectiva y concreta los derechos humanos en el país, que estamos obligados a reconocer y representan un enorme reto para todos”, dijo.

Manifestó que se debe construir una agenda nacional de armonización y promover la incorporación de principios y contenidos de la Carta Magna en constituciones locales, leyes reglamentarias y ordinarias expedidas a nivel federal y estatal.

Por su parte, la senadora Angélica De la Peña Gómez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, dijo que “el mérito de esta reunión es coadyuvar para lograr el propósito fundamental del cambio que México dio cuando se pusieron de acuerdo todas las voluntades políticas, para definir el alcance de estas reformas, de estos once artículos de la Constitución, y que siguen pendientes algunos temas”.

Para la legisladora perredista la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos de 2011, tiene que verse en el marco de otras reformas importantes de los últimos años, y que dio un vuelco de 180 grados al establecer principios como el pro persona, “que es muy importante pero aún no se entiende su alcance”.

Además, recordó que hay un incumplimiento de la Cámara respecto a la elaboración de las leyes reglamentarias de los Artículos 29 y 33 constitucionales, que no pueden entrar en vigor sin esa normatividad.

Agregó que garantizar la autonomía de los organismos de protección de Derechos Humanos desde las legislaturas locales es un avance, “pero siguen pendientes”.

En su turno, Leticia Bonifaz Alfonzo, directora general de Estudios, Promoción y Desarrollo de los Derechos Humanos, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación(SCJN), refirió que a seis años de la reforma hay resultados positivos pero diversos, atendiendo caracteres federales y locales, incluso en el ámbito local hay asimetrías.

El coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, diputado César Camacho Quiroz, señaló que el contenido normativo de la filosofía política y social de la reforma de 2011, debe llenar las constituciones locales y las leyes generales, federales, ordinarias, reglamentos y todo tipo de normas, cualquiera que sea su rango.

A su vez, Ricardo Sepúlveda Iguiniz, director de Política Pública de Derechos Humanos de la SEGOB, consideró que la armonización es necesaria para la implementación de la reforma, y debe hacerse en coordinación con los tres poderes, la CNDH y las autoridades, buscando fórmulas institucionales que ayuden a mantener esa colaboración.
AM/GR


Comment Box is loading comments...