Mujeres

Es la opresión lo que está empoderando a las mujeres: Brooks

Aranda Bezaury los momentos más difíciles son oportunidades para el feminismo


* GESMujer realiza conversatorio en el marco de su 40 aniversario

Zaira Hernandez , corresponsal

SemMéxico, Oaxaca, 8 abril 2017.- Cada vez las mujeres tienen más problemas en el ejercicio de sus derechos, tanto en México como en otros países del mundo, entre esos, Estados Unidos con el presidente Donald Trump, coincidieron expertas que participaron en el conversatorio “Los derechos de las mujeres ante la discriminación y el prejuicio”, en el que las participantes dejaron claro que las mujeres enfrentan una doble discriminación: por el color de su piel y por ser mujeres.
Leticia Brooks, del Southern Poverty Law Center (EE.UU); Josefina Aranda Bezaury, de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y Lina Rosa Berrio Palomo del Ciesas Pacífico Sur, fueron convocadas dentro del 40 aniversario del Grupo de Estudios de la Mujer (GESMUJER) que preside Ximena Avellaneda.
Leticia Brooks, del Southern Poverty Law Center, de Alabama, EE.UU., comprometida con la lucha por el prejuicio y el racismo a través de la defensa de los derechos humanos, fue clara al expresar que en Estados Unidos las mujeres afrodescendientes son en cierto sentido ignoradas y acosadas y puso en la mesa experiencias en Estados Unidos de las mujeres afrodescendientes ignoradas y acosadas, que han revertido el papel y ahora han luchado por su vida, por el respeto de este sector.
Relató diversos casos de mujeres afroamericanas que terminaron en la cárcel producto de una relación abusiva, que fueron asesinadas por ser transexuales o estar en prisión, o que desaparecen sin que una alerta funcione para encontrarlas por no ser bonitas ni de piel blanca.
Dijo también que las historias de mujeres indígenas, de las despreciadas, sirven de aliciente para levantar la lucha con grupos organizados con el fin de buscar su empoderamiento y mejorar su entorno. Es precisamente esa opresión lo que está empoderando a las mujeres.
No obstante, la discriminación seguirá en la sociedad porque las mismas mujeres van formando los modelos de rechazo.
El movimiento “Las Vidas Negras Importan” (BLM por sus siglas en inglés), fundado por mujeres que, desde el enfoque feminista y la opresión, son para Lecia Brooks un ejemplo de empoderamiento a través de la resistencia, pues no se dan por vencidas a pesar de que las llamen racistas al luchar solo por las vidas de los afrodescendientes, una lucha que no sería necesaria si esas vidas realmente importaran.
Para la académica, Josefina Aranda Bezaury los momentos difíciles se traducen para los movimientos feministas, en una oportunidad para abrir mentes y unirse a luchas importantes en otros lados, como con las afroamericanas, en Estados Unidos.
“Hay una afrenta contra el ejercicio de nuestros derechos adquiridos, otra vez nos los quieren disminuir, tenemos que estar puestas y solidarias, formando frentes con otros movimientos, tener posibilidad de tejer redes”, abundó.
Tan sólo en Oaxaca es cotidiana la discriminación contra las mujeres, se siente en el cuerpo de las mujeres, en todo lo que hacemos, en cómo nos vemos y esta discriminación se tiene que distinguir, apoyarse e identificar los puntos a enfrentar.
Aranda Bezaury dijo que este conversatorio fue una oportunidad para ver cómo la opresión que viven las mujeres es global: “todas las historias de discriminación son historias de violencia física, económica y política que se instala en sus cuerpos de manera permanente, compartió.
Al ser esa opresión vivida de múltiples formas y de manera cotidiana, la especialista en temas de género y políticas públicas, consideró que la intersección de las diferentes luchas puede ser una oportunidad para que los grupos oprimidos, como el de las mujeres, tengan una agenda en común.
Aranda Bezaury expresó que existen muchas luchas que debemos considerar partir para fortalecer la defensa de los derechos y poner un alto a la discriminación, y advirtió que aun cuando no se podrá en un tiempo o en un periodo, requiere de estrategias entrelazadas.
A su vez, la investigadora del CIESAS-Pacifico Sur, Lina Rosa Berrio Palomo, opinó que más que discriminación y prejuicio, en realidad lo que las mujeres afrodescendientes enfrentan, tanto en Estados Unidos, como en México o América Latina, es un racismo profundamente interiorizado y una violencia exacerbada.
Entre las mujeres afroamericanas, las indígenas de México y de mujeres de otras partes de América Latina hay hilos de continuidad muy fuertes que se expresan en la manera en que se viven los procesos de racismo. “En el caso de América Latina a veces pensamos que la ideología del mestizaje encubre el racismo, pero en la vida cotidiana existe”, analizó Lina Rosa Berrio.
Las participantes coincidieron en que las mujeres llegan a ser el propio obstáculo del avance de la lucha feminista, de exigir respeto a las garantías de toda mujer, sin distinción de raza, color o creencia.
Lina Rosa Berrio, expresó que en México y Oaxaca esta discriminación y menosprecio se mantiene y se muestra en la sociedad. “No se trata de luchas aisladas, se requiere de tener esfuerzos en todas las comunidades.
Este conversatorio se realizó en conjunto con la Dirección de Equidad y Género de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Pacífico Sur, y la Embajada de Estados Unidos en México, y forma parte de las actividades que en 2017 el Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos (GESMujer) A. C. llevará a cabo por la conmemoración de sus 40 años de trabajo.




Comment Box is loading comments...