Mujeres

Ni un feminicidio más, exigen en Juchitán

Detienen marcha fúnebre frente al palacio municipal para exigir justicia


* “Que sepan que hay un pueblo que se levanta, que hay un pueblo que está harto de atropellos y crímenes…no daremos un paso atrás"

Redacción

Guadalupe Ríos
SemMéxico, Juchitán, Oax., 4 abril 2017- Los huipiles y enaguas de las juchitecas que hoy marcharon hasta llegar frente al palacio municipal no eran multicolores ni festivos; eran de color negro y sus rostros mostraban coraje, impotencia y una profunda indignación por un feminicidio que cimbró a la sociedad por su salvajismo y por haber tocado de cerca a uno de los líderes políticos de la izquierda juchiteca.
Leticia Nicolás Ramírez salió a departir por la tarde noche del domingo con sus amistades. Después le dieron un raid y la dejaron en el lugar que ella indicó; se presume que abordó otro vehículo y no se supo más de ella sino hasta el mediodía del lunes, cuando su cuerpo fue localizado a un costado de la carretera Panamericana, con el torso desnudo y el rostro desfigurado.
Quien o quienes la asesinaron se encargaron de dejarla a la vista, acaso como lección, acaso como advertencia, acaso sabedores de que les protege la impunidad porque en México y Oaxaca muy pocos asesinatos se investigan y castigan.
La tarde de este martes, en una largo recorrido que partió del domicilio de la víctima y llegó hasta la explanada del palacio municipal, familiares, amigos –hombres y mujeres, muchas mujeres-, encabezadas por el exalcalde juchiteco Leopoldo De Gyves de la Cruz (cuñado de la víctima), levantaron la voz y con el puño en alto exigieron justicia.
La directora de la Instancia de la Mujer Juchiteca, Aracely Fuentes López, encabezó la comisión nombrada por la presidenta municipal Gloria Sánchez y dio lectura a un documento en el que la autoridad condenaba el crimen y exigía el esclarecimiento del feminicidio y el castigo de quienes sean responsables.
“Nos unimos al reclamo de justicia que hacen los familiares y amigos y la sociedad juchiteca que se siente lastimada y vulnerable y les acompañaremos para que este feminicidio no quede impune, no queremos ningún asesinato más, no queremos ninguna juchiteca menos, queremos un Juchitán libre y seguro para todas y todos los ciudadanos”, dijo.
Con la voz entrecortada, la hermana mayor de Leticia advirtió: “No venimos a pasearnos ni a exhibirnos, no somos un circo, que la muerte de Leticia no quede impune, ahora nos tocó este dolor, y el día de mañana puede ser cada una de ustedes. Queremos justicia para Leticia” y estalló el grito unánime: ¡justicia, justicia, justicia!
En su oportunidad el exdiputado federal y fundador de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo COCEI Leopoldo de Gyves de la Cruz, señaló que de diciembre del año pasado hasta hoy, en Oaxaca han muerto 33 mujeres de manera violenta y once casos han sido declarados como feminicidios.
El dirigente coceísta destacó que también hoy en Matías Romero, se estaba sepultando a Jennifer Antonio Carrillo, la joven de 18 años quien durante un mes estuvo luchando por su vida en un hospital tras ser quemada con gasolina en el 70% de su cuerpo por su esposo Edgardo Romero Álvarez, quien se encuentra prófugo.
A las autoridades gubernamentales y encargadas de impartir justicia pidió “que no hagan una farsa de investigación, no queremos chivos expiatorios, queremos la verdad y quienes hayan sido responsables que paguen con la cárcel”.
“Que sepan que hay un pueblo que se levanta, que hay un pueblo que está harto de atropellos y crímenes…no daremos un paso atrás; que la muerte de Leticia sea un símbolo, una siembra para luchar contra el feminicidio, contra la impunidad y para seguir exigiendo justicia, ni una muerta más en Juchitán”, señaló.
Después, el cortejo continuó su camino para sembrar el cuerpo de Leticia, quien apenas el pasado 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, cumplió 40 años de edad.



Comment Box is loading comments...