Congreso

Aprueba diputación reformas para favorecer a trabajadoras

Podrán transferir hasta 5 semanas de descanso para después del parto


* Establece como derecho reducir una hora de su jornada laboral para lactancia

Alicia Mendoza

SemMéxico, Cd. de México, 4 marzo 2017.- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen con proyecto de decreto para que mujeres trabajadoras en periodo de gestación y maternidad puedan transferir hasta cinco de las seis semanas de descanso a las que tienen derecho antes del parto, para después de que éste ocurra, ya que actualmente sólo es posible ajustar un máximo de cuatro semanas.
Durante la sesión de hoy, el dictamen se avaló en lo general por 399 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones; y tras ser rechazadas varias reservas fue avalado en lo particular con 301 votos a favor, 83 en contra y nueves abstenciones, por lo que se envió al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.
El dictamen busca reformar las fracciones II y IV del artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo y el precepto 28 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional.
Esta propuesta también pretende modificar que las trabajadoras puedan elegir entre dos descansos de 30 minutos cada día, para alimentar a su hijo, o tener el derecho a reducir una hora de su jornada laboral, sin afectar su salario o percepciones.
La propuesta surgió de seis iniciativas que presentaron, por separado, diputadas de Movimiento Ciudadano, quienes presentaron dos iniciativas; del Partido Revolucionario Institucional, quienes presentaron también dos iniciativas, Partido Verde Ecologista de México, una iniciativa; y del Partido Acción Nacional, una iniciativa, entre los meses de mayo y noviembre de 2016.
Actualmente, la fracción IV del artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo estipula que las madres trabajadoras tienen derecho a dos descansos de media hora al día para alimentar a sus hijos durante seis meses; sin embargo, la opción de reducir una hora su jornada no está considerada como un derecho, sino como alternativa por medio de un acuerdo con el patrón.
El artículo 28 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional, también reconoce el derecho de las madres trabajadoras a disfrutar de dos descansos por día de 30 minutos, pero no considera la opción de reducir una hora su jornada laboral.
Al fundamentar el dictamen, la diputada priista Ana Georgina Zapata Lucero, presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, destacó que con estas reformas a las leyes “bastará solamente que la trabajadora informe formalmente por escrito, hasta con cinco días de antelación, al patrón o superior jerárquico, en el caso de las trabajadoras al servicio del Estado, que transferirá las semanas que considere necesario, hasta cinco de ellas, del periodo de preparto al periodo de postparto, desde entonces con el aval médico”.
Asimismo también “bastará que la trabajadora dé aviso formal por escrito al patrón o al superior jerárquico, en su caso, para que dentro del periodo de lactancia habrá de reducir una hora de jornada laboral para amamantar a su hija o hijo cuando así deseara hacerlo, en lugar de tomar dos periodos extraordinarios de media hora como se señala”.

Por lo que, el dictamen indica, para ambas legislaciones, que cuando una trabajadora no pueda usar sus dos descansos de media hora al día, podrá optar por la reducción de su jornada laboral, previa notificación formal dirigida al patrón o superior jerárquico.
Además, la legisladora precisó que la notificación “deberá contar con el acuse de recibo y fecharse con al menos cinco días hábiles de anticipación al día que decida hacer uso de su derecho”, ello para que “tanto la madre trabajadora como el empleador o institución pública, según sea el caso, quede debidamente protegido, dotando con ello de certeza jurídica a un proceso que se estima no debe ser riguroso, pero tampoco demasiado amplio”, explicó.
Así la Comisión de Trabajo y Previsión Social determinó eliminar la obligación de la madre trabajadora en periodo de lactancia, de tomar en cuenta la opinión del patrón para acceder al derecho de reducir su jornada laboral en una hora, sin que se vean afectados sus ingresos, con base en el interés superior del menor de edad y en beneficio de las trabajadoras.
“Con esta reforma estaríamos tutelando jurídicamente el respeto de la dignidad de las trabajadoras, de su salud, en un contexto de interés superior del menor, del o los hijos e hijas, en un marco justo social y tendiente a elevar la calidad de vida, tanto en el aspecto social, cultural, económico y por el bienestar de la familia”, sostuvo.
De igual forma, dijo la reforma busca “fortalecer la autonomía de la madre trabajadora para ponderar un tiempo más con el recién nacido, en el beneficio de los primeros cuidados. Fomentar y procurar la lactancia como único alimento durante el período de tiempo posible, haciendo uso de su derecho de descanso obligatorio correspondiente a la etapa de postparto. Fortalecer a la madre trabajadora para tener la posibilidad de estar con el recién nacido, aproximadamente 11 de las 12 semanas”.
Por parte del Partido Encuentro Social, la diputada Refugio Trinidad Garzón Canchola señaló que “con la reforma se establece que en caso que los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria, la madre podrá contar con un descanso de hasta ocho semanas posteriores al parto”.
La finalidad de estas reformas es “contribuir al sano progreso de la familia e impulsar el desarrollo de la primera infancia, protocolos de educación contra la pornografía infantil y atención a los derechos de la mujer embarazada, entre otras. Proteger los derechos de las madres trabajadoras es esencial para asegurar el acceso de la mujer a la igualdad de oportunidades”, indicó.
Por su parte, la diputada del Movimiento Ciudadano, Marbella Toledo Ibarra indicó que “otro aspecto fundamental en este dictamen es el reconocimiento de las madres trabajadoras a que sus percepciones no se vean afectadas durante sus periodos de permiso, además de que no será necesario que esos periodos sean acordados con el empleador, pues bastará con que se le notifique una semana antes de manera formal para que la madre pueda hacer valer su derecho.
La diputada Jorgina Gaxiola Lezama, del PVEM calificó como “dádiva” otorgar únicamente a la trabajadora distribuir cinco de las seis semanas para después del parto, ya que su grupo parlamentario buscaba “ampliar el tiempo de lactancia de licencia de maternidad, de las 12 semanas que establece la ley, a 18 semanas en total”.
“Parece que la cuestión de fondo es que no hay presupuesto para sustentar el pago de la nómina sin la correspondiente jornada laboral. ¿Es un tema de voluntad o es un tema de dinero? ¿Cuánto dinero entonces sería suficiente para poder garantizar el derecho a la salud de las mujeres y de los recién nacidos en México? ¿Cuánto cuesta el bienestar de una mujer y de un recién nacido en nuestro país?”, cuestionó.
Y agregó “claramente (los patrones) no están dispuestos a cumplir con la obligación de otorgar el derecho a la seguridad social suficiente, a las mujeres trabajadoras en México, porque ni siquiera nos otorgan las 14 semanas de licencia de maternidad que establece la Organización Internacional del Trabajo, de la que por cierto México es parte. Los patrones conceden 12 semanas de licencia, seis semanas antes y seis semanas después del parto, como si fuera una prerrogativa y no un derecho ampliamente reconocido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.
El diputado perredista Julio Saldaña Morán externó “nos gustaría ver la misma disposición de la Comisión del Trabajo hacia otros temas que aborden la necesaria revisión de la condición laboral de la mujer no sólo como madre trabajadora, sino frente a sus necesidades y que aminore, efectivamente, las problemáticas que viven en los centros de trabajo”.


Comment Box is loading comments...