Mujeres

CLADEM exige justicia para Emma Gabriela Molina

Solicitaron también que la justicia sea imparcial y expedita para el feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto


* Evidencia obstáculos que enfrentan las víctimas de violencia cuando sus parejas son políticos.

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 29 de marzo de 2017.- Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (CLADEM México) y el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres, exigieron al gobierno de Yucatán que el caso de Emma Gabriela Molina Canto sea investigado bajo los parámetros de implementación del Protocolo de Actuación de Feminicidio.
La red compuesta por organizaciones y personas que defienden los derechos de las mujeres, en 15 países y nueve estados del país, demandaron la actuación de las autoridades para garantizar la integridad de Ligia Canto y de las hijas e hijo de Emma Gabriela, quien fue asesinada el pasado 27 de marzo.
Emma Gabriela Molina Canto era una defensora yucateca, trabajadora, madre amorosa y sobreviviente de violencia, por más de cinco años defendió su derecho a una vida libre de violencia y pugnó por obtener la custodia de sus dos hijas e hijo.
De acuerdo con el pronunciamiento de CLADEM, el padre de sus hijas e hijo, Alberto Medina, fue funcionario en el Gobierno del Estado de Tabasco, su matrimonio transcurrió envuelto en hechos de violencia vulnerando la integridad física y psicológica de Emma Gabriela, y al tomar ella la decisión de separarse él sustrajo a sus menores hijas e hijo con lujo de violencia.
Acusado de corrupción, lavado de dinero y de tener vínculos con el narcotráfico, acosó, amenazó e intimidó a Emma Gabriela para impedirle que se quedara con la custodia de sus hijas e hijo, al grado de promover su encarcelamiento y el de su madre Liga Canto, por delitos que no cometieron en diferentes entidades del país.
CLADEM refiere que este caso evidencia los obstáculos y dificultades que enfrentan las mujeres víctimas de violencia cuando sus parejas son políticos, tienen recursos económicos y están vinculados a redes de delincuencia organizada.
Las autoridades federales y del gobierno local a lo largo de los cinco años de lucha por la custodia de sus hijas e hijo, no proporcionaron medidas de protección a pesar del riesgo evidente en el que se encontraba Emma Gabriela y no obstante que éstas fueron solicitadas debido a las amenazas, intimidaciones, persecución judicial y armado de expedientes falsos de la que fue objeto, e incluso llegó a enfrentar su encarcelamiento y la detención ilegal de su madre Ligia Canto, quien, junto con Emma Gabriela luchó en todo momento porque a su hija se le hiciera justicia y sus nietas y nieto estuvieran con su madre.
Ambas madre e hija se convirtieron en defensoras de sus derechos ante un estado yucateco omiso y negligente.
Solicitaron también que la justicia sea imparcial y expedita para el feminicidio de Emma Gabriela Molina Canto y demandan a la
Comisión Estatal de Derechos Humanos gestione las medidas de protección para la familia y las defensoras que acompañan el caso.

SJ/GR


Comment Box is loading comments...