Mujeres

Ante la invisibilidad, 28 artistas se unen

*A propuesta de la periodista Lilia Torrentera realizan exposición en el MUPO.


* * Es importante que las creadoras se conozcan y a partir de esto se geste un nuevo movimiento.

Redacción

Lisbeth Mejía
SemMéxico. Oaxaca. 28 de marzo de 2017.- Quién no ha escuchado (o dicho) la frase de que "¿Mujeres juntas?, ¡ni difuntas!"; quizá, muy pocas personas. Pero -como se cuestiona la antropóloga feminista Marta Lamas- "¿Por qué se supone que las mujeres, ni muertas, podemos estar juntas? ¿Qué es lo que hace que para algunas mujeres sea tan difícil trabajar con otras mujeres? ¿Por qué, bajo una capa aparente de cortesía, muchas mujeres ponen zancadillas? ¿A qué se deben el conflicto y la irritación que a veces se produce entre mujeres que trabajan juntas?".
Y no sólo eso, ¿por qué como mujeres hemos creído esa frase que obstaculiza la colaboración?
La pregunta queda en el aire y puede generar diversas respuestas. Sin embargo, el dicho que se ha mantenido por generaciones puede invalidarse al pensar en acciones cotidianas en las que una mujer ha ayudado a otra.
O bien, mirando el ejemplo concretado este fin de semana por 28 mujeres artistas que viven y han desarrollado su trabajo en Oaxaca, y quienes, gracias a la iniciativa de la periodista Lilia Torrentera, inauguraron una exposición colectiva en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (Mupo).
En un acto de sororidad, aquella palabra indefinida por el diccionario de la Real Academia Española, pero surgida del movimiento feminista hace cuatro décadas, estas artistas se han unido y demostrado que ante la invisibilización de su trabajo, la unión y colaboración para el empoderamiento puede sentar un precedente.
Y aunque en la exposición, denominada El Infinito Arte Femenino, no están todas las creadoras, como reconoce Alejandra Villegas, el ejercicio es un gran paso, ya que "aquí nos damos cuenta que hay un sinfín de posibilidades y de artistas mujeres". Aunado a que es "un parte aguas para algo que seguramente tendrá mejores resultados en el futuro y del que saldrán más proyectos".
O como refiere Susana Wald, nacida en Budapest, pero radicada en Oaxaca desde hace 24 años: "es un hito, es un punto de partida y una esperanza para todas las que estamos participando".
No obstante, "ya era tiempo de que emergiéramos porque siempre estamos produciendo, pero nunca se nos da la oportunidad de exponer en estos importantes espacios" como expresa la fotógrafa Claudia Daowz.
En El Infinito Arte Femenino convergen las obras de 28 artistas: Alejandra Audiffred, Alejandra Villegas, Ana Santos, Azteca de Gyvez, Claudia Daowz, Cristina Luna, Edith González Hernández, Edith Morales Sánchez, Gilda Genis, Gisela Sánchez, Glorias LiCamiro, Irma Guerrero Vargas, Ivonne Kennedy, Jade Midori, Jean Foss, Judith Ruiz, Julín Contreras, Justina Fuentes, Liliant Alanis, Luna Ortiz, Miriam Ladrón de Guevara, Nely Aidé Cruz, Nina Mayés, Paola López, Rocío F. Barraza, María Rosa Astorga, Siegrid Wiese y Susana Wald.
A decir de Gisela Sánchez es una actividad que "va a llamar la atención de nuestros dirigentes, de nuestro gobernador", para "que vea que aquí estamos las mujeres".
Por su parte, Gilda Genis García ve en la muestra una oportunidad con la que "se está abriendo un espacio que estaba muy rezagado para los oaxaqueños y muchísimo más para las mujeres".
Es importante que las creadoras se conozcan "y a partir de esto se geste un nuevo movimiento porque, muchas veces, las mujeres que estamos involucradas en el arte no nos conocemos, y el unirnos y aliarnos es una manera muy poderosa de ejercer nuestra labor", añade Jade Midori.
Una suerte adversa
La muestra inaugurada este sábado surge de la iniciativa de la periodista Lilia Torrentera, quien tuvo el impulso de abrir espacios para las mujeres, en vista de un proceso en el que la labor de ellas ha quedado en segundo plano.
Susana Wald, integrante del colectivo de arte Guenda, explica que las mujeres en Oaxaca, no sólo las artistas, tienen una existencia muy difícil todavía, a diferencia de otros países.
La artista encuentra que la suerte de las de su género es muy adversa y es que, en su ámbito, ha tenido varias dificultades para exponer su obra.
Asimismo, que sólo ha habido una exposición en la galería Arte de Oaxaca que reunía a mujeres, "pero así en un museo, ésta es la primera oportunidad y se lo debemos al entusiasmo de Lilia Torrentera, a ella se le ocurrió armar esto y está muy difícil, tuvo que haber un cambio para que pudiera encontrarse esto".
Pese a que las mujeres artistas están en todos lados, como indica Claudia Daowz, "los hombres han llevado las riendas de todas las organizaciones".
Gilda Genis, quien por 25 años ha vivido en Oaxaca, percibe que el arte de las mujeres está invisibilizado, pues aunque existen muchas artistas en diferentes disciplinas "sólo algunas han destacado, en el sentido de tener oportunidades de exponer en un espacio como éste o fuera del estado".
Pero, ¿a qué se debe esto? Gisela cree que las mujeres, al ser amas de casa, estar casadas o ser madres solteras, entre otras situaciones, carecen de las mismas oportunidades que un hombre. Asimismo, que "a veces, para el hombre no es tan importante el hogar, la familia o el estar en casa" y por ello se dedica a pintar sin importarle las circunstancias; "pero las mujeres estamos en miles de cosas y vamos adelante, pero no ha sido muy reconocido nuestro trabajo".
Aliadas y no rivales
Frente a un contexto en el que algunas visualizan mayor presencia de la mujer en el área política y con ello más posibilidades para alzar la voz, artistas como Claudia Daowz, Edith Morales, Gilda Genis y Jade Midori ven en la alianza un recurso para empoderar a las de su género.
Morales, quien ha trabajado con comunidades, piensa que éstas son los mejores referentes para aprender que "el trabajo comunitario es como se logran las cosas; aquí, incluso no tiene que ver si es género o no, sino que te convocan y participes. Entonces, es ver el trabajo y reflexionar sobre el trabajo de todas".
Y es que, recuerda que a inicios del siglo pasado, la posición social de la mujer era muy limitada por el sistema patriarcal que tenemos. Además, "a muchas mujeres antes que nosotras les tocó abrir espacios", por ello piensa que es importante participar.
Sin embargo, como indica Gisela, también es necesaria la colaboración de quienes están al frente de las instituciones, pues "a veces son muchos directores que están y casi no dan la oportunidad de hacer este tipo de exposiciones".


Comment Box is loading comments...