¿Crisis en el PAN?

* La aprehensión de Padrés, de apenas hace un par de meses, no ha sido –pese a su enorme importancia-- un lastre en perjuicio del PAN.


* * El PRI parece paralizado luego del enorme esfuerzo que realizó el 2015 para obtener la gubernatura y la alcaldía de la capital.

Natalia Vidales

Mujer y poder
SemMéxico. Sonora. 22 de marzo de 2017.- Hace unas semanas estuvo de visita en el PAN-Sonora Juan José Rodríguez Prats, exsenador, exdiputado, editorialista de Excélsior, e ideólogo del blanquiazul. Dictó unas conferencias acerca de la identidad panista. Eso, desde luego, solo incumbe a los miembros de ese partido, pero dijo algo que ya se viene percibiendo en el estado. Dijo: “ esperaba encontrarme con un escenario más de reclamo, de crisis. Y, por el contrario veo un PAN que está demostrando su casta, rescatando su prestigio y su trayectoria”.

En efecto, pareciera que lo sucedido en perjuicio del PAN -apenas a mediados del 2015 con su descalabro electoral; y la crisis de credibilidad que sufrió y, peor aún, cuando apenas hace un par de meses el exgobernador Padrés fue encarcelado por su presunta responsabilidad en varios delitos- quedó atrás en relación con el PAN como partido político.

Son varios los motivos de esta recuperación: primero, porque tras los negros resultados electorales se dejó en sus puestos del PAN a los responsables --al menos formalmente-- del fracaso en las urnas, para que aguantaran la rechifla. A diferencia de otros partidos donde de inmediato se remueve a los líderes cuando fallan (como por ejemplo Beltrones el año pasado en el PRI), aquí se sostuvo durante varios meses a los mismos directivos del PAN, y luego se nombró un dirigente interino que convocó a elecciones (las cuales, por cierto, fueron ejemplares por democráticas y causaron una buena impresión general). Así, los salientes cargaron con la culpa y el nuevo grupo entró limpio.

La aprehensión de Padrés, de apenas hace un par de meses, no ha sido –pese a su enorme importancia-- un lastre en perjuicio del PAN: en contra de la exigencia “pública” de que el PAN se deslindara de Padrés Elías, el blanquiazul aclaró que lo que procedía por la acusación era la suspensión de Padres como miembro del PAN (lo cual se hizo), pero no la expulsión ni el repudio porque conforme a la ley sigue siendo inocente hasta que se le condene (lo cual no ha ocurrido), y la ciudadanía vio en ello la decisión correcta (otra vez a diferencia del PRI donde se hace leña inmediata del funcionario caído en desgracia).

Por otra parte, los triunfos históricos del PAN el año pasado en las gubernaturas de otros estados le dieron nuevo aire aquí en Sonora, sobre todo porque posicionó al partido rumbo al presidencial 2018, y nadie quiere pelearse con el nuevo inquilino de Los Pinos. Por el contrario, al PRI no se le auguran mayores posibilidades de que repita en esa mansión. Y entonces la balanza se inclina a favor del PAN (o de MORENA, si se quiere).

Otro hecho a su favor es la expulsión de las fracciones legislativas del Congreso y del cabildo de Hermosillo de elementos colaboracionistas con los regímenes del tricolor y, supuestamente, en perjuicio de la población, lo que se ha traducido en un PAN de mando firme que llama positivamente la atención.

El líder local del PAN, David Galván y su equipo, además, realizan y divulgan un sinfín de eventos culturales, académicos, deportivos, de capacitación y demás constantemente lo que es visto con interés y simpatía por la gente. El PRI, en cambio, parece paralizado luego del enorme esfuerzo que realizó el 2015 para obtener la gubernatura y la alcaldía de la capital.

Por todo lo anterior el PRI no ha podido aplastar al PAN “para siempre”, ni sacar alguna ventaja que se esperaría tras su fracaso electoral, ni por la hazaña de meter a la cárcel al exgobernador. No es algo raro: es el fruto del trabajo inteligente del PAN y del dormirse en sus laureles locales el PRI. O, tal vez se encuentra apanicado por saber que la presidencia de la República se les escapa, otra vez, de las manos.

El PRI se ha limitado a calificar como “jefe” al secretario del CEN del PAN, Damián Zepeda (asemejándolo sin querer con Beltrones, sin cuyo aliento no se mueve una hoja en el PRI-Sonora), pero tendrá que hacer mucho más que eso para atajar el regreso --pródigo-- del PAN en Sonora.



Comment Box is loading comments...