Internacional

En la CSW61 exigen “igual remuneración por trabajo de igual valor” para las mujeres

* La llamada “pena de la maternidad” empuja a las mujeres a la economía informal.


* * Presentan la campaña #StopTheRobbery

Redacción

SemMéxico. Nueva York. 22 marzo 2017.- Para las mujeres de color, las mujeres inmigrantes y las madres, la brecha salarial con los hombres se ensancha, y la llamada “pena de la maternidad” empuja a las mujeres a la economía informal y de tiempo parcial y tiende a ser mayor en los países en desarrollo que en los desarrollados.
Esa situación se expuso en una de las reuniones dentro de la sexagésima primera sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de las Mujeres (CSW61), que se celebra en la sede de la ONU, en esta ciudad, del 13 al 24 de marzo.
El encuentro fue promovido para la presentación de “Únete a la campaña #StopTheRobbery” por ONU Mujeres, echada a andar para aumentar la conciencia de la brecha salarial de género y que considera “el robo más grande en la historia” que las mujeres sólo hagan 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres”.
Esa campaña hace ver que la desigualdad es persistente en los salarios promedio entre hombres y mujeres, “persiste en todos los países y en todos los sectores, porque el trabajo de la mujer no está suficientemente valorado”.
El cierre de la brecha salarial de género requiere un paquete de medidas, en el centro de lo cual debe estar el trabajo decente, dijo Chidi King, Directora del Departamento de Igualad de la Confederación Sindical Internacional (CSI).
CSI es la principal organización internacional de sindicatos que representa los intereses de las trabajadoras y trabajadores en todo el mundo.
Ella dijo que una de las maneras más eficaces y más rápidas para reducir las diferencias salariales es por medio de los salarios mínimos de vida (o pisos salariales) y la protección social universal.
Puso como ejemplo Alemania, donde recientemente se introdujo un salario mínimo nacional para hacer frente a su obstinada brecha salarial de género del 22.4 por ciento.
En la reunión de CSW61 fue comentada la decisión de Askar Baitassov, director general de la cadena de restaurantes AB de Kazajistán, de ser la primera compañía en Asia central en firmar Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEP en sus siglas en inglés), una iniciativa conjunta de ONU Mujeres y el Pacto Mundial de la ONU, que sitúa la igualdad de género en el corazón de las buenas prácticas comerciales.
Baitassov también se unió a la campaña HerforShe de ONU Mujeres y él tiene una cadena de 25 restaurantes en varias ciudades de Kazajstán y 850 empleados.
Mustafá Seckin, vicepresidente de Unilever en el Norte de África, Oriente Medio, Turquía, Rusia, Ucrania y Bieolorrusia, habló de cómo han mejorado en el cultivo y rendimiento al poner en práctica los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres.
A nivel mundial, las mujeres representan el 50 por ciento de los miembros de la junta de esa compañía, y recientemente Unilever (global) anunció una asociación con ONU Mujeres para mejorar la seguridad de las mujeres en la industria del té.

GA/GR



Comment Box is loading comments...