Internacional

Plataformas feministas europeas exigen la ratificación del Convenio de Estambul

* Recolectan firmas para presionar a la Unión Europea.


* * Se intenta colocar de nuevo la violencia contra mujeres en la agenda política de la UE

Redacción

SemMéxico/AmecoPress. Madrid. 14 de marzo de 2017. El Convenio de Estambul es el nombre que se utiliza comúnmente para denominar al Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer. Es el primer tratado de carácter vinculante en Europa que criminaliza diferentes formas de violencia contra la mujer y establece una extensa normativa para prevenir la violencia y garantizar el derecho de la mujer a una vida libre de violencia.

La ratificación del Convenio de Estambul por parte la Unión Europea es esencial para hacer calar el mensaje de que la violencia contra las mujeres no es aceptable en ningún lugar de Europa.

La Comisión Europea ha declarado 2017 año europeo de acción para combatir la violencia contra la mujer. Ahora el objetivo es conseguir que la UE se comprometa a llevar a cabo acciones concretas este año para mejorar la vida de millones de mujeres en la EU.

Por este motivo, Plataformas feministas pertenecientes a la Unión Europea está llevando a cabo una campaña de recogida de firmas para que el Consejo de Ministros de Justicia de la Unión Europea para que presionen a los diferentes países a ratificar e implementar el Convenio de Estambul.

En los últimos meses millones de personas en todo el mundo se han manifestado visibilizar la lucha común en favor de la igualdad . En apoyo a esta lucha, la plataforma denuncia una de las violaciones de derechos más terribles: la violencia de parte de hombres contra mujeres por el simple hecho de ser mujeres.

Junto a una coalición europea de organizaciones se intenta colocar de nuevo la violencia contra mujeres en la agenda política de la UE. Este convenio es un poderoso instrumento de carácter vinculante para combatir la violencia contra las mujeres. Con su aplicación a nivel europeo, se garantizaría una mayor protección a las víctimas de la violencia en todos los Estados miembros. Asimismo, se otorgaría poder legal, atención y fondos a las iniciativas para castigar y acabar con las violaciones, palizas, explotación, tráfico y acoso que desgraciadamente constituyen el día a día de millones de mujeres en toda Europa. Los “valores tradicionales familiares” no pueden seguir siendo una excusa para no luchar contra la violencia doméstica.

La violencia afecta a las mujeres europeas de todos los países y ámbitos sociales. Una de cada tres mujeres ha sido víctima de la violencia tras cumplir los 15 años. Una de cada veinte mujeres ha sido violada. Entre el 60 y el 100% de las víctimas de agresiones motivadas por el odio a los musulmanes en Europa son mujeres. La violencia contra las mujeres a menudo acarrea consecuencias de por vida para el bienestar y la salud mental de las víctimas.



Comment Box is loading comments...