Ejecutivo

Sin confusiones ni titubeos hay que empoderar a las mujeres: LCS

*Avances y desafíos: 31 centros de justicia, pero 6 de cada 10 sufre violencia


* Ilustración: Martha Barragán. *En 8 días 242 actividades por el 8 de marzo

Sara Lovera

SemMéxico. Cd. de México. 13 de marzo de 2017.- Todo marzo es mes de las mujeres. Hasta este día más de 242 actividades oficiales y alternativas se han registrado para analizar la condición de las mujeres; para reflexionar sobre problemáticas como la prostitución, los derechos sexuales y para hacer balances sobre participación política y estado de la violencia feminicida.
Sesiones solemnes en las cámaras del Congreso de la Unión; entrega de reconocimientos, medallas; presentaciones de libros; iluminación morada en los monumentos públicos; conferencias en universidades y delegaciones políticas; presentación de plataformas, boletines virtuales, una inmensa mole de datos e iniciativas de ley.
En ese contexto del mes de las mujeres, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez, dijo que la participación de las mujeres en la toma de decisiones, es una condición indispensable para el crecimiento, desarrollo y progreso de nuestro país. Y ello “no es un acto de noble generosidad”, sino un derecho irrenunciable.
Si bien hay un avance significativo en la representación de las mujeres en el Congreso de la Unión, con el 42.4 por ciento de mujeres en las diputaciones y 36.2 por ciento en el Senado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sostiene que en los poderes ejecutivo y judicial las mujeres acceden poco a puestos directivos y de toma de decisión. De 30 personas que conforman el gabinete ampliado del ejecutivo, solamente seis son mujeres; y solo dos de las once personas que integran la Suprema Corte de Justicia son ministras.
El balance dice que México ocupa el primer lugar en embarazos en la adolescencia (15 a 19 años) entre los países miembros de la OCDE.
Los estudios y reflexiones, como los de la FLACSO esta semana señalan que México ha avanzado en la construcción de un marco jurídico y político para lograr la igualdad de género. Ejemplo de ello es la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres.
Pero al examinar finamente, programas y acciones para revertir las condiciones de desventaja histórica de las niñas y las mujeres, se encontraron rezagos importantes en alfabetización y todavía no se logra el ingreso equitativo y decente en el mercado de trabajo.
Los datos son imponentes. De 2001 a 2016 la tasa de participación económica de las mujeres pasó de 35.3 a 43.4 por ciento. No obstante, su inserción en el mercado sigue siendo desfavorable. 57.2 por ciento de las mujeres que trabajan lo hacen en el mercado informal, con las consecuentes desventajas: bajos salarios y escasa o nula protección social, dice el boletín número 3 de INMUJERES, que se publicará el 15 de marzo.
Ese mismo escrito señala que 35.0 por ciento de las mujeres que tienen entre 15 y 29 años no estudian, no se capacitan, ni trabajan para el mercado; de ellas casi dos terceras partes son madres y dedican una parte considerable de su tiempo al trabajo doméstico y de cuidado no remunerado.
Muy importante, destacó el INMUJERES y la Red de Sindicalistas, ha sido la Norma Mexicana de Igualdad Laboral y No Discriminación que promueve la inclusión laboral, igualdad salarial y de oportunidades de contratación.
Pero en su balance la secretaria de trabajo de la Ciudad de México, Amalia García, destacó que en la crisis las primeras en ser despedidas son las mujeres.
Y luego en pleno zócalo, la directora del M1 de Transporte en la ciudad, Laura Itzel Castillo, recordó que 8 de cada diez mujeres son hostigadas sexualmente en el transporte público, mujeres que salen a trabajar y cumplen con una doble y triple jornada de trabajo.
En esta administración se han impulsado 31 Centros de Justicia para las Mujeres, en 23 entidades del país, pero, las mujeres siguen siendo víctimas de violencia en el ámbito público y privado.
La información del boletín de INMUJERES, señala que 63 por ciento de las mujeres mexicanas de 15 años o más han sufrido algún tipo de violencia durante su vida, y más de 392 mil mujeres de 15 años y más, casadas o unidas, han sufrido violencia extrema (su pareja atentó contra su vida o uso su fuerza física para obligarlas a tener relaciones sexuales). En promedio 6 mujeres son asesinadas cada DÍA.
De ahí que en marzo, dijo Lorena Cruz Sánchez, “tenemos la obligación de evaluar los logros alcanzados, de renovar y fortalecer nuestro compromiso con la Agenda Nacional de Género, teniendo en la igualdad sustantiva nuestra meta”, pero también los desafíos.
En este marzo, en más de 57 países las mujeres se unieron para exigir un cambio real que garantice, dijo la presidenta de INMUJERES, “nuestro lugar en el mundo, millones de mujeres demandan medidas reales y efectivas para resolver problemas concretos. Erradicar las violencias contra mujeres y niñas, y asegurar el derecho a participar, libremente y en condiciones de igualdad, en los espacios públicos de poder”.
Luego fue muy clara en lo que puede conducir a un cambio: si las mujeres somos más del 50 por ciento de la población; deberíamos alcanzar la participación paritaria en la esfera de la toma de decisiones en los asuntos públicos.
Y aclaró: sin confusiones ni titubeos, contar con niñas y mujeres empoderadas, dueñas de nuestras vidas, no sólo una reivindicación, un acto de justicia, sino también es el mejor acelerador para la igualdad. Este es camino correcto para el logro de una sociedad más justa, remató.
Sobre la paridad, en balances hechos estos días en las cámaras del Congreso de la Unión, se destacó: la realidad es contundente, solo una de las 32 entidades federativas, está gobernada por una mujer. A nivel local de los 2 mil 461 municipios, solo 349 están encabezados por una mujer.

Por eso el grito, y las diputadas en marzo han enviado 14 iniciativas, la diputada Erika Rodríguez Hernández, secretaria de la Comisión de Igualdad, consideró, “queremos a más mujeres empoderadas en los espacios donde se deliberan y deciden los asuntos públicos, que van desde los gobiernos locales, estatales y el gobierno federal; también en los poderes legislativo y judicial, así como los partidos políticos”.
El 8 de marzo, en tribuna, Hortensia Aragón propuso hacer un homenaje real a la considerada primera congresista del país, Hermila Galindo, quien en 1919 se lanzó por el V distrito de la capital, y señaló “basta de pretextos para continuar discriminando a las mujeres de los espacios de toma de decisión. Hay mujeres preparadas, decididas y dispuestas a llegar a la presidencia de la República.”

Comment Box is loading comments...