Mujeres

Mujeres trans víctimas de violencia y discriminación en Yucatán

* Son agredidas principalmente por hombres homosexuales casados.


* * Grecia Sosa, mujer transgénero ha interpuesto una denuncia por abuso sexual y otra por agresión física.

Lorena Castellanos Rincón

SemMéxico. Mérida. 9 de marzo de 2017.- “Si la mujer biológica es violentada, nosotras (las mujeres transgénero) somos violentadas el doble o el triple. Somos agredidas principalmente por homosexuales casados que no pueden llevar su homosexualidad sino que lo viven oculto”.
Grecia Sosa, mujer transgénero que descubrió su identidad desde los nueve años ha interpuesto una denuncia por abuso sexual y otra por agresión física en el Centro de Justicia Oral de Mérida (CEJOM) en contra de su agresor Héctor Omar Tribelari y su esposa y cómplice Helena Monegro, quienes aún siguen libres.
En 2014 Grecia sufrió abuso sexual y agresión física por parte de Tribelari, al grado que desfigurar una parte de su rostro, por lo que tuvo que recurrir a una cirugía reconstructiva y correr ella misma con todos los gastos.
“Él tenía una obsesión sexual enferma hacia mi persona, hacia mi físico y cuando él me pide tener relaciones sexuales con él, yo le digo no y es cuando empieza la agresión. Por el hecho de decir no, somos violentadas, pero si yo digo no, nadie tiene porqué tocarme ni agredirme, de ninguna manera… se puso como un loco, como un psicópata, yo no pude defenderme, quedé en shock”, declaró.
De acuerdo con la afectada, tanto el agresor como su esposa la amenazaron para evitar que los denunciara, acto que no ocurrió hasta que estuvo al borde del suicidio.
Fue en 2015 que decidió interponer una denuncia por estas amenazas, las cuales ingresaron al CEJOM el año pasado, sin obtener resultados. Hace dos meses, comenta, su carpeta de investigación volvió a las oficinas del Centro, no obstante, ni los jueces ni los fiscales se han pronunciado para dar seguimiento y resolver este primer caso en Yucatán donde una mujer transgénero denuncia a su agresor.
“Hubo al principio denegación de justicia, discriminación por mi género, tráfico de influencias por parte de la defensa del agresor, y ahora que está la carpeta de investigación ahí no se han pronunciado, pareciera que continúa con denegación de justicia”.
Grecia ha acudido a diferentes instituciones para pedir apoyo, como el Instituto para la Equidad de Género en Yucatán (Iegy) que actualmente es el Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Ipiemh); a la Comisión de Derechos Humanos (Codhey); a la CNDH y al Centro de Justicia para las Mujeres de la Fiscalía General del Estado, donde la directora Alejandra May Luna y la subdirectora Laura Ancona prometieron darle celeridad al caso, pero siguen sin dar respuesta.
Desde hace dos años, el departamento de Psicología Forense de la Fiscalía General del Estado, diagnosticó a Grecia con estrés postraumático, tras haberle realizado pruebas exhaustivas, por lo que debe estar en constante medicación para controlar su ansiedad y poder conciliar el sueño. Este mismo dictamen le ha sido diagnosticado por diferentes psiquiatras y psicólogos.
Actualmente, detalla, se ha unido a la organización de la sociedad civil Ni Una Más y comparte su historia para que se comparta y haga eco en los medios de comunicación, con la esperanza que castiguen a su agresor, brindando un poderoso mensaje a la sociedad yucateca y a las mujeres transgénero de la entidad.
“No solamente somos agredidas de manera sexual y física por personas que conocemos o extraños, somos agredidas también por las autoridades al hacer caso omiso a nuestras denuncias, al no proceder como debieran. Yo les digo que denuncien, que el miedo es de lo que se alimentan los agresores y no debemos permitirlo. Lo que debemos hacer es denunciar, estar al pie del cañón y no desistir y seguir hasta el final”.



Comment Box is loading comments...