Extraordinarias

Lupita Tovar Sullivan

Soledad Jarquín Edgar


* Lupita Tovar Sullivan

Redacción

SemMéxico. Oaxaca, 14 noviembre 2016.- Quizá las biografías que se han escrito sobre ella solo señalen que Guadalupe Tovar Sullivan, mundialmente conocida como Lupita Tovar, nació en Matías Romero, Oaxaca, México, en 1910; detrás de eso se pierden sus primeros pasos en la ciudad istmeña fundada en 1906 a partir de la pequeña pero estratégica estación de ferrocarril de nombre “Rincón Antonio” que conectaba al país con ambos océanos, el Pacífico y el Atlántico.

Proyecto que concretaba el sueño de un visionario Presidente mexicano, Porfirio Díaz Mori, sueño globalizador se diría hoy, que permitió a través del decreto seiscientos uno, publicado el 18 de diciembre de 1906, el tránsito de mercancías extranjeras, nacionales y nacionalizadas recibidas por el Ferrocarril Nacional de Tehuantepec a partir del 1 de enero de 1907.

Entre el 23 y 25 de enero de 1907, lejos de imaginar que una revolución asomaba en el país y que con ella vendría la debacle de su dictadura, un orgulloso Porfirio Díaz subió al tren para recorrer la distancia entre Salina Cruz y Coatzacoalcos, pasando por Tehuantepec y Matías Romero, el puerto de Coatzacoalcos ubicado en el colindante estado de Veracruz; el Presidente iba acompañado de doscientos cincuenta invitados de honor, entre ellos, su amiga la empresaria tehuana Juana Catalina Romero, así como embajadores, secretarios de Estado y funcionarios de la empresa transportadora más importante en aquellos días y que durante muchos años más tuvo el país.

Lupita Tovar, nombre artístico, o Lupita Tovar de Kohner reside desde hace muchos años en la ciudad de Los Ángeles, California, Estados Unidos, ahí desarrolló parte de su carrera artística en los tiempos en que el cine era una industria de ilusiones y mágicas promesas que se concretaron y, mejor aún, perduraron; no sucedió lo mismo con el Ferrocarril Nacional de Tehuantepec, del que Egidio Tovar, padre de Lupita, era empleado del Departamento de Tráfico en la estación de Rincón Antonio, actual ciudad de Matías Romero, donde María Sullivan procreó un 27 de julio de 1910 a la que sería la destacada actriz, conocida como la Novia de México y cuya filmografía cuenta más de treinta películas.

Fue justamente la Revolución Mexicana lo que llevó a Egidio y a María a tomar la decisión de volver a la capital del país tan pronto como fue posible, a partir de entonces, quedó atrás en la vida de la actriz su lugar de origen y la casa marcada con el número uno del Britk Block o condominios construidos para los trabajadores ferrocarrileros.

Pasada la Revolución Mexicana, en la capital del país, la familia Tovar Sullivan puede llevar una vida desahogada y con posibilidades para la educación de su hija, educación que de acuerdo con el contexto histórico, consistía en preparar a la joven para desempeñar con éxito su futura vida familiar; para esto, la enviaron a estudiar a Parque Lira una serie de cursos relacionados con las labores domésticas: bordado, corte y confección y cocina, entre otros.

Nada complicaba la vida de esta estudiante, hasta que su profesor de Educación Física la inscribió para audicionar ante productores estadounidenses que buscaban en México nuevas estrellas del cine, insistió hasta el punto de llevarla él mismo a las puertas de los estudios de la México Film, ubicados en Chapultepec, ahí, frente a desconocidos venció su timidez y audicionó; sin embargo, Lupita Tovar cuenta una historia distinta en una entrevista telefónica que a propósito de su aniversario número cien le realizó la revista Proceso, en ella afirma que emigró a los Ángeles, porque “en primer lugar, yo quería salir de Oaxaca porque mi papá era sumamente estricto, yo vine a Hollywood acompañada de mi abuela materna, ella siempre estuvo conmigo, hablaba inglés y yo poco a poco aprendí, memorizaba todos los días cinco palabras y por las noches tomaba un curso de inglés...”.

Lo cierto es que la audición se realizó en la Ciudad de México, no en Matías Romero ni en Oaxaca, aseguran diversos autores, cuando señalan que el 15 de septiembre de 1928 llegaron a México los cineastas de Fox, buscando tanto hombres como mujeres con talento artístico para una nueva producción.

El equipo estaba encabezado por el documentalista y director de cine, Robert Joseph Flaherty, quien debía seleccionar a jóvenes ni altas ni gordas, con menos de cincuenta kilos de peso y una estatura de no mayor de un metro setenta centímetros, cuyas edades fluctuaran entre los dieciséis y dieciocho años de edad y no rebasaran los veintiún años, amén de las características de belleza y talento.

Flaherty recibió más de cinco mil solicitudes para las audiciones, pero sólo atendió a setenta, pues no todas reunían las características, otra variante dada a conocer por Lupita Tovar en la revista política Proceso, es que el productor Robert Flaherty visitó la escuela y la vio durante su práctica de Educación Física.

Finalmente audicionó, estuvo en la capital mexicana para actuar aún cuando todo parece indicar que Lupita Tovar no tenía interés alguno en la actuación y que nunca le había pasado por la cabeza ser actriz, aunque siguió las instrucciones del director, que le pidió actuar como sí su madre hubiera muerto, ella cuenta en diversas entrevistas, que lo que hizo fue imaginar ese escenario, eso la llenó de tristeza e hizo que sus lágrimas brotarancasi instantáneamente, Flaherty se levantó y le anunció “nos vemos en Hollywood”, a pesar de que oficialmente otras personas tomarían la decisión.
Menos de un mes después, el 4 de octubre de 1928, ya se tenían los resultados, las elegidas fueron Delia Magaña y Guadalupe Tovar Sullivan, Magaña era ya una actriz conocida y Tovar apenas una joven de dieciocho años, que además de las cosas del hogar, también tenía conocimiento de algunas actividades artísticas como gimnasia rítmica y baile clásico, pero sin el rigor profesional.

Ambas jóvenes firmaron un contrato para la Fox por seis meses, en el que se especificaba que debían viajar acompañadas de su madre a Hollywood, los gastos estarían cubiertos, recibiría un pago mensual de ciento cincuenta dólares, cantidad que podría incrementarse año con año; tras una discusión familiar, sus padres accedieron a impulsar a Lupita, que viajó acompañada de su abuela Lucy S. de Sullivan, la abuela, años atrás ya había vivido en Estados Unidos.

El rigor de la empresa que la había contratado no era nada sencillo para la novel artista, debía tomar clases de guitarra durante varias horas al día; además de danza española y dramatismo, por supuesto aprender el idioma inglés.
La primera oportunidad cinematográfica llegó en 1929, una breve actuación en TheVeiledWoman, dirigida por Emmett J. Flynn, se trataba de uno de los experimentos de la compañía Fox en el tránsito al cine sonoro; le sigue la película muda Joy Street de Raymond Cannon; su tercera intervención fue en la cinta sonora The Black Watch, donde interpreta a una joven hindú, de John Ford; en el mismo año filma TheCock-EyedWorld de RaoulWalsh.

Al productor checo Paul Kohner, Universal le encomendó la realización de la versión en español de TheCatCreeps y escogió a la mexicana Lupita Tovar para el papel principal en la película dirigida por George Melford y Enrique Tovar Ávalo en 1930, bautizada en español con el nombre de la Voluntad del Muerto; a partir de esta interpretación se le conoció como “la novia de México”.

Es importante recordar que el tránsito al cine sonoro llevó a los productores a enfrentarse al problema del idioma y la traducción, por lo que ante la inexistencia, entonces, de los subtítulos o doblajes, se hacían versiones en diversas lenguas.

Estamos en París, dirigida por Slim Summerville y Harry Gribbon, fue la sexta película, se trataba de la versión en español de un cortometraje denominado ParisianGaities; siguió otro cortometraje de nombre Caprichos de Hollywood y finalmente la que sería su gran lanzamiento como actriz: Drácula, considerada como la primera película de terror realizada por Studios Universal; Drácula fue producida por Paul Kohner.

Se filmaron dos versiones de Drácula al mismo tiempo, una en inglés durante las mañanas, con el actor BelaLugosi y otra en español entre las siete de la noche y la siete de la mañana del día siguiente con Lupita Tovar para aprovechar el tétrico set.

En una entrevista realizada por la periodista del NationalPublic Radio, Renee Montagne188, Lupita Tovar revela cómo vencía el cansancio en aquellas largas noches de filmación comiendo un chocolate Hershey que un electricista le regalaba.
Ese mismo año 1931, Tovar fue contratada por Columbia para realizar Carne de Cabaret bajo la dirección de Eduardo Arozamena y ChistyCabanne; siguió El Tenorio de Harlem, cinta dirigida por Kurt Neumann; Luego vendrían tres películas habladas en inglés Yankee Don, el director fue Noel M. Smith; East of Bormeo, dirigida por George Melford y BorderLaw, dirigida por Luis King, a diferencia de la anterior, en esta tuvo un mejor papel.

Antes de terminar 1931, Lupita Tovar fue llamada para filmar una película en México, se trataba de la nueva versión de Santa, la primera cinta sonora producida en este país.

La contratación de la estrella mexicana protagonista de Drácula, fue hecha por la Compañía Nacional Productora de Películas que nació ese mismo año y cuyos socios se habían propuesto realizar la película con sonido directo; el largometraje sonoro se produjo con el sistema óptico del mexicano Joselito Rodríguez, dirigida por Antonio Moreno.

Lupita Tovar tenía entonces veintiún años, era inocente, dice a Montagne en la entrevista y le explica que cuando recibió la propuesta pensó que se trataba de una santa, por lo que de inmediato aceptó. La historia trata de una joven provinciana humilde que se enamora de un apuesto soldado que la seduce y abandona, lo que la lleva a convertirse en una famosa prostituta; un detalle importante de esta cinta es la canción escrita e interpretada por Agustín Lara. La película, que se estrenó en el cine Palacio, en la capital del país el 30 de marzo de 1932, se rodó en Chimalistac, en la Delegación Álvaro Obregón en el Distrito Federal; mientras Santa permaneció varias semanas en cartelera, la canción del mismo nombre adquirió enorme popularidad en la radio.

La experiencia para Tovar fue distinta a lo experimentado en Hollywood, en México no había suficiente dinero para el vestuario ni tampoco para lo que se requería de mobiliario; recuerda que ella y el resto de las actrices se confeccionaron sus trajes, además que su madre estaba molesta porque le pidieron prestada una mecedora que nunca le devolvieron. De acuerdo con la crítica cinematográfica, Santa tiene un lugar en la historia del país, no solo por ser la primera película sonora, sino porque es la mejor de las diversas versiones y es la película que catapulta a Lupita como actriz.

El gobierno mexicano canceló un timbre postal en el que aparece la actriz oaxaqueña de perfil afilado, cejas delgadas y con la mirada hacia el cielo.
En 1936 filmó en México Marihuana, el Monstruo Verde de José Bohr; María y el Rosario de Amozoc en 1938, dirigida por Chano Urueta; Miguel Strogoff, el Correo del Zar en 1943, de Miguel M. Delgado y Resurrección ese mismo año, de Gilberto Martínez Solares. Cuando se casó con Paul Kohner en 1932 en Berlín, Alemania, lugar en el que vivieron durante cinco años y del que debieron salir por la complicada situación política del país y la inminente persecución judía, sobre todo porque el matrimonio Konher corría peligro ya que él era judío; ella llegó a rechazar un papel porque le solicitaron no utilizar el apellido de su esposo, ella se negó a quitárselo.
En 1937 regresaron a Los Ángeles, Lupita se retiró del cine en 1945 y vivió con Kohner hasta que éste murió en 1988, la pareja tuvo dos hijos: la actriz SusanKohner, ganadora del Globo de Oro como mejor actriz por su participación en la película Imitation of life (1959), misma que fue nominada al Oscar; así como Pancho Kohner, escritor del libro autobiográfico de su madre, traducido al español por Pepe Romay, bajo el título Lupita Tovar, la Novia de México, Memorias (2013); también sus nietos son actores.

Lupita Tovar realizó un total de treinta y cinco películas en Estados Unidos; una en Inglaterra; una en España y las mexicanas antes citadas; por su trabajo en el cine, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos le rindió homenaje en 2006.

La revista Proceso reseña en la entrevista telefónica que le hizo, que durante 2010, la actriz mexicana recibió un mensaje del Presidente Barack Obama y su esposa Michelle Obama felicitándola por su aniversario numero cien: “Usted ha sido testigo de un gran hito en la historia de nuestra Nación, y su vida representa una parte importante de la historia de los Estados Unidos. Como usted ha podido meditar a lo largo de un siglo de recuerdos, esperamos que ello la llene de enorme orgullo y alegrías. Felicidades en el día de su cumpleaños y que usted disfrute muchos más felices años en su centenario. Sinceramente Barack Obama y Michelle Obama (rúbrica)”

Lupita Tovar falleció este 12 de noviembre en su casa de Los Ángeles, California. Tomado de Mujeres de Oaxaca (Soledad Jarquín Edgar, 2014)

Comment Box is loading comments...