Ejecutivo

106 centros de trabajo se han certificado en igualdad y no discriminación

23 instituciones del gabinete legal y ampliado de la Administración Pública Federal


* Se suman 35 instituciones del sector privado y tres asociaciones civiles.

Redacción

Redacción
SemMéxico. Cd. de México. 7 de marzo de 2017.- A la fecha, 106 centros de trabajo han logrado la certificación en igualdad laboral y no discriminación.

Así lo dio a conocer el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) en un comunicado en el que explica que se ha logrado que 23 instituciones del gabinete legal y ampliado de la Administración Pública Federal se sumen a este esfuerzo y formen parte del Padrón de centros de trabajo certificados, entre las que destacan 15 Secretarías de Estado; en total ya se han certificado 122 instituciones del sector público (federales, estatales y municipales), 35 del sector privado y tres asociaciones civiles.

Las instituciones públicas federales y estatales son las que se han sumado en mayor medida a este cambio cultural.

El pasado 8 de agosto de 2016, durante la primera sesión pública del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (SNIMH), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal realizaran su proceso de certificación en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación, que busca que las empresas e instituciones del sector público, incorporen la perspectiva de género y no discriminación en la administración del personal.

El objetivo de esta Norma Mexicana es fijar las bases para el reconocimiento público de los centros de trabajo que demuestran la adopción y el cumplimiento de procesos a favor de la igualdad laboral y no discriminación; y establece los requisitos para que las organizaciones públicas, privadas y sociales -de cualquier actividad y tamaño-, integren, desarrollen y ejecuten prácticas para la igualdad laboral y no discriminación, lo que facilita el desarrollo integral de las y los trabajadores, explica el documento.

La implementación de esta Norma permite identificar y eliminar las barreras discriminatorias para que las personas accedan al empleo en igualdad de condiciones y permanezcan en el mercado laboral, sin importar su sexo, edad, etnia o situación de discapacidad.

Los requisitos que los centros de trabajo deben considerar para obtener esta certificación, son, entre otros: incorporar la perspectiva de género y no discriminación en los procesos de reclutamiento, selección y capacitación; fomentar la igualdad salarial; implementar acciones para prevenir y atender la violencia laboral; y realizar acciones para la corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal de quienes los integran.

Los principales beneficios de la certificación se pueden identificar en dos ámbitos: primero, en las y los trabajadores, quienes incrementan la confianza y la credibilidad en su organización; se suman y promueven un clima laboral más sano a partir de la igualdad de oportunidades y de trato; y fortalecen su desarrollo profesional al acceder a medidas que facilitan la conciliación entre su vida laboral y personal, entre las que destacan contar con lactarios dentro de su empresa o institución, tener horarios flexibles y ejercer el derecho pleno a licencias de maternidad y permisos de paternidad. Y segundo, desde los centros de trabajo, se propician espacios para la participación del personal para diseñar, desarrollar y difundir las prácticas laborales; se establecen procesos para la resolución de conflictos por discriminación o violencia; y mejora la percepción de la imagen interna y externa de la organización.

GR/GR


Comment Box is loading comments...