Congreso

Buscan otorgar todos los derechos y prestaciones sociales a trabajadoras del hogar

2.3 millones de personas se dedican a ese empleo.

2018-12-05 18:12:51 Leído : 78 veces.
Nueve de cada 10 mujeres se dedican a ello y son discriminadas: Xóchitl Gálvez.

SemMéxico. Cd. de México. 5 de diciembre de 2018.- La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz propuso reformar la Ley Federal del Trabajo para otorgar todos los derechos y prestaciones sociales a las y los trabajadores del hogar, y quedará prohibida la contratación de adolescentes menores de 15 años de edad.

La legisladora del Grupo Parlamentario del PAN presentó a nombre propio y con el apoyo de legisladores de los Grupos Parlamentarios de Morena, PRI, PRD, PT, MC, PVEM y del propio PAN, una iniciativa con proyecto de decreto para reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones de la legislación laboral en materia de trabajo doméstico.

En la tribuna argumentó que el trabajo doméstico o trabajo del hogar ha cobrado relevancia en los últimos años a nivel internacional y durante varios siglos ha sido considerado poco importante, debido a que, generalmente, es comparado con el trabajo de carácter económico y no se da el reconocimiento que merece.

Expuso que las actividades del hogar se han desarrollado bajo un entorno de discriminación y por décadas han sido desarrolladas por mujeres. En México, 2.3 millones de personas se dedican a ese empleo, de las cuales, nueve de cada diez son mujeres e históricamente han sido objeto de una discriminación estructural.

Explicó que esto se debe a que enfrentan obstáculos para ejercer sus derechos, debido a la naturaleza misma de su empleo. La mayor parte de la sociedad no considera al trabajo del hogar como una ocupación “real”, sino como parte de las actividades “normales” o “naturales” de las mujeres. Por ello, éste es un sector particularmente invisible y estigmatizado, aseguró.

“Las condiciones que enfrenta este sector laboral son difíciles. Nuestras leyes permiten que trabajen jornadas hasta de doce horas sin derechos laborales ni seguridad social, sin contrato, sin garantías de pensión y sin posibilidad de ahorro, entre otras privaciones. Esta situación interactúa, además, con la diversidad de arreglos laborales (‘de planta’, por días, por horas o eventuales). Es decir, las personas trabajadoras del hogar están en una grave situación de vulnerabilidad”, señaló.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), mencionó que para el primer trimestre de 2018, había 2 millones 248 mil 814 personas ocupadas en trabajo doméstico remunerado, considerando como empleo informal. De cada 100 personas ocupadas más de 93 son mujeres y los hombres se emplean como choferes, vigilantes, porteros y jardineros, todos en casas particulares.

Afirmó que si bien la legislación laboral mexicana reconoce al trabajo del hogar remunerado incluso desde la misma Constitución, en la realidad se trata de un marco jurídico limitado y restrictivo que ha sido interpretado inadecuada e injustificadamente por las y los jueces, en contravención a las obligaciones internacionales del Estado mexicano, situación que ha acarreado la violación a los derechos de dicho sector de la población laboral.

Esta propuesta a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social contempla que queda prohibida la contratación a personas menores de 15 años, en caso de ser adolescentes jornadas no mayor a 36 horas, que haya un contrato por escrito, tiene que haber un contrato, jornada, fecha de inicio, fecha de término, qué tipo de trabajo se va a hacer, qué tipo de remuneración, las horas de trabajo, pago de vacaciones y los alimentos y el hospedaje son prestaciones, no son parte del salario, las jornadas de trabajo no podrán exceder 8 horas y tendrán todas las prestaciones de la ley, y se establece la obligación de seguridad social.

“Y lo que aquí establecemos también es que tiene que haber un presupuesto para el IMSS, ya en la reforma del IMSS, para que se les pueda dar prestaciones laborales, y la propuesta de Germán Martínez, como senador, es que sean deducibles a los empleadores estos salarios, de tal manera que haya un incentivo fiscal para que todo mundo las dé de alta”, señaló Xóchitl Gálvez.

La propuesta fue turnada para estudio y dictamen a las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Primera.

 

Sem/GR 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS