Elecciones 2018

Paridad sí favorece elección de mujeres en presidencias municipales

Marcas de género persisten para las mujeres en política

2018-10-11 19:48:28 Leído : 320 veces.
• La historia es fundamental para reivindicar lo hecho por las mujeres

SemMéxico, Oaxaca, 11 octubre 2018.- La importancia del poder local en manos de las mujeres fue destacado aquí por la feminista y periodista Sara Lovera López y la antropóloga social Georgina Cárdenas, al participar en la conferencia La participación política de las mujeres desde lo local, invitadas por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

 

Mientras Lovera López consideró fundamental reconstruir la historia local de participación de las mujeres para reivindicar que vale la pena estar en política, pero no desde el victimismo, la académica y especialista en gobiernos locales, destacó cómo las marcas de género siguen siendo importantes para el ejercicio del trabajo en el ámbito público, y señaló que actualmente se está transitando a una pluralidad de género.

 

Cárdenas dijo que de acuerdo a sus estudios, hay un incremento paulatino de la presencia de las mujeres a raíz de las cuotas de género que se manifiesta de manera fundamental con la paridad.

 

Señaló que en 2002 había en el país 81 presidentas municipales, y entre 2013 a 2015 crece un 52.12 por ciento.

 

De acuerdo con sus cálculos, a raíz de las reciente elecciones del 1 de julio pasado un total de 530 mujeres gobernaran municipios en México, lo que equivale a un incremento, entre 2003 a 2018, del 554 por ciento, lo que habla de que la paridad realmente es una herramienta exitosa en términos cuantitativos de la presencia numérica de las mujeres en los espacios de toma de decisiones.

 

Cárdenas quien ha georreferenciado la presencia de las mujeres a través de mapas, donde se les puede ubicar geográficamente con nombre y periodo de gobierno, señaló que es importante también señalar que la mayoría de los gobiernos municipales encabezados por mujeres es en municipios de menos de 20 mil habitantes, lo que tiene que ver con el tamaño del presupuesto.

 

Por su parte, Sara Lovera, feminista y periodista, explicó que las mexicanas han participado históricamente en la construcción de la sociedad desde hace casi 200 años, desde el siglo XIX las mujeres han escrito sus demandas en una diversidad de revistas y periódicos, y estábamos en la escuela. Citó como ejemplo que en la Siempreviva, se decía que para cambiar al país y acceder a la democracia era necesario ir a la escuela.

 

En la sala de sesiones del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) y ante el presidente consejero Gustavo Meixueiro Nájera y de las consejeras electorales Nayma Martínez Estrada, Carmelita Sibaja Ochoa y Rita Bell López Vences, Lovera sostuvo que las mujeres han puesto inteligencia y participación, pero esa participación masiva se perdió.

 

¿Por qué no las escuchamos? Me sigo preguntando, dijo y recordó la violencia política de género que cobró la vida de 19 mujeres en el reciente proceso electoral en México.

 

Dijo que a Hermila Galindo le debemos la ley del Divorcio o la de relaciones familiares, fue ella, añadió, quien en 1916 propuso en el Congreso Feminista de Yucatán envió un discurso sobre la libertad del cuerpo, la independencia y la sexualidad libre.

 

La directora de SemMéxico expuso que en 1922 con el voto femenino en Yucatán empezó la participación política de las mujeres con derechos; en 1923 se aprueba el voto femenino en San Luis Potosí, en 1925 en Chiapas, en 1936 en Puebla, y es hasta 1947 se modifica el artículo 115 constitucional para que puedan participar en las elecciones locales (municipales).

 

Recordó el testimonio de Rosa Torre, primera regidora en Mérida, Yucatán, quien dejó testimonio de su trabajo y a Elvia Carrillo Puerto, una de las primeras diputadas en Yucatán, quien durante 25 años promovió en el país el voto de las mujeres.

 

Sin embargo, citó que primera presidenta municipal en México fue Aurora Mesa Andraca, en Chilpancingo, Guerrero, en 1937, es decir, diez años antes de la reforma al Artículo 115, y asegura que las mujeres acceden a los espacios de poder porque fueron a la escuela.

 

Lovera López destacó el trabajo de las mujeres al frente de los gobiernos, y que de acuerdo con las investigadoras se debería crear la categoría de análisis de la gestión realizada por las mujeres en el poder local.

 

Dijo que es necesario pensar que con la violencia contra las mujeres muchas se van a ir ese espacio, un hecho que hoy se visibiliza pero que ha estado presente en la historia de la participación política de las mujeres.

 

Para hacer los análisis de qué va a pasar en el futuro con la paridad, planteó que los órganos electorales tendrían que exigir y supervisar la capacitación de calidad para asegurar la democracia en el país al interior de los partidos políticos, incluyendo la capacitación en género para visibilizar la desigualdad, cuyo entramado considera a las mujeres menores de edad.

 

Recomendó reconstruir la historia de participación política de las mujeres en el contexto local, un bagaje para reivindicar que vale la pena estar en política, pero no desde el victimismo.

 

En su momento, el consejero presidente del IEEPCO, Gustavo Meixueiro Nájera, dijo que el 1 de enero asumirán el cargo de presidentas municipales un total de 76 mujeres, 24 por sistemas normativos internos indígenas y 52 por partidos políticos, una cifra que calificó de histórica en Oaxaca.

En el caso de los 151 municipios de partidos políticos que celebraron elecciones, la segunda concejalía, la cual de acuerdo con la ley debe ser destinada para la Sindicatura, será ocupada por 103 mujeres frente a 83 hombres.

 

Habrá también 254 mujeres y 271 hombres que ocuparán alguna regiduría. Datos nunca antes registrados en Oaxaca que dan cuenta de la deuda histórica que tenemos con las mujeres.

 

En ese sentido, añadió a partir de este escenario y nueva composición me surgen dos reflexiones. La primera tiene que ver con la violencia política de género que puede llegar a darse cuando las ganadoras asuman el cargo. Por lo que prevenir y atender dicha violencia política en contra de las mujeres debe ser una tarea de Estado.

 

Y en segundo lugar, añadió, la reflexión es mucho más esperanzadora tiene que ver con dar un paso más allá de lo numérico. Reflexionar como sociedad qué puede significar que más mujeres lleguen a la toma de decisiones en los ayuntamientos y en el congreso de nuestro estado y cómo esto -si se asume el compromiso-, puede traducirse en mejores condiciones para las mujeres oaxaqueñas.

En ese mismo sentido, la consejera Sibaja Ochoa destacó que el reto es que ellas se les permita ejercer a plenitud y no como una simulación, para que sea una verdadera representación sustantiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS