Hombres

Nuevos despidos en la empresa Rintex, mayoría mujeres

Denuncian hostigamiento laboral y sexual desde hace 4 años

2018-10-05 18:02:32 Leído : 707 veces.
• Piden respuestas al nuevo gobierno morenista de Morelos

SemMéxico, Cd. de México, 5 octubre 2018.- Esta semana la Empresa Rintex hizo nuevos despidos, la mayoría de mujeres; en total se deshizo de 50 plazas, en respuesta a la movilización de obreras y obreros que se negaron a la reducción de sus salarios, ello tras 48 meses de persecución de la empresa a la planta laboral por haberse organizado y pedir condiciones de trabajo. Denuncian que hay una historia de hostigamiento laboral y sexual y violación a la libertad sindical.

Hoy la empresa, fuera de la ley, argumenta un conflicto de carácter económico no demostrado. Incluso podría argüir la quiebra, sin embargo, no ha hecho trámite alguno. Si así fuera podría permitirse el despido, indemnización de ley, e incluso que   la maquinaria y las instalaciones de la empresa se entregaran a las y los trabajadores.

El conflicto tiene casi cuatro años; las movilizaciones y la denuncia a la actitud ilegal de la empresa, no recibe ninguna respuesta de las autoridades, ahora exigen al gobierno de Morelos que actúe, ahí donde se ubica esta planta, que de acuerdo con la ley debe resolverse en la entidad. Anunciaron que probarán la honradez del gobierno morenista de Cuauhtémoc Blanco, a quien enviaron una acción urgente. También llaman a la solidaridad social.

Las y los trabajadores de Rintex denunciaron que la empresa pretende pagar sólo 700 pesos semanales; la contadora general les informó que “ya no es posible solventarles los sueldos que venían ganando a base de premios de producción” y les advirtió que “quien quisiera seguir trabajando que lo haría solo con el salario, menos de tres mil pesos por mes.

Opinan las y los afectados que la empresa de Rintex se resiste hacer pública su quiebra y dar el aviso ante las instancias legales, lo que permitiría según la ley, liquidar a la planta laboral, antes que sus adeudos. La Ley señala que en una quiebra tienen preferencia las y los trabajadores; que el despido es legal por razones económicas, pero protegiendo sus derechos, tal como lo señala el artículo 435 de la Ley Federal del Trabajo.

La empresa tampoco ha planteado, en forma legal un conflicto de carácter económico que obligaría a auditorías y revisión de toda su contabilidad, procedimiento que debe hacer ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de conformidad con las disposiciones para conflictos colectivos de naturaleza económica.” (Fracción III del artículo 435 de la Ley Federal del Trabajo).

Por ello los despidos hasta ahora son ilegales y “arteros”. Solicitan reinstalación inmediata a las trabajadoras; se haya estabilidad en el empleo tal como lo establece el artículo 123 Constitución Política mexicana y el cese de los despidos.      Advierten, además, de cualquier acto de violencia y acoso contra las y los trabajadores de Rintex.

 

Cuatro años de hostigamiento

El hostigamiento contra las y los trabajadores empezó hace cuatro años cuando se organizaron como coalición independiente de trabajadoras y trabajadores dentro de la empresa. Desde el momento de conformar la coalición, en Rintex, se desató un clima de hostigamiento, acoso sexual, señalamiento, desprestigio y despidos.

El día 21 de mayo pasado sucedieron los seis primeros despidos; una semana después el día 29 de mayo otras 53 personas fueron despedidas; por ello se instaló un campamento frente a las instalaciones de la empresa, para resistir y continuar con sus demandas legítimas. Durante esos dos meses contaron con todo tipo de solidaridad local, nacional e Internacional, pero las trabajadoras fueron sujetas de acoso e intimidación por parte del jefe de seguridad, abogados de la empresa, la gerencia, que aparecían en el campamento para (persuadir a la gente) a levantarlo.

Las demandas de las trabajadoras/es eran muy claras: La reinstalación inmediata de las y los trabajadores despedidos, el cese inmediato de cualquier acto de violencia y acoso contra los trabajadores. Garantizar los medios efectivos para que las y los trabajadores de Rintex ejerzan de manera libre y segura su derecho de libertad sindical. Entablar una mesa de diálogo con los directivos de la Empresa y nuestros asesores.

En el mes de junio y julio la empresa emprende una campaña antisindical contra quienes se manifestaron, dentro y fuera de la empresa. Obliga a la mayoría de las trabajadoras/es que firmen una carta donde culpaban a manifestantes de ser personas violentas y que lo único que querían, era hacer daño a la empresa.

Incluso uno de los accionistas dijo que habían sembrado la mala semilla, que lo apoyaran, que su empresa estaba bien, que llegarían más marcas, que habría mucho trabajo para ellas y sus familias, así como también que manifestaran que no querían cambio del sindicato y que era voluntad de las trabajadoras/es continuar con el Mártires de San Ángel, sindicato patronal actual que tiene firmado el CCT con empresa de Rintex.

A finales del mes de julio quienes se manifestaron deciden tomar sus liquidaciones, de forma colectiva, por el factor económico y de seguridad ante los hechos de inseguridad y señalamiento por parte de la empresa Rintex.

Es importante señalar que la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), que está en Morelos, actuó de manera parcial, favoreciendo a la empresa. El comportamiento de la empresa y las autoridades del Trabajo es una violación de las normas internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la libertad sindical.

Según las normas de la OIT, aun si un sindicato existente ya tiene la titularidad del contrato colectivo, no se puede privar a los trabajadores del derecho de libertad de asociación en defensa de sus intereses

Las violaciones laborales más recientes, identificadas por una auditoría de una organización independiente, incluyeron discriminación en los despidos de personal, retención del pago de utilidades para presionar a las empleadas(os) a aceptar despidos y firmar por el pago de su liquidación, y discriminación contra e interferencia con el derecho de las trabajadoras(es) de asociarse libremente, incluyendo despidos ilegales de trabajadoras(es) por ejercitar ese derecho.

Después de esta decisión la empresa de Rintex empezó hacer despidos a cuenta gotas, entre ellos a mas miembros de la coalición que aún estaban activos, empleados de confianza, ofreciéndoles liquidaciones de tan solo el 50 por ciento de lo que les corresponde por ley, dichas liquidaciones en su mayoría no han sido tomadas, están en un proceso de demanda para garantizar su derecho a ser liquidados justamente.

SEM/sl/sj

 

 


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS