Internacional

Exhibe “techo de cristal” apertura del Año Judicial

La misma estampa: el Rey rodeado de un grupo de hombres

2018-09-13 15:17:34 Leído : 130 veces.
• Se niega la aportación efectiva que las juezas hacemos a la justicia española

Lidia López González

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 13 septiembre 2018.- El rey Felipe VI presidió el pasado lunes el acto de apertura del Año Judicial en el Tribunal Supremo, un tradicional encuentro institucional del monarca con el Poder Judicial en el que, efectivamente, faltan mujeres.

 

En la foto, el rey posa junto a los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, compuesta exclusivamente por hombres. Durante el acto, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y la fiscal general del Estado, María José Segarra, han estado entre la poca representación femenina.


Esta escena se repite año tras año y la estampa ya no pasa desapercibida, puesto que en las redes sociales la han resumido como: “Apertura del año judicial en un país que no es para mujeres”. Y es así, ya que en el pasado solo dos mujeres han formado parte de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo: Milagros Calvo (2004-2009) y María Jesús Pera (2007-2011).

 

Hablamos con Gloria Poyatos Matas, Magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y Presidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de España, quien afirma que “esa foto emite tres mensajes nítidos: en primer lugar niega las capacidades y excelencias de las mujeres juezas para merecer estar en la foto oficial de uno de los poderes del estado”, a pesar de que las mujeres representan el 53 % del total de las cinco mil 367 personas que componen la carrera judicial, y el 62 % de los jueces y juezas menores de 51 años.

 

La fotografía “también niega la aportación efectiva que las juezas hacemos a la justicia española, no en vano rubricamos la mayoría de las sentencias que se dictan en este país, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, más del 50% de las sentencias son dictadas por mujeres juezas. Y en tercer lugar esa foto es una exhibición sin rubor alguno del techo de cristal judicial que impera en la adjudicatura española.”

 

La magistrada defiende que: “es una foto más propia de otro siglo que de un momento como el actual en el que estamos en un estado social y democrático de derecho donde tenemos una Carta Constitucional que propugna como valor superior del Ordenamiento Jurídico en el Artículo 1: la igualdad.”

 

SEM/AmecoPress


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS