Extraordinarias

Mary Wollstonecraft

Autora inglesa: fundacional del feminismo moderno.

2018-09-10 14:08:21 Leído : 643 veces.
Atrevida, apasionada, escribió a favor de la educación y la libertad de las mujeres.

SemMéxico. Cd. de México. 10 de Septiembre de 2018.-Un día como hoy, en 1797 murió Mary Wollstonecraft, a los 38 años, en Inglaterra. Autora del emblemático libro Vindicación de los Derechos de la Mujer publicado en 1792, fue una de las obras fundamentales del feminismo moderno. Un alegato sobre la libertad de las mujeres.

Wollstonecraft murió debido a complicaciones derivadas del nacimiento de su segunda hija, dejando tras ella varios manuscritos inacabados

Considerada una de las grandiosas figuras del mundo moderno, escribió novelas, cuentos, ensayos, tratados, un relato de viaje y un libro de literatura infantil. Una crónica de la Revolución Francesa donde afirmó su pensamiento y su idea de la libertad y la educación de las mujeres como algo esencial para su desarrollo.

Como mujer del siglo XVIII, fue capaz de establecerse como escritora profesional e independiente en Londres, algo inusual para la época.  En su obra Vindicación de los Derechos de la Mujer argumenta que las mujeres no son por naturaleza inferiores al hombre, sino que parecen serlo porque no reciben la misma educación, y que hombres y mujeres deberían ser tratados como seres racionales. Imagina, asimismo, un orden social basado en la razón. Con esta obra, estableció las bases del feminismo moderno y la convirtió en una de las mujeres más populares de Europa de la época.

Tras dos romances malogrados con Henry Fuseli y Gilbert Imlay, Wollstonecraft se casó con el filósofo William Godwin, uno de los precursores del movimiento anarquista; con él tuvo una hija, Mary Shelley, autora de Frankenstein y esposa del poeta romántico Percy Bysshe Shelley.

Tras la muerte de Wollstonecraft, su marido publicó unas memorias de su vida (1798), develando su estilo de vida poco ortodoxo, lo que se mal interpretó y definió como haber destrozado su reputación. Sin embargo, con el surgimiento del movimiento feminista previo al comienzo del siglo XX, la defensa de Wollstonecraft de la igualdad para la mujer y sus críticas a la feminidad convencional fueron creciendo en importancia. Hoy en día, es considerada como una de las figuras fundacionales de la filosofía feminista y las feministas la citan a menudo como una influencia importante tanto por su vida como por su obra.

De su familia se sabe que el padre derrochó su fortuna, era maltratador de su esposa, sobre todo cuando bebía. Ella, “mentía” para proteger a su madre. En 1784, convenció a su hermana Eliza, quien sufrió lo que probablemente fue una depresión posparto, para que abandonara a su marido y a su bebé.

Fue amiga de Fanny Blood, a la cual Wollstonecraft otorgó el mérito de haber abierto su mente.

Para ganarse la vida, Wollstonecraft, sus hermanas y su amiga Blood abrieron una escuela en Newington Green, una comunidad inconformista. En 1785, Wollstonecraft se fue a Lisboa a cuidar a Blood, pero su amiga murió en el parto el 29 de noviembre de ese mismo año.​ La muerte de Blood destrozó a Wollstonecraft y el hecho fue parte de la inspiración para su primera novela, La novela de María.

Nuestra filósofa fue institutriz en Irlanda.  Algunas de sus experiencias  durante aquellos años se verían reflejadas en su único libro de literatura infantil, Relatos originales de la vida real (1788).

Observó las limitadas opciones laborales de las que disponían las mujeres respetables pero con pocos recursos económicos, una barrera que Wollstonecraft describe elocuentemente en el capítulo de Reflexiones sobre la educación de las hijas (1787) titulado Unfortunate Situation of Females, Fashionably Educated, and Left Without a Fortune, cuya posible traducción sería "desafortunada situación de las mujeres modernamente educadas que han quedado sin fortuna".

Decidió entonces emprender su carrera como autora. Una decisión radical, pues, en aquellos tiempos, pocas mujeres podían sobrevivir como escritoras. Escribió que trataba de convertirse en "la primera de un nuevo género"

Se armó de conocimiento, aprendió francés y alemán y tradujo textos, ​entre los que destacan Sobre la importancia de las opiniones religiosas de Jacques Necker y Elementos de moralidad para el trato con niños de Christian Gotthilf Salzmann.  Escribió  reseñas, principalmente de novelas, para el Analytical Review de Johnson.​ El universo intelectual de Wollstonecraft se amplió durante esa época, no solo gracias a la lectura que llevaba a cabo para sus reseñas, sino también por las compañías que frecuentaba. Asistió a las renombradas cenas de Johnson y conoció a intelectuales como Thomas Paine y William Godwin.

Decidió instalarse en Francia para participar en los sucesos revolucionarios, fue a  París (1792), llegó antes de que Luis XVI fuera guillotinado. El país se encontraba sumido en la confusión. Buscó a otros visitantes británicos como Helen María Williams y se unió al círculo de expatriados de la ciudad. Acababa de escribir Vindicación de los Derechos de la Mujer y decidió poner en práctica sus ideas, en la atmósfera intelectual estimulante de la Revolución Francesa.

Más allá de su libre vida amorosa y sexual, el 14 de mayo de 1794 dio a luz a su primera hija, Fanny, a la que puso el nombre de la que quizá fue su mejor amiga.​ A pesar de toda la agitación que la rodeaba, Wollstonecraft nunca dejó de escribir; mientras se encontraba en Francia, recopiló información para su versión histórica de los primeros años de la Revolución y escribió con avidez en el puerto El Havre. En diciembre de 1794 publicó en Londres Una visión histórica y moral del origen de la Revolución francesa.​

Regresó a Londres en abril de 1795. Ahí se deprimió y quiso suicidarse, entre la ausencia del padre de su hija y la guerra. Wollstonecraft emprendió este arduo viaje con su pequeña hija y una criada. Relató los sucesos y sus pensamientos en cartas a Imlay (padre de la hija), muchas de las cuales se publicaron posteriormente como Cartas escritas durante una breve estancia en Suecia, Noruega y Dinamarca en 1796.

Ella escribió: “Solo tengo que lamentar que, cuando la amargura de la muerte había pasado, fui inhumanamente traída de vuelta a la vida y la miseria. Pero tengo la firme determinación de que esa decepción no me desconcierte; no dejaré que lo que fue uno de los actos más calmados de mi razón quede como un intento desesperado. En lo que a ello respecta, solo tengo que rendir cuentas a mí misma. Si me preocupara por lo que llaman reputación, serían otras circunstancias las que me deshonrarían”​

Se casó posteriormente con William Godwin quién al leer sus cartas escritas en Suecia, Noruega y Dinamarca, dijo: ”ella habla de su dolor de un modo que te llena de melancolía y te deshace en ternura, al mismo tiempo que demuestra una genialidad que inspira una gran admiración” Godwin, anarquista recibió críticas porque había defendido la abolición del matrimonio en su tratado Investigación sobre la justicia política. Después de la boda, que tuvo lugar el 29 de marzo de 1797, se trasladaron a dos casas adosadas, conocidas como El Polígono, de modo que pudieran conservar su independencia; a menudo se comunicaban por carta.​ Según parece eran felices y tuvieron una vida estable, aunque trágicamente breve.

La tumba de Mary Wollstonecraft en la Iglesia de San Pancracio, Londres

El 30 de agosto de 1797, Wollstonecraft dio a luz a su segunda hija, Mary. Aunque al principio el parto pareció ir bien, la placenta se rompió y se infectó durante el nacimiento, algo que no era raro en el siglo XVIII. Tras varios días de agonía, Wollstonecraft murió de septicemia el 10 de septiembre.

Nacida el 27 de abril de 1759: Fallecida el 10 de septiembre de 1797

 

Legado

Wollstonecraft ha tenido lo que Cora Kaplan llama un "curioso" legado: "para ser una autora activista aficionada a muchos géneros, en el último cuarto de siglo la vida de Wollstonecraft se ha seguido mucho más de cerca que sus escritos.

Así pues, el feminismo de los 60 y 70 trajo de nuevo el éxito a las obras de Wollstonecraft. Su buen momento reflejaba el que también gozaba el movimiento feminista; por ejemplo, a principios de los 70 fueron publicadas seis biografías de Wollstonecraft que presentaban su apasionada vida así como su radicalidad y racionalidad. Wollstonecraft fue vista como una figura paradójica e intrigante que no se adhería a la versión del feminismo de 1970. En los 80 y 90 apareció una imagen diferente de la escritora, que la describía mucho más como una creación de su tiempo; intelectuales como Claudia Johnson, Gary Kelly y Virginia Sapiro mostraron la continuación entre el pensamiento de Wollstonecraft y otras ideas importantes del siglo XVIII, tales como la sensibilidad, la economía y la teoría política.

 

Obras principales

Reflexiones sobre la educación de las hijas (1787) e Historias originales (1788)

Las dos primeras obras de Wollstonecraft tratan el tema de la educación. La primera de ellas, Reflexiones sobre la educación de las hijas, es una guía de comportamiento.

Vindicación de los derechos del hombre (1790)

Vindicación de los derechos de la mujer (1792)

Vindicación de los derechos de la mujer es una mezcla de géneros literarios —un tratado político, una guía de comportamiento y un tratado educacional. Uno de los principales argumentos de Wollstonecraft en Vindicación de los derechos de la mujer es que las mujeres deberían ser educadas racionalmente, de modo que pudieran así contribuir a la sociedad. Contesta de forma mordaz a escritores como James Fordyce y John Gregory y filósofos educacionales como Jean-Jacques Rousseau, el cual sostiene que la mujer no necesita educación racional. Está decidida a ilustrar las limitaciones que la falta de educación ha supuesto a las mujeres; poéticamente, escribe: «Enseñadas desde su infancia que la belleza es el cetro de las mujeres, la mente se amolda al cuerpo y, errante en su dorada jaula, solo busca adornar su prisión”. La implicación de esta afirmación es que, sin el daño ideológico que anima a las jóvenes desde temprana edad a centrar su atención en la belleza y las mejoras exteriores, las mujeres podrían lograr mucho más.

 

Mary (1788) y María (1798)

Cartas escritas en Suecia, Noruega y Dinamarca (1796)

 

 

TÍTULOS EN INGLÉS

Thoughts on the Education of Daughters (1787), traducida al español como Reflexiones sobre la educación de las hijas.

Mary: A Fiction (1788), traducida al español como La novela de María.

Original Stories from Real Life (1788), traducida al español como Relatos originales de la vida real.

Of the Importance of Religious Opinions (1788)

The Female Reader (1789) (antología).

Young Grandison (1790)

Elements of Morality (1790)

An Historical and Moral View of the French Revolution (1794).

Letters Written during a Short Residence in Sweden, Norway and Denmark (1796).

Contribuciones al Analytical Review (1788-1797) (publicación póstuma).

The Cave of Fancy (1798, publicación póstuma.

Maria: or, The Wrongs of Woman (1798, publicación póstuma; inacabada).

Letters to Imlay (1798, publicación póstuma).

Letters on the Management of Infants (1798, publicación póstuma; inacabada).

Lessons (1798, publicación póstuma; inacabada).

On Poetry and our Relish for the Beauties of Nature (1798, publicación póstuma).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SE/sl/IM

 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS