Mujeres

Se discute, desde ahora, quién ocupará la presidencia de INMUJERES

Candidatas: dos mujeres de izquierda, una médica internacionalista y una militante de grupos religiosos

2018-08-16 16:31:31 Leído : 26260 veces.
• Sánchez Cordero da nombres y perfiles, la decisión será de AMLO

Semméxico, Ciudad de México, 16 agosto 2018.- En la Secretaría de Gobernación ya se discute quién será la próxima presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES). Se habla de cuatro candidatas: tres feministas y una del mundo de organizaciones religiosas; dos de ellas de militancia, activistas y de izquierda; otra, funcionaria internacional, distinguida por su defensa de los derechos sexuales y reproductivos; y la cuarta “destapada” por la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, sin trayectoria feminista.

La presidencia del INMUJERES, de acuerdo con la ley deberá cubrir los requisitos, el perfil y conocimientos comprobables de su actividad en favor de la igualdad de género. Las propone la junta de Gobierno de ese Instituto y decide el Presidente de la República.

Por la trascendencia de la nominación, ya que INMUJERES es el órgano rector de la política de género del gobierno, en la última semana, el asesor de Sánchez Cordero, para estos menesteres, se ha reunido con el equipo de Andrés López Obrador para tomar decisiones.  

Dos mujeres de izquierda son propuestas por organizaciones civiles de género; la tercera, médica de amplia experiencia en la política institucional de género, y la cuarta apoyada públicamente por la próxima jefa de la política interna.

La designación tendrá que ser muy cuidadosa, porque el artículo 17 de la ley que creó el INMUJERES señala claramente que -El Presidente de la República nombrará a la Presidenta, de una terna integrada por consenso o por acuerdo de las tres quintas partes de la totalidad de los integrantes de la Junta de Gobierno. Esta junta, una vez que entre en funciones el nuevo gobierno, deberá integrarse por los y las titulares de 15 Secretarías de Estado; los consejos consultivo y social de INMUJERES, que en unas semanas se renovará.

Los requisitos son muy claros: Ser ciudadana mexicana por nacimiento, en pleno goce y ejercicio de sus derechos civiles y políticos; No haber sido condenada por delito intencional alguno, o inhabilitada por la Contraloría de la Federación. Haber desempeñado cargos de alto nivel decisorio, cuyo ejercicio requiere conocimiento y experiencia en materia administrativa; Haber destacado por su labor a nivel nacional o estatal, a favor de la igualdad de género, o en actividades relacionadas con la promoción de la igualdad de oportunidades para las mujeres.

Ello entraña un examen muy serio. Durará en el encargo tres años y puede ser ratificada sólo por un segundo periodo.

¿Quiénes son las que están en una lista de cuatro?

Candelaria Ochoa Ávalos ex regidora del ayuntamiento de Guadalajara, actual diputada federal por MORENA. Educadora popular, Maestra en Ciencias Políticas y doctora en Ciencias Sociales. Docente universitaria.

Fue directora del Centro de Estudios Género en la Universidad de Guadalajara. Conocida por sus pares como antigua militante feminista. Como representante de las organizaciones feministas y de mujeres del Estado de Jalisco, formó parte del proceso de preparación de la IV Conferencia Mundial de la Mujeres, en Beijing, China, legisladora federal participó en la Comisión de Igualdad de Género.

Secretaria en el Congreso de la Comisión de Igualdad de Género, de la de Transparencia y Anticorrupción y perteneció a la Comisión Bicameral para el Diálogo y la Conciliación para el estado de Chiapas. Integrante del Comité del Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género; en la de seguimiento a las agresiones a periodistas y medios de comunicación. Tiene especial interés en desterrar la pobreza. Tiene 56 años.

Maricela Contreras Julián con una militancia de casi 40 años. Fue militante del Partido Comunista Mexicano; del Partido Socialista Unificado de México y fundadora del Partido de la Revolución Democrática. Diputada federal; diputada Local; jefa delegacional en Tlalpan; Coordinadora del Centro de Inteligencia Antinarcóticos Nacional; de un Centro de Atención a Mujeres, reconocida militante de la causa de género.

Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la Asamblea de Representantes y en la Cámara de Diputados; ha realizado investigaciones para   Academia Mexicana de Derechos Humanos, A.C. y para la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Dentro de su trabajo legislativo destaca como impulsora de los Presupuestos con Perspectiva de Género, de la paridad de género en los puestos de elección popular, de las iniciativas a favor de la salud sexual y reproductiva de las mujeres y del derecho a decidir. Asimismo, ha participado en las leyes generales de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y de Igualdad entre Mujeres y Hombres, la creación de las Unidades de Género en los tres poderes de gobierno y en distintas universidades del país. Además, tiene más de veinte años de trayectoria feminista. Tiene 62 años.

Nadine Gasman es médica. Maestra en Salud Pública por la Universidad Harvard y doctorada en Gerencia de Política de Salud de la Universidad Johns Hopkins. Fue directora de IPAS en México, una organización internacional dedicada a los derechos sexuales y reproductivos; durante más de 15 años ha desempeñado diversas responsabilidades internacionales.

Actualmente es la representante de ONU Mujeres en Brasil. Fue la directora de la Campaña del Secretario General de la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres; ha escrito numerosas obras.

También fue funcionaria del fondo de naciones unidas para la población. Ha colaborado con los gobiernos de México y Nicaragua en las políticas de derechos sexuales y reproductivos, con adolescentes e indígenas. Fundadora y activista del Grupo de Salud de la Mujer de América Latina y ha sido consultora de estos temasen 16 países de América Latina y África. Tiene doble nacionalidad, la mexicana y francesa. Actualmente es representante de ONU Mujeres en Brasil.

Sara Paola Galico Félix Díaz es una abogada mexicana egresada de la Universidad Anáhuac; activista social y de organizaciones religiosas. Diputada federal por el partido Verde Ecologista; fue candidata a la delegación de Cuajimalpa por MORENA; tiene preocupación especial por la trata de personas, ha sido funcionaria de la Fundación para Revertir el Calentamiento Global; Fundación Food for Children; Asociada de la Fundación Operación Bendición México en Virginia Beach, EU.

Directora del Movimiento Universitario Contra la Esclavitud 1 a 1, UNAM; invitada a foros sobre la trata de personas y discapacidad. Cantante y periodista. De familia priista, es nieta de un gobernador de Querétaro y de quien fuera secretario de Francisco I Madero. No tiene antecedentes curriculares ni de género ni de militancia feminista. Tiene 32 años.

Argumentos

Diversos grupos y personas, de militantes del feminismo, enviaron sendas cartas de apoyo y promoción para Ochoa Ávalos y Contreras Julián.

Para sostener a la primera, firmada por grupos y mujeres, de diferentes entidades del país, señalan que si bien las mexicanas contamos con avances notables como la participación política en condiciones paritarias, la existencia de políticas públicas de atención, prevención y sanción de la violencia contra las mujeres, es evidente que aún existen  rezagos que van desde las profundas desigualdades en el acceso al empleo, educación, servicios de salud; el incremento en las tasas de violencia contra las mujeres en todas sus modalidades y tipos, hasta el limitado alcance de los programas de transversalización de la perspectiva de igualdad de género en todos los niveles de gobierno.

Un tema no menor es el limitado presupuesto con el que ha operado hasta ahora el INMUJERES. Por ello promueven a la diputada Ochoa Ávalos y sostienen que cuenta con los méritos y las capacidades para presidir el INMUJERES.

Quienes han enviado una propuesta a favor de Contreras Julián sostienen que “estamos seguras de que el Proyecto de Nación del virtual Presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoce el carácter lo fundamental y los importantes beneficios que traerían al país el respeto a los derechos de las mujeres y la profundización de los procesos que consolidan la igualdad sustantiva. Sabemos que para lo anterior es imprescindible fortalecer las instancias que han sido producto de la lucha del movimiento amplio de mujeres en México y robustecer los mecanismos, las políticas y las estrategias que hasta el momento han contribuido a mejorar y dignificar las condiciones de vida de las mujeres a lo largo y ancho del territorio nacional.

Una de estas instancias clave ha sido el Instituto Nacional de las Mujeres, cuyo papel decisivo en la transformación de las estructuras sociales, culturales e institucionales del país, coloca su presidencia al centro de la agenda feminista.

Consideramos que quien sea designada para dirigir dicho espacio debe ser una compañera que garantice la continuidad de los logros y la progresividad de los derechos obtenidos por el movimiento amplio de mujeres. Por ello apoyan esa candidatura.

Qué le toca a INMUJERES

Las tareas de ese instituto, de acuerdo con su ley vigente,  promover y fomentar las condiciones que posibiliten la no discriminación, la igualdad de oportunidades y de trato entre los géneros; trabajar por el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres y su participación igualitaria en la vida política, cultural, económica y social del país, bajo los criterios de: transversalidad en las políticas públicas con perspectiva de género en las distintas dependencias y entidades de la Administración Pública Federal. Ejecución de programas y acciones coordinadas o conjuntas, en los tres niveles del estado y los tres niveles del gobierno.

Respetando el federalismo y el Estado Mexicano, el INMUJERES -reforma de 2016-, debe trabajar por el fortalecimiento de vínculos con los Poderes Legislativo y Judicial tanto federal como estatal.

El Institutito se rige por una Junta de Gobierno integrada por 17 Secretarías de Estado, la presidencia del Instituto; una Secretaria Ejecutiva, dos consejos el Consultivo y el Social, cada uno de ocho personas.

Los objetivos del instituto son, entre otros, la promoción, protección y difusión de los derechos de las mujeres y de las niñas consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales ratificados por México, en particular los derechos humanos y libertades fundamentales de las mujeres. La promoción, seguimiento y evaluación de las políticas públicas, y la participación de la sociedad, destinadas a asegurar la igualdad de oportunidades y la no discriminación hacia las mujeres; la coordinación, seguimiento y evaluación de los programas, proyectos y acciones, y la concertación social indispensable para su implementación.

El instituto se creó como un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía técnica y de gestión para el cumplimiento de sus atribuciones, objetivos y fines. Su ley debería garantizar a todas las mujeres mexicanas y extranjeras que se encuentren en el territorio nacional, y las mexicanas en el extranjero, sin importar origen étnico, edad, estado civil, idioma, cultura, condición social, discapacidad, religión o dogma; quienes podrán participar en los programas, servicios y acciones del INMUJERES.

Es dueño de bienes muebles e inmuebles que le sean asignados por el sector público; los que les sean transmitidos por el sector privado y las aportaciones que se adquieran por cualquier título; recursos que obtenga de otras actividades  y aportaciones, donaciones, legados y demás liberalidades que reciba de personas físicas y  morales. Así como de los fondos nacionales o extranjeros obtenidos para el financiamiento de programas específicos. En ello hace la diferencia.

SEM/sl/sj




COMENTARIOS

  • Soni

    2018-08-16 18:11:40

    Sólo una observación Candelaria es diputada por Movimiento Ciudadano no por MORENA.

    Marcela González Maya

    2018-08-21 11:23:39

    Si una de las tareas es trabajo de enlace con los Poderes legislativo y judicial, debe tener conocimientos amplios del derecho, ser abogada. Considero discriminatorio el requisito de haber tenido altos cargos de nivel decisorio; máxime que estos perfiles tienden a perder sensibilidad y alejan precisamente lo que les orillo a encumbrarse. Muchas mujeres somos capaces de desarrollar tareas y representación de “alto nivel” las abogadas litigantes en materia familiar estamos acostumbradas a trabajar bajo presión y muchas más horas que el resto de las profesiones por la responsabilidad que implica representar los intereses de terceros y no sólo de los derechos de las mujeres y menores de edad , también de los hombres.


HACER COMENTARIO



SIGUENOS