Mujeres

Despenalizar el aborto en México

• Posturas de Sánchez Cordero y próximas legisladora

2018-08-06 16:24:37 Leído : 665 veces.
• Urgen amnistía a las mujeres acusadas de aborto

SemMéxico, Cd. de México, 6 agosto 2018.- La agencia de noticias oficial, Notimex, difundió hace dos semanas que la ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero, probable nueva Secretaria de Gobernación y futura presidenta del Sistema Nacional sobre la Violencia contra las mujeres, dijo se buscará la no penalización de la interrupción del embarazo antes de las 12 semanas de gestación. Y podría liberar a 3 mil 900 mujeres que están criminalizadas. Un grupo de legisladoras coincide.

Sánchez Cordero comentó, en entrevista radiofónica, que la despenalización del aborto en México ya es una realidad en algunos estados y buscará llevarla a toda la República.

Consideró que en la amnistía planteada por el virtual presidente de la República también se debe incluir a las mujeres que se encuentran presas por abortar. Consultada por SemMéxico sobre esta posibilidad, Sánchez Cordero explicó: “Detrás de una ley de amnistía, hay un tema de justicia social, también con las mujeres, yo apoyaría esto. Yo vería la posibilidad de que también entraran en la amnistía”

Actualmente hay 17 entidades que protegen la vida desde la concepción en sus códigos penales: Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Colima, Nayarit, Jalisco, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Morelos, Puebla, Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

Nuevo León, Veracruz y Michoacán tienen la iniciativa pendiente en el congreso local desde 2014, el primero y los otros dos estados desde 2015, según datos del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

Un estudio publicado por Las Libres, de Guanajuato donde anuncian luchar por una amnistía para dejar en libertad a mujeres acusadas y procesadas por aborto. Esta organización documentó al menos 3 mil 900 casos de mujeres criminalizadas, de 2000 a 2017. Quienes enfrentan desde una denuncia, hasta una averiguación previa. Con carpeta de investigación abierta, un proceso penal o, incluso, ya han sido sentenciadas hasta por 25 años de cárcel. http://semmexico.com/gallery-post.php?id=5098

De cara al debate que originó la demanda del aborto en Argentina, y procede una campaña mundial, en México apareció en julio la creación de un bloque feminista en el Congreso de la Unión, para la próxima legislatura, con una agenda en este sentido.

Las legisladoras dicen que empujaran una ley nacional de interrupción legal del aborto. Apoyan la inclusión de las mujeres criminalizadas por abortar a la amnistía ofrecida. Las posturas son contundentes. En SemMéxico recogimos estas opiniones, directamente y/o publicadas recientemente.

Lucía Riojas, que llegará a la Cámara de Diputados bajo las siglas del Partido Acción Nacional (PAN), aseguró que sería un “buen camino” que las mujeres que se encuentren presas sean liberadas. “A mí me parece que esas mujeres sí deben tener amnistía, mujeres jamás debieron estar en la cárcel y menos ser criminalizadas. Ahora nuestra responsabilidad como fuerzas que pretendan hacer un cambio democrático de fondo en México es que se les debe tomar en cuenta”.

Delfina Gómez, senadora electa por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dijo tener posibilidad de hacer justicia a muchas mujeres, incluso a aquellas que asesinaron a alguien en defensa propia. “Se tienen que abrir esos casos, se tienen que abrir esos expedientes, se tiene que vivir la realidad de muchas mujeres que están presas de manera injusta. En lo personal le daré seguimiento, lo mismo que los feminicidios, son temas que merecen la atención, es necesario que conozcamos sus historias”.

Para Martha Tagle, diputada electa por Movimiento Ciudadano, hay experiencias legislativas en materia de amnistía que pueden guiar el camino en la siguiente legislatura y se pronunció a favor de las mujeres presas. “En el Senado promovimos el tema de la amnistía para autodefensas, así funciona, se aplica para diferentes grupos y causas sociales que, sabemos, ha sido una injusticia que se encuentren en la cárcel”. “Pero en el caso de las mujeres presas por aborto, debemos poner atención porque algunas de las que están en la cárcel no necesariamente se les imputa el delito de aborto, sino se les ha puesto otro delito como el homicidio en grado de parentesco. Entonces la redacción tiene que ser muy clara, muy precisa”.

Para Citlalli Hernández, senadora electa por Morena, la propuesta de pacificación del país de Andrés Manuel López Obrador implica también revisar casos de aplicación de justicia que no tienen sentido, como esas mujeres “que en pleno siglo XXI y con el gobierno entrante no se pueden permitir”. La discusión en el siguiente periodo del Congreso, hay que evitar que sigan llegando mujeres a las cárceles, las que están por delito de aborto y sus delitos relacionados, porque para ellas, y se lo dicen a las autoridades. “Esas mujeres no tendrían que estar en prisión, es un exceso del Estado, es una carga brutal encima de las mujeres”.

Vanessa Jiménez y Sandra Cardona integrantes de la organización Voces de Mujeres en Acción, con sede en Nuevo León, consideran que la amnistía a las mujeres presas por aborto debe ser posible, pues desde su trabajo en aquel estado han documentado que desde las propias autoridades se inicia una penalización que hace considerar a las mujeres como criminales.

Sin embargo, con la llegada de un Congreso integrado por casi la mitad de las mujeres, esperan que haya un cambio en legislación en favor de la mujer, “creo que habrá mayor apertura, para hacer modificaciones a leyes en favor de nosotras”, indicó Sandra Cardona. “Vamos a tener casi la mitad de representación de mujeres y vivimos en un país donde más de 50 por ciento somos mujeres, entonces yo espero la empatía de ellas, que esta vez nos den voz”, indicó.

 

Las cifras escalofriantes

Las cifras señalan que sólo de 2014 a 2016, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hay 200 procedimientos contra adolescentes por el tema del aborto. Mientras que el GIRE reportó que en el 2017 tiene registro de 474 averiguaciones previas o carpetas de investigación.

De acuerdo con la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) es muy difícil conocer el número exacto de mujeres criminalizadas, porque existe un “vacío de información pública”, pero hay patrones comunes: “Cuando niñas y mujeres llegan a un servicio de salud con un aborto incompleto o en evolución, ahí son cuestionadas y denunciadas por el mismo personal hospitalario; o por sus propios familiares”

Las organizaciones de Las Libres, Equis Justicia para las Mujeres y GIRE hay dificultad de conocer el número exacto de presas, por tipo de delitos que se les imputan. En muchos casos son acusadas de infanticidio, homicidio u homicidio en razón de parentesco, aunque hayan tenido un aborto espontáneo, parto prematuro o una emergencia obstétrica.

Según el Informe para la Igualdad, 51 por ciento agenda para la igualdad, de Gire y Equis, se dice que a partir de enero de 2018 el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública  incluyó información mensual sobre el aborto, considerado como delito. “Así podemos saber que, en el año 2017, la incidencia delictiva en México fue de 474 averiguaciones previas o carpetas de investigación, por aborto  destacando Baja California, Ciudad de México, Estado de México y Nuevo León con los números más altos”, explicó la organización.

 

Legislaciones conservadoras en la mitad del país

En 18 de 32 entidades de la República Mexicana hay legislaciones conservadoras que protegen la vida desde el momento de la concepción. En 17 de ellas, las leyes se endurecieron después de que, en 2007, Ciudad de México aprobó la despenalización del aborto hasta la semana 12 de gestación. Esta legislación representó una ampliación de derechos en materia de salud reproductiva para que la mujer decida si interrumpe o no un embarazo sin tener que justificar su decisión.

Algunas de estas legislaciones tutelan la vida desde la “concepción” o “fecundación” —considerando que ya existe una persona— y hasta la muerte natural de la misma.

Solo en Chihuahua se contempla la protección a la vida desde la concepción antes de 2007, pues desde 1994 hizo esta reforma a su constitución. Todo ser humano tiene derecho a la protección jurídica de su vida, desde el momento mismo de la concepción.

La mayoría de los estados reformaron su carta magna a partir de 2009 y 2010 como Yucatán, San Luis Potosí, Quintana Roo, Puebla, Nayarit, Jalisco y Guanajuato. Cambiaron su texto constitucional: Chiapas en 2011, Tamaulipas en 2012, Durango en 2013, Sonora en 2014 y para 2015 Baja California, Colima y Oaxaca se sumaron.

En 2016 fueron Morelos, Querétaro y Veracruz los últimos estados en reformar su constitución. Actualmente, Veracruz enfrenta una controversia constitucional por esta reforma, la cual se encuentra en estudio por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Además, colectivos feministas solicitaron una Alerta de Violencia de Género en Veracruz por agravio comparado desde que se votó la reforma en el congreso local. La estrategia jurídica logró un amparo que obliga a sus legisladores a reformar el Código Penal local para despenalizar el aborto sin causales, es decir, permitiendo a las mujeres abortar si así lo deciden.

Muchas mujeres no conocen las causas por las que pueden abortar. Tener tantas causales para despenalizar el aborto y que sean distintas en cada estado genera que las mujeres no sepan en qué casos pueden acceder a un aborto, le dijo a mexico.com Teresa Herrera, integrante de Marie Sopes, clínica especializada en Interrupción Legal del Embarazo. Herrera señaló que las mujeres en el país no saben que pueden acceder a un aborto legal por violación y que a veces tampoco lo saben ni el personal jurídico ni el médico: “Las obligan a presentar una denuncia en el MP", comentó.

Mientras que Sofía Aliso-Robles, coordinadora nacional de REDefine —organización que promueve y defiende los derechos sexuales y reproductivos— advierte que hay un profundo desconocimiento por parte del personal médico que debe atender a las mujeres sobre cuáles son sus derechos.

 

El aborto vista dispar en los códigos penales locales

Esta disparidad en las legislaciones forma parte de las condiciones que impiden que los derechos de salud y reproductivos de la mujer no se puedan hacer valer en todo el país con las mismas garantías.

Las legislaciones estatales prevén distintas causales de nulidad de sanción penal al realizar un aborto. En total, se contemplan ocho causales que despenalizan, pero no todas están vigentes en todos los estados.

Así, una mujer en Ciudad de México puede interrumpir su embarazo si así lo decide, mientras que en el resto del país el aborto voluntario se sanciona con cárcel. En Yucatán y Michoacán las mujeres pueden abortar por razones de pobreza, pero no en el resto del país.

En 18 estados está prohibido abortar, aunque el embarazo represente graves riesgos a la salud de la mujer. Y en ocho entidades más, el aborto se prohíbe, aunque el embarazo represente un riesgo de muerte para la mujer.

De todos los estados han llegado mujeres a la Ciudad de México a solicitar la Interrupción Legal del Embarazo desde su despenalización en 2007. Los más frecuentes han sido los más cercanos a la capital: Estado de México, Puebla, Hidalgo y Morelos.

Estas son las causales para interrumpir un embarazo de manera legal: Por decisión de la mujer (interrupción legal del embarazo); Violación; Imprudencial (accidental); Peligro de muerte de la mujer. Por malformaciones congénitas del feto; Por grave riesgo a la salud de la mujer; Inseminación artificial no consentida Por causas económicas graves.

Las demandas de la campaña del PAÑUELAZO se centra en: Educación sexual para decidir; Anticonceptivos para no abortar; Aborto legal para no morir; Aborto legal, una deuda de la democracia; Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Hoy algunas organizaciones rastrean a otras que se encuentran presas, las buscan en cárceles del país, donde viven criminalizadas; platican con ellas, las orientan, les piden sus testimonios quieren que se conozcan sus historias, que tienen una cosa en común: No quisieron ser madres y abortaron.

Por la diversidad de los códigos penales estatales y su interpretación, conocer el número exacto a nivel nacional de mujeres en la cárcel por abortar casi es imposible. Pero criminalizadas ya están tres mil 900 mujeres, señaladas, juzgadas. Saber la situación de cada caso depende de cada código y sus reglas, cada ministerio y su interpretación, cada médico y su idea, cada juez y sus estereotipos, todo depende de quién te toca. Si además eres una mujer que no se va a poder defender, es peor”, explica en entrevista Verónica Cruz, directora de Las Libres.

Uno de los casos emblemáticos de esta organización son las mujeres guanajuatenses. Entre ellas está Susana Dueñas: fue presa por un aborto espontáneo en 2004 y condenada a 25 de prisión. Sin embargo, hubo un cambio en la legislación estatal y pudo recuperar su libertad en 2010.

Aun así, Susana dejó plasmado su testimonio en un documental. La insultaron, la maltrataron y, lo peor, la incriminaron. “Me dijeron estás detenida. Yo pregunté por qué y me contestaron: ‘porque mataste a tu hijo, perra’”, narra Dueñas en su documental.

SEM/sl/sj

 

 

 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS