Internacional

Dominicana: Ante violencia y acoso, instrumentan disciplina que ayuda a mujeres y menores

El Taekwondo, que esta es una de las artes marciales tradicionales de Corea

2018-06-12 12:26:19 Leído : 183 veces.
Se trata de unainiciativa encaminada a rescatar niños, niñas y adolescentes en los barrios de mayor vulnerabilidad de delincuencial infantil

SemMéxico/SEMlac. Santo Domingo. 12 de junio de 2018.- ¿Pueden mujeres vulnerables a la violencia de género desarrollar técnicas que permitan defenderse y evitar agresiones físicas, en un país donde ocurre un promedio de 102 feminicidios cada año? ¿De qué manera una disciplina deportiva logra sembrar nuevas perspectivas en niños, niñas y adolescentes que delinquen en calles y barrios dominicanos?  

Lo ideal sería que no existieran esos ataques sicológicos o físicos a mujeres; ni que niñas, niños y adolescentes anduvieran por las calles en horarios de clases, o trabajando, en franca violación de sus derechos elementales.  Pero, existen esas arbitrariedades en la sociedad dominicana, y ante tal realidad, una pareja de esposos, integrada por Mari Flor Vargas yRenee Mateoademás de criar y educar a sus dos hijos, han erigido con esfuerzos propios el Centro Familiar de Taekwondo Programa Comunitario en la capital del país, con el propósito esencial de promover y difundir las enseñanzas de esta disciplina y extenderla por todo el territorio nacional. 

Se trata de unainiciativa encaminada a rescatar niños, niñas y adolescentes en los barrios de mayor vulnerabilidad de delincuencial infantil y juvenildel Distrito Nacional, como Capotillo, Villas Agrícolas, Mejoramiento Social, Villa Juana, Los Gandules, 27 de Febrero, Cristo Rey, entre otros. También ejercitamos a mujeres de todas las edades, entre ellas víctimas de violencia de género”, explica  Mateo,  quien funge como director general del programa.

Amplía el también profesor deTaekwondo, que esta es una de las artes marciales tradicionales de Corea, “enseña no sólo las habilidades físicas de pelea, sino las diferentes formas para realzar nuestro espíritu y nuestra vida a través del entrenamiento del cuerpo y la mente. Actualmente, se ha convertido en un deporte global, que ha ganado reputación internacional y se encuentra entre los deportes oficiales de losJuegos Olímpicos”, resume.

-En el caso de una mujer agredida, o amenazada, ¿puede utilizar esta disciplina para defenderse?

“De eso se trata, de aprender a defenderse, no de agredir. Esta es una actividad para la supervivencia frente a situaciones extremadamente difíciles. Se debe neutralizar al enemigo que está intentando causarle daño. Pero, también ayuda a adquirir paz permanente, con un crecimiento armonioso, porque adiestra la forma correcta de utilizar todas las partes del cuerpo para detener a quien la ataca.Esta es la razón por la cual se puede decir que el Taekwondo es una forma de vida, puesayuda a construir un mundo más pacífico”.

No son “almas perdidas”…

En República Dominicana se debate controversialmente el tema de los menores que incurren en delitos, cuyas estadísticas se incrementan cada año. El estudio realizado porla Procuraduría General de la República y la Universidad Iberoamericana (UNIBE), titulado: Autopercepción de Factores Causales de la Delincuencia en Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal en la República Dominicana, refleja cómo el trabajo infantil, la carencia de oportunidades educativas, los problemas familiares y la deserción escolar, constituyen primeras causas por las cuales se producen estos actos delictivos. 

Hugo A. Ysalguez alerta en su artículo titulado Ley del trabajo Infantil, publicado en El Nacional, en marzo del pasado año, que aunque la nación es signatariade la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño desde el 29 de septiembre del 1991, “las diferentes formas de oficio ponen en riesgo el derecho de los menores, los trabajos en mercados, el acto de pedir en las calles y limpiar zapatos les roba la infancia al 13% de los niños dominicanos de 5 a 13 años”, señala. 

Pero, para Mary Flor Vargas, en su labor como coordinadora del Programa,siempre “habrá una esperanza para el futuro a quienes deambulan en busca de un futuro incierto y delinquen con tal frecuencia, que esto tiende a ser su medio y modo de vida, hasta que aparece algo o alguien que les muestra la verdadera salida”, afirma y añade:

“Nuestro proyecto integra sobre todo la responsabilidad social, en colaboración y con el apoyo de las Juntas de Vecinos, enfocado en el propósito de promover y difundir la práctica  del Taekwondo como deporte, disciplina y estilo de vida en los niños, niñas y adolescentes de la comunidad”. 

Mateo interviene para resumir que “ejercitar a menores mejora su estilo de vida y  condición física. Durante la última década los barrios más pobres del país han sido objeto de intervención social, policial y urbana por parte del Estado. Con ello, se han puesto en el debate y en la preocupación pública las difíciles condiciones de vida que enfrentan los menores”.

Narra las muchas peripecias que deben realizar para que el proyecto funcione, pues no siempre las experiencias son satisfactorias en la búsqueda de apoyo: “En este tiempo que llevamos  trabajando, unos cinco años, hemos enfrentado experiencias indescriptibles. Fíjese que lo primero es captarlos y ofrecerles la oportunidad de  practicar Taekwondo; convencerles del cambio y explicarles que en un futuro ellos pueden ser los representantes del deporte dominicano, tanto en el ámbito nacional como internacional. 

“A lo anterior prosigue identificar espacios de recreación de las comunidades, ya sean escuelas, calles, casas, organizaciones, clubes, iglesias. Y sucede que a veces los responsables de apoyarnos nos dicen que esos pequeños ¨son almas perdidas¨, que no pueden cedernos los espacios para esa actividad, porque su estabilidad peligra. Mire usted que triste reflexión sobre alguien que puede cambiar su vida, aunque haya tenido una niñez plena de hechos delictivos. Entonces, tenemos que volver sobre nuestros pasos hasta hallar un sitio donde trabajar con ellos. Así es como hemos ido avanzando”, puntualiza.

Alcanzar todo el territorio nacional

Poco a poco el propósito de Mari Flor Vargas Renee Mateose ha ido abriendo paso; aunque aún distan de alcanzar el preciado sueño de que el programa se implemente en todo el territorio nacional. 

“Hasta la fecha hemos logrado crear grupos de niños, niñas y adolescentes en las comunidades  de barrios marginales del Distrito Nacional, e insistimos en contar con el apoyo de las diferentes áreas sociales, culturales, deportivas, educativas y cristianas, porque no son para nada almas perdidas, sino seres que requieren otras condiciones para tener otro futuro, otra vida”, concluye Mateo.  

Nota:Un grupo de mujeres de diversas edades practica Taekwondo en este centro, muy temprano en la mañana o al anochecer, según sus horarios laborables y la atención a hijos e hijas. Algunas de ellas expresaron a SEMlac; SemMéxico que realizaban estas prácticas para sentirse protegidas, no solo ante la violencia intrafamiliar de la que en algún momento han sido víctimas; sino para preservarse en las calles, donde los asaltos continúan alarmando a la población. Una de ellas, quien confesó haber sido violentada por su expareja, prefirió no contar sus memorias, porque “son desgarradoras”, dijo, pero confesó que esta ejercitación le ha dado una nueva perspectiva en su vida. 


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS