Internacional

Avergüenza situación de mujeres y niñas en zonas rurales del mundo

• Inicia sesiones la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Nueva York

2018-03-12 19:55:53 Leído : 428 veces.
• Representantes de 190 países y de 10 mil organizaciones se dan cita en sede de la ONU

Soledad Jarquín Edgar, enviada.

SemMéxico, Nueva York, 12 marzo 2018.- Geraldine Byrne Nason, presidenta de la sexagésima segunda Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (62 CSW), afirmó que los datos muestran que las mujeres y niñas que viven en zonas rurales están muy rezagadas, la violencia les afecta de forma desproporcionada, así como la pobreza, el cambio climático y el hambre, “situación que a menudo nos avergüenza”.

Al inaugurar la 62 CSW, en la que participan unas 8 mil personas, la mayoría mujeres, la embajadora irlandesa reconoció que esa vergüenza inspira para buscar heroínas, pues ellas han luchado en sus propias comunidades para acabar con la pobreza, el hambre y la injusticia. A esas mujeres y niñas debemos empoderarlas, urgió.

Ya hemos hablado suficiente; es el momento de los debates que pueden ser promesas a largo plazo, pero ahora se requieren respuestas inmediatas, resultados para esas mujeres. Vamos a hacer la diferencia, planteó.

Ante representantes de más de 190 países y de unas 10 mil organizaciones de la sociedad civil, Geraldine Byrne Nason, expresó breves palabras en irlandés, para dar la bienvenida a las asistentes representantes de los gobiernos y, de manera especial, a las integrantes de diversos grupos, “dinámicos y enérgicos” que han venido a participar de diversas partes del mundo.

“Su pasión, compromiso y energía nos dan vida y ayudan a garantizar que nuestras deliberaciones no permanezcan en el sótano de este edificio de la ONU”, dijo para luego agregar que su trabajo es un respaldo para este organismo en los lugares de donde provienen.

Como estaba previsto y mientras cientos de representantes gubernamentales, de organizaciones civiles y periodistas seguían acreditándose ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la sesión inaugural empezó en punto de las 10:00 horas, con la intervención de la embajadora irlandesa, en su calidad de presidenta de la 62 CSW.

Geraldine Byrne Nason destacó que en estos diez días se trabajara para ofrecer resultados concretos y que no trascienda solo como un evento de la ONU: “Trabajaré sin descanso”.
Queremos asegurarnos de que los resultados de la 62 CSW impacten directamente en la promoción de los derechos humanos de todas las niñas y mujeres de todo el mundo, reiteró.

“Nunca me canso de decir que la CSW nos ofrece una oportunidad única. No lo desperdiciemos. Tenemos una obligación moral de resolver, de hacer más y hacerlo mejor”, continuó durante su discurso inaugural.

Aseveró que en la CSW serán honestos, al reconocer las deficiencias y fallas que se han tenido para garantizar los derechos de las niñas y mujeres, y que está dispuesta a impulsar con determinación el cumplimiento pleno y efectivo de los mandatos de la Plataforma de Acción de Beijing.

Vengo de una pequeña isla

Geraldine Byrne Nason recordó que viene de una pequeña isla en el salvaje océano Atlántico y que está acostumbrada a luchar y a enfrentar los desafíos: “Tenemos resiliencia como parte de nuestro ADN”.

Se refirió a los dos temas que este año serán examinados en la 62 CSW: los Desafíos y las oportunidades para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas rurales. Al respecto, apuntó que su país tiene uno de los porcentajes más altos de toda la Unión Europea de mujeres que viven en áreas rurales, con más del 37 por ciento.

“Sabemos lo que se siente. Se ha dicho que la Irlanda del siglo XXI disfruta de una imagen del primer mundo, pero conserva una memoria en bruto de país en desarrollo. Muchos de los desafíos para las mujeres y las niñas rurales, la escasez de alimentos, la migración, la inseguridad y la falta de educación definieron a las mujeres y niñas rurales en mi país hasta hace menos de 50 años”, recordó.

La diplomática continuó con su exposición: “Sin embargo, esas mujeres y niñas rurales también ayudaron a construir nuestra sociedad y nuestra economía modernas. Se convirtieron en agentes de cambio inigualables en mi país. Espero eso en muchos otros países. Nuestro trabajo en las próximas semanas se enfocará en los más rezagados”.

Persuadió para que mujeres y niñas que viven en las zonas rurales estén “en el corazón de nuestro trabajo para mantener la paz y el desarrollo”, pues sin ellas, no habrá posibilidad de éxito. Por tal motivo, aseguró: “No vamos a dejar a nadia atrás. No haremos compromisos en el papel, haremos recomendaciones orientadas a la acción de legisladores y políticos, tanto en el ámbito nacional como internacional”.

“Durante los próximo diez días estaremos ocupadas porque también haremos recomendaciones sobre cómo aprovechar el vigésimo quinto aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que se celebrará en 2020, encaminada a acelerar la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas”, anunció.

Gerardine Byrne Nason declaró que este es el momento clave para continuar y para hacer realidad los derechos de todas las mujeres y niñas: “Trabajemos juntos para garantizar que la discriminación contra las mujeres y las niñas sea historia del pasado, y que nuestras niñas crezcan hoy en un mundo que les permita prosperar y vivir plenamente”, dijo en francés.

Por último, recordó a una de sus autoras favoritas, Iris Murdoch, quien dijo: "Creo que ser mujer es como ser irlandesa… Todo el mundo dice que eres importante y agradable, pero te llevas el segundo lugar todo el tiempo". Luego, agregó: “Como presidenta de la CSW, les digo: se acabó el tiempo. Ya no ocuparemos el segundo lugar”.

Legado dañino, patriarcado y discriminación: Guterres

En la sesión inaugural, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, expresó que el patriarcado y discriminación, en un mundo dominado por hombres, han dejado un legado dañino, y que las actitudes y estereotipos sexistas siguen presentes; incluso, en organizaciones internacionales como la ONU.

En cuanto a las brechas de desigualdad, destacó que las mujeres ocupan menos del 30 por ciento de los empleos de investigación y desarrollo en el mundo, en tanto que en la diplomacia, solo son el 20 por ciento de embajadoras, por lo que instó a revertir esas estadísticas.

Puntualizó que por primera se ha alcanzado la igualdad en el número de puestos del grupo de alta dirección de la ONU. Para 2021 se logrará entre el personal de categorías superiores y en 2028 en todos los niveles, prometió. Mencionó el compromiso con tolerancia cero al acoso sexual y que se mejorarán los mecanismos para su denuncia.

SEM/sje/la/gl


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS