Elecciones 2018

No cesa la violencia política contra las mujeres en Yucatán

• Partidos no cumplen con paridad

2018-02-08 17:06:05 Leído : 449 veces.
• Declinación de candidatas del PAN

SemMéxico, Mérida, Yuc., 8 febrero 2018.- A pesar que la nueva Ley de Paridad indica que todos los partidos políticos deberán registrar el mismo número de candidatas y candidatos para las alcaldías y diputaciones locales y federales, en Yucatán la violencia política de género no ha cesado.
El pasado martes, Mariana Cruz Pool, quien el 31 de enero se inscribió ante el Comité Estatal del Partido Acción Nacional (PAN), como precandidata a la alcaldía de Motul, declinó de manera pública a dicha postulación, debido a diversas amenazas que recibió por parte de los propios dirigentes panistas.
En una carta que publicó en su cuenta de Facebook, Cruz Pool señaló que, a partir de su registro, fue víctima de presiones, negativas y amenazas de personas que “han corrompido y secuestrado el partido”.
Fuentes cercanas a la exprecandidata indicaron que las amenazas dirigidas a ella tenían como objetivo postular a Luis Maldonado Casanova, exdirector de Salud del Ayuntamiento de Motul, como el candidato para la alcaldía del municipio.
En su carta, Mariana Cruz expuso que: “Ante cualquier persecución política, acoso o violencia sobre mi persona, la de mi familia, mi patrimonio y negocios, me veré obligada a denunciar ante las instancias correspondientes, existe la ley que protege mis derechos”.
Además de declinar la precandidatura, Cruz Pool destacó que se alejaría del partido mientras permanezcan los dirigentes que “anteponen el beneficio personal” al de los panistas y de la ciudadanía en general.
“Mi dignidad y la de mi familia no tiene precio, el municipio no es un botín donde se pueda negociar la dignidad de la persona… Mis aspiraciones van más allá de un puesto y un sueldo, mis aspiraciones son servir y mejorar la ciudad y de hacerlo de manera honesta, transparente y responsable”, redactó.
Ante la noticia, la diputada federal Kathia Bolio Pinelo declaró en sus redes sociales que, actualmente, las militantes del PAN en Yucatán están viviendo escenarios donde el mismo partido les impide tener presencia en la política.
“Ante los hechos ocurridos en el panismo de Motul y las advertencias reiteradas que he recibido junto con otras compañeras mujeres de que no hay espacios de participación de mayoría, en base con la competitividad y rentabilidad electoral para respetar y dignificar la paridad de géneros”, acusó.
En la misma publicación, Bolio Pinelo expresó su solidaridad hacia Mariana Cruz Pool, por la forma “lasciva y denigrante” con la que la obligaron a declinar del puesto que estaba buscando, resaltando que muchas de las militantes del PAN Yucatán han sido enviadas a competir a distritos “que nadie ha querido tomar”.
“Muchas (compañeras del partido) me han manifestado que no pueden manifestarse por el temor que tienen a perder lo poquito que les quieren dar o terminar de quedar descalificadas por quienes hoy detentan el poder y deciden… No puedo quedarme callada, y tampoco tengo miedo a perder una diputación local”, explicó.
Además de Mariana Cruz Pool, otras aspirantes han declinado. El 5 de febrero, Olga Moguel Pereyra, quien buscaba la candidatura independiente para la diputación local del Distrito II, se retiró de manera pública de dicho proceso, debido a los obstáculos que las mismas autoridades electorales han impuesto a las y los ciudadanos sin partido.
Destacó que uno de los principales impedimentos para lograr la candidatura independiente es el número de firmas de apoyo que se deben reunir, ya que el requisito para competir por ese distrito eran cinco mil 713 firmas, de las cuales solo consiguió 265.
“Las y los aspirantes a candidaturas independientes no recibimos ni un peso de presupuesto público y aun cuando actuamos con nuestro propio dinero y el de los donativos de amigos y familiares, debemos someternos a limitaciones que lucen absurdas… No podemos auto aportarnos más del 10 por ciento del tope de campaña establecido”, dijo.
Entre otras dificultades que la empresaria enunció, se encuentran el escaso tiempo y plazos “perentorios” para informar a las autoridades de las actividades planeadas y su logística, al igual que los ingresos, egresos y todo cambio que se presenta hacer.
Manifestó también que la obligatoriedad de usar dispositivos electrónicos para recabar las firmas de apoyo hace que el proceso resulte “discriminatorio” y “elitista”, al implicar el uso de teléfonos celulares o tabletas, a los cuales no toda la ciudadanía tiene fácil acceso.
Aunado a estas declinaciones, fuentes cercanas a Margarita Torres Sansores, quien aspiraba a la candidatura independiente por la gubernatura del estado, mencionaron que la ciudadana tuvo que retirarse de la contienda, ya que fue receptora de diversas amenazas y problemas legales por haberse postulado.
SEM/lc/gl




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS