Internacional

Voces feministas en la televisión argentina

Feministas alzan su voz en espacios de comunicación masiva

2018-01-31 13:30:57 Leído : 1555 veces.
Denuncias de acoso y abuso sexual ante dichos machistas

SemMéxico, Buenos Aires, Arg., 31 enero 2018.- “De nuestros temas solo se encargan los medios marginales, nena”, comentaba a esta corresponsal en el 2003, la feminista luchadora por la legalización del aborto, Dora Coledesky (1928-2009). Luego de 15 años, algunas situaciones marcan la diferencia.


En estos días, algunos programas de televisión dieron lugar a referentes del feminismo, con el fin de polemizar sobre acciones y dichos machistas de personajes reconocidos del espectáculo argentino. Sea por necesidad de informar a la sociedad acerca del verdadero sentido del feminismo, sea por estrategia de los medios para discutir sobre aspectos que siquiera son discutibles, lo cierto es que el feminismo ingresó —al menos ahora— a la pantalla chica.


Sucede que muchas voces hoy se animan a romper el corset tenebroso que las callaba, y así como el #MeToo se instaló en otros países, en estas pampas también se vienen dando muestras que las mujeres no se callan más. En este tiempo ruptor, las mujeres han salido a repudiar el acoso de periodistas, conductores de televisión, galanes de telenovelas, dichos condenables como el de Cacho Castaña, quien afirmó: “Si la violación es inevitable, relájate y goza”.

La investigadora y docente Claudia Laudano sostiene ante SemMéxico, que “El proceso de denuncias de acoso y abuso sexual en los medios de comunicación se inició a fines del año pasado, y se incrementó este verano a partir de las declaraciones de un personaje de la farándula quien impunemente se refirió a situaciones de abuso sexual en tono jocoso, sin percibir que ya no hay lugar para fanfarronear de ese modo”.

Sin duda, este proceso de denuncias que se viene dando posee “larga historia en el país en productos, formatos periodísticos y otros lindantes con la ficción, como los talk shows, pero —sobre todo— se ha fortalecido con los espacios públicos de discusión feministas y en los encuentros nacionales de mujeres, tanto como en las redes sociales”, apunta la investigadora.


Expuso que el caso de la actriz Araceli González, quien había comentado en su programa televisivo: “No soy feminista. Las respeto muchísimo, pero tengo un hijo varón precioso y un marido hermoso, y respeto mucho a los hombres también”. Estas ideas aportaron “al malentendido que demoniza a las feministas como ‘odiadoras’ de hombres”, lamentó.

Las respuestas fueron inmediatas, espontáneas. Se organizó el hashtag #SoyFeminista, en Twitter, donde se registraron múltiples relatos de autodefinición feminista en la actualidad, muchos en clave genealógica, que lo convirtieron al feminismo en trending topic, por más de siete horas, relata Laudano.


“Esta acción singular, no planificada, de la que participaron más de 20 mil cuentas en la plataforma, está teniendo repercusiones en los medios de comunicación; en particular, en espacios no habituales para voces feministas, donde se les invita a exponer respecto de acoso y abuso sexual, de feminismo y —en sentido amplio— de violencia hacia mujeres”, destaca la especialista.


Por último, Laudano también se enfoca sobre la importancia de la presencia feminista, sostenida durante décadas en diversas instancias del espacio público: “Ha generado la circulación de información, demandas y posicionamientos públicos en las redes sociales que están al alcance de nuevas generaciones, con chicas y jóvenes que ampliaron su umbral de indignación ante situaciones de acoso sin temor a denunciarlo.”

“En estos momentos, existen mejores condiciones para ser escuchadas y sus relatos creídos, aunque todavía quedan ciertas posiciones que las desvalorizan […] Resulta muy provechoso lo que está ocurriendo en estos momentos, de cara a la organización en marcha del Paro mundial para el día internacional de las mujeres, que se realizará el próximo 8 de marzo”, concluyó.

SEM/nl/gl


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS