El Desastre de Maloro

Mujer y Poder

2018-01-26 15:29:12 Leído : 504 veces.
Los y las hermosillenses no dejan de gritar su inconformidad por su actuación al frente del municipio

SemMéxico, Hermosillo, Son., 26 enero 2018.- El día de hoy, Manuel Ignacio Acosta, mejor conocido como “el Maloro”, solicitó licencia ante el Cabildo de Hermosillo para buscar la candidatura al Senado de la República.

Su decisión obedece, según él a su deseo de “seguir sirviendo a los sonorenses”. Pero resulta que los y las sonorenses, al menos los hermosillenses, no deseamos tener representantes populares o funcionarios como él, y la prueba está en las constantes críticas que se escuchan sobre su administración, no solo en los medios sino en las calles… de todas las colonias de la capital sonorense.

Hoy mismo se llevaron a cabo algunos sondeos en la capital del Estado y Maloro deja muchos pendientes en la comunidad, pero sobre todo, en materia de seguridad pública. En general, hay un gran –y creciente- descontento hacia su quehacer por el abandono, en general, de Hermosillo.

Por si fuera poco, recientemente a raíz de un investigación periodística en donde se detectaron actos de corrupción en algunas dependencias federales (unas más..), aparece el nombre de Maloro como uno de los involucrados en el desvío de recursos. No solo eso, sino que ayer mismo, vergonzosamente apareció en el portal de la Revista Proceso, en un artículo que denuncia su participación en la “Estafa Maestra”, en donde se desviaron 447 millones de pesos (link de la nota): http://www.proceso.com.mx/520015/alcalde-del- pri-en- hermosillo-involucrado- en-la- estafa-maestra- buscara-candidatura- al-senado. No es cosa pues, de que aquí lo critiquemos por motivos políticos.

Como si fuera un premio más a la corrupción e impunidad que privan en el país, Maloro buscará la Senaduría y no motivado por el ánimo de “seguir sirviendo a los sonorenses”, sino más bien por la urgencia de contar con fuero constitucional al menos por seis años más y evadir la acción de la justicia. Pero en Hermosillo, los ciudadanos podemos hacernos justicia no votando por quien luego de tantas promesas en campaña, deja un terrible desastre en la ciudad.

El hampa, como nunca, se hace presente en todo momento y en todo lugar desde su arribo a la alcaldía. La policía municipal, se corrompió aún más; el incremento a impuesto y pago de servicios municipales, tiene muy molestas a las familias hermosillenses. Aunado a ello, dejó muy clara su incapacidad para gobernar y en cambio, no deja una sola obra útil para la capital que enfrenta serios problemas en varios rubros como agua; alumbrado público; pavimentación; seguridad pública; áreas verdes; esparcimiento y cultura; entre otras problemáticas en varias colonias de la capital.

¿Con qué cara pedirá el voto para ser Senador, si acaso se ve favorecido con la candidatura? Los hermosillenses estamos hartos de corrupción, impunidad e ineficacia, características que concentra en mucho Manuel Ignacio Acosta. El PRI estatal, debiera reconsiderar esa posibilidad ante la crítica y el malestar ciudadano o tal vez, no han realizado sondeos legítimos entre la población que ha tenido que enfrentar a diario la inseguridad que va desde machetazos hasta ejecuciones estilo narco que hemos padecido últimamente. Y qué decir de las constantes agresiones a mujeres víctimas de violencia en el hogar y en las calles. ¿Acaso hay políticas públicas eficientes en estos temas? No. No los hay. No hay eficiencia ni en Maloro ni en su equipo dentro del municipio.

Ya veremos si lo favorece el voto, porque en Hermosillo es seguro que no ganará, con todo y que su compañera de fórmula -según dicen en redes sociales y algunos oficiosos-, sea nada más y nada menos que Sylvana Beltrones.

Flaco favor le hace a quien también aspira a un escaño en el Senado. Del Maloro coloquial, pasó a ser el Malora y terminó por demostrar que es el Malandro. Al tiempo.


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS