Mujeres

Estructura patriarcal impide ejercicio del poder a mujeres, señala estudio

Al Estado no le interesa proteger a presidentas municipales de la violencia política

2017-12-13 13:25:11 Leído : 752 veces.
Sólo en el PRD “reconocen la violencia política, el resto no, dicen que a ellas no les pasa”

SemMéxico, 13 diciembre 2017.- En México, a nivel federal al Estado no le interesa proteger a las presidentas municipales víctimas de violencia política, sobre todo en zonas indígenas, porque aún se vive en la estructura patriarcal donde ejercer el poder sólo es bien visto si lo hacen los hombres, menciona Paulina Mendoza Castillo de la Asociación Investigación, Análisis y Propuestas en Derechos Humanos.

Es una de las conclusiones a las que llega, luego de hacer un análisis comparativo entre la violencia política que han vivido dos presidentas municipales, una regidora y una diputada del estado de Chiapas y las mujeres secretarias de cinco partidos políticos en la Ciudad de México.

Para que estas dos presidentas municipales pudieran ejercer el poder, sus casos han tenido que llegar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y a pesar de que el dictamen salió a favor de ellas, no logran ejercer al 100 por ciento.

En esta investigación titulada Avanzando Contracorriente, Mendoza Castillo explica que entrevistó a las presidentas municipales de Oxchuc y Chenaló, Chiapas, María Gloria Sánchez y Rosa Pérez, respectivamente, así como a la regidora del municipio de Chalchihuitan del mismo estado quienes explicaron a lo que se han enfrentado al estar en un cargo de elección popular.

Mientras que para la Ciudad de México aplicó entrevistas a las titulares de las Secretarías de la Mujer de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Laura Arellano Gilmore; Verde Ecologista de México (PVEM) Erika Blanco Dorantes; Acción Nacional (PAN),América Alejandra Rangel Lorenzana.

En Movimiento Ciudadano (MC) entrevistó a Patricia Barragán; de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Guadalupe Juárez Hernández; Nueva Alianza (PNAL) Violeta Tamara Miranda Martínez y Revolución Democrática (PRD), Cecilia Olivos Santoyo.

Durante las entrevistas se percató que sólo en el PRD “reconocen la violencia política, el resto no, dicen que a ellas no les pasa”, menciona Mendoza Castillo.

Otro de los hallazgos de esta investigación es que las mujeres entrevistadas en el estado de Chiapas son las que “más fácilmente identifican la violencia política”.

El hecho de que las mujeres de Chiapas tengan más claridad en cuanto a la violencia política se lo atribuye a que “ellas lo han vivido desde su cosmovisión en sus Usos y Costumbres, porque éstos les han limitado pasar por todo un proceso de servicio” para poder llegar a un puesto de elección popular.

Ante esta situación las mujeres han optado por contender a cargos de elección popular a través de partidos políticos que es ahí donde medianamente se les garantiza su participación.

Hay que recordar que en el estado de Chiapas se sentó precedente durante el proceso electoral de 2015, pues los partidos políticos no habían cumplido con la paridad de género, por lo que 11 días antes de las elecciones el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) les ordenó cumplir con este precepto.

Paulina Mendoza menciona que esta investigación independientemente del color o ideología de su partido, las mujeres políticas coinciden que el trabajo y esfuerzo conjunto es fundamental para garantizar los derechos humanos de las mujeres, así como alentar y preparar a las nuevas
generaciones para ejercer sus derechos políticos.

Considera que la preeminencia de estos valiosos testimonios reside en la forma en que las protagonistas señalan las herramientas y propuestas que les han permitido continuar su trayectoria política, en donde, lejos de definirse como víctimas, se reconocen como mujeres capaces, con fortalezas para enfrentar la política con política y continuar avanzando, aún contracorriente.

SEM/oa/lr




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS